Una tipografía es un elemento del diseño gráfico imprescindible. Con ella transmitimos nuestros pensamientos, mensajes o palabras. Por ello, si tu pasión son las artes gráficas, debes conocerlo todo sobre las tipografías: cuántos tipos existen, qué transmite cada uno de ellos, cómo elegir el mejor… ¿Te interesa este ámbito? ¡Genial! Hoy te presentamos la guía completa sobre la tipografía. Además, recuerda que en nuestro centro podrás estudiar artes gráficas. Descubre el curso que mejor se adapte a ti y pide información sin compromiso.

Tipografía: ¿qué es?

Del griego “typos” (huella, marca o golpe) y “graphia” (escritura) nace el término que nos ocupa hoy: tipografía. Famosísima por su poder en las artes y el diseño gráfico, este concepto podría describirse como la técnica de usar y seleccionar “tipos” para crear trabajos de impresión.

Ideados por el alemán Gutenberg, en el siglo XV nacieron los tipos de metal, en los que se grababa la forma de cada letra para “golpearla” con tinta encima del papel. Ello fue lo que dio paso a la escritura por golpes o, tal como conocemos hoy en día, la tipografía.

¿Son lo mismo la tipografía y la fuente? No, y la respuesta a la pregunta la encontramos de nuevo en la etimología de las palabras. Por su parte, fuente proviene del latín “fundtus”. Significa fundido y hace referencia al metal fundido que se usaba para crear cada tipo. Así, la fuente sería el conjunto total de tipos de las mismas características.

Tipografía: características propias

Hoy en día. prácticamente todos somos capaces de determinar algunas características definitorias de las tipografías. Sin embargo, cada tipo está compuesto por muchas partes, o características, que conforman el total de la fuente. Vemos algunas de ellas a continuación.

  • Serifa o remate. Cada tipografía es un mundo y tiene unas características propias. La serifa o el remate de cada letra es, por ejemplo, una de las formas que la definen y hace referencia al trazo o terminación de la forma de cada letra.
  • Astas. La asta es la parte más importante de cada letra, o la parte más irreductible. Sin embargo, también podemos encontrar la asta montante, que serían las astas oblicuas como en L, V o A; la ondulada (S) o la transversal (H, t, f o A).
  • Altura de la x y de las mayúsculas. Son otras de las características de la tipografía y hace referencia a la altura de las letras de caja alta y las letras de caja baja.
  • Ascendente. Es la parte de una letra que sobresale por encima de la altura x (caja baja) por ejemplo de la b, la k o la d.
  • Descendente.Al contrario que el ascendente, sería la parte que se encuentra por debajo de la línea base, como pasa por ejemplo en p y g.

¿Cuántos tipos de tipografía debes conocer?

Si quiere dedicarte al diseño gráfico, es imprescindible que tengas un manejo completo de los tipos de tipografía que existen. así, además de conocer qué características las conformas, a continuación, te explicamos los principales tipos de fuentes.

  • Tipografías Serif

También conocidas como las fuentes con remate, son las tipografías con “adornos” que rematan los extremos de las líneas. Suele ser percibida como una tipografía seria, respetable, institucional y clásica. Gracias a sus remates o serifas, las líneas imaginarias que se crean debajo de las letras con serifa ayudan a guiar la lectura haciéndola más ágil y cómoda.

  • Sans Serif

Las tipografías de palo seco, también conocidas como tipografía sans serif, son famosas por no tener estos adornos. Es decir, los diferentes trazos que componen una letra u otras son constantes y no presentan remates. Esta tipografía se utiliza para transmitir seguridad, minimalismo, modernidad o neutralidad. Dan buenos resultados en diseños sencillos, con poca letra.

  • Redondeadas

Características por su forma redondeada, las tipografías rounded se utilizan en diseños frescos y que pretenden ser cercanos. También destaca su uso en proyectos infantiles por ser un tipo de tipografía desenfadada, informal y de proximidad al publico.

  • Tipografía script

La tipografía manuscrita ha tomado mucha relevancia últimamente. Su principal característica es que imita la caligrafía o letra manuscrita. Los primeros caracteres en la imprenta europea, precisamente, se basaron en una tipografía script: la fuente Gótica, una imitadora de la letra manuscrita de los escribanos.

Consejos para elegir la mejor tipografía

Si estás diseñando un proyecto en concreto en el que quieres incluir algún texto, deberás plantearte qué tipografía encajará mejor con el todo de tu diseño. Y es que, las tipografías, como hemos comentado anteriormente, transmiten emociones, estilos de vida, se asocian a nuestra identidad o no. Las hay redondeadas, angulosas, finas, modernas, agresivas, comprimidas… ¿En qué debemos fijarnos para seleccionar la mejor tipografía para nuestros diseños?

  • Extensión. Es determinante saber cuánto texto vamos a necesitar escribir. Si son textos largos, es mejor que optes por tipografías “cómodas”, por lo que no elegiremos letras que cansen, sino que faciliten la lectura. Elige tipografías más originales para títulos o subtítulos.
  • Audiencia. Es obvio que el público determina no solo el diseño, los colores o el mensaje. La tipografía también dependerá de la audiencia a la que nos vayamos a dirigir.
  • Soporte. No es lo mismo pensar en un formato impreso a tamaño A2 que un cartel publicitario.
  • Composición general. Dependiendo de la composición general que estés trabajando, algunas tipografías tendrán mejor encaje visual que otras.