Si has llegado hasta aquí es que probablemente te interese todo el mundo del lettering, un ámbito que a pesar de haberse puesto de moda últimamente, ya cuenta con adeptos desde hace mucho tiempo. Esta disciplina, que forma parte ahora de una vorágine de fans, puede ser confundida muchas veces con la tipografía y la caligrafía. ¿Te gustaría saber exactamente en qué se diferencian y qué es qué? Lo analizamos en nuestro post. Además, recuerda que si te apasiona este sector, en nuestro centro podrás encontrar Cursos de Artes Gráficas.

¿Qué es el lettering?

Si eres del mundo del diseño gráfico, el marketing, la publicidad o el branding, probablemente conozcas la importancia de encontrar la tipografía perfecta. Una letra que, además de ser bonita, transmita y refuerce el mensaje que se quiera transmitir.

Sin embargo, esta tarea no es como coser y cantar, y en algunas ocasiones, encontrar la tipografía que se ajuste a lo que queremos no es para nada fácil. Y, cuando este ocurre, el arte del lettering puede ser nuestra salvación.

El lettering se refiere al arte de dibujar las letras. Aunque ahora haya recuperado su éxito, su gran “boom” se considera que tuvo lugar en la época del Googie (en los Estados Unidos de los años 30 y los 60).

También conocido como el arte de la rotulación, la definición de lettering sea clara, aun son muchas las personas que confunden esta disciplina con otros conceptos como el de la caligrafía o el de la tipografía. Aunque el sufijo nos indica que estos dos últimos también se relacionan con las “letas” o “grafías”, no son lo mismo.

¿Qué diferencias hay entre lettering, tipografía y caligrafía?

¿Quién no sabe qué son la Comic Sans MS, la Times New Roman o la Arial? ¡Claro! Son de las tipografías más conocidas y reconocidas dentro y fuera del mundo de las artes y el diseño gráfico. ¿No es lo mismo que el lettering? ¡No! Veamos a continuación en qué se diferencian estas tres disciplinas.

¿Qué es la tipografía?

Una tipografía es un estilo o tipo de letra que se puede elegir para redactar un texto o hacer un diseño. Son, como comentábamos anteriormente, los diferentes estilos de letra que elegimos en los editores de texto o de fotografía. Entre las más famosas encontramos nombres como Arial, Calibri o Helvética.

También podemos definir como tipografía los caracteres alfanuméricos que cuentan con una serie de características de diseño en común. Por ejemplo, todas son redondeadas, tienen el mismo grosor o la misma altura y se incluyen en un mismo documento o archivo con extensión OpenType o TrueType, que nos permite añadirlos en nuestro catálogo de tipografías.

Asimismo, hay personas especializadas en el diseño de tipografías, con lo que la tipografía también se podría considerar como un ámbito de especialización que consistiría en el arte de diseñar números, letras y otros caracteres alfanuméricos.

¿Qué es la caligrafía?

¿Quién no se acuerda de los famosos libros de caligrafía que nos compraban en verano o las fichas que nos llevábamos de pequeños a casa para practicar caligrafía? Y es que, a diferencia del lettering o de la tipografía, la caligrafía se podría definir como el arte de escribir las letras.

Hablar de caligrafía es hablar de nuestra manera de escribir las letras en pocos trazos. A diferencia de la tipografía o el lettering, la caligrafía no se suele pensar, se forma con trazos que hacemos de manera automática. Sin embargo, sí que es cierto que existen ejercicios de caligrafía que nos permiten practicar nuestra escritura y corregir algunos trazos que hacen que nuestra caligrafía no sea entendible.

Tipos de lettering

Según la manera en la que dibujamos, podemos encontrar que existen diferentes tipos de lettering. Veamos a continuación cuales son los diferentes estilos más conocidos y practicados del momento.

1-. Brush lettering

El tipo de lettering más famoso del momento es el brush lettering. Quizás pro su parecido con la técnica de practicar la caligrafía, el brush lettering permite realizar trazos largos y curvos y como su propio nombre nos dice, suele practicarse con pinceles o rotuladores con punta de pincel.

En este tipo de dibujo utilizamos trazos ascendentes (apenas sin apoyar el pincel para conseguir trazos finos) y trazos descendentes (apoyándolo para crear trazos gruesos y contundentes).

2-. Chalk lettering

El chalk lettering es un tipo de rotulación de moda por remitir a un estilo vintage y llamativo. Se caracteriza por el uso de la tiza y suele practicarse sobre pizarra. Aún así también puedes practicar el chalk lettering en cuadernos con cartulinas negras y sustituyendo el uso de la tiza por rotuladores blancos o con tinta metálica (plateados o dorados).

Los dibujos de las letras pueden ser con varias formas, priorizando estilos alargados y sumando adornos, listones u otros elementos que le den fluidez, ritmo y balance a unas creaciones que “sobresalen” de su fondo oscuro.

3-. Hand lettering

Lápices y bolígrafos son las principales herramientas que nos permiten trabajar el hand lettering. Otro tipo de lettering que, sin embargo, nos permite usar otros materiales o herramientas para practicar. La gracia de este tipo de rotulación es que nos permite mezclar diferentes estilos, creando y dibujando a mano libremente las letras que más nos gusten o se ajusten a nuestra idea.