91 005 91 27

El crudiveganismo es una forma de alimentación que excluye los productos de origen animal y los alimentos cocinados de cualquier forma y tipo. En una dieta crudivegana solo caben las frutas y verduras, frutos secos, legumbres, cereales, semillas, algas y aceites de origen vegetal. Asimismo, no es lo mismo el crudiveganismo que el crudivorismo, ya que en el caso que nos ocupa hoy, el primero, solo se incluye la alimentación vegetal cruda. En cambio en el crudivorismo, se consume cualquier tipo de alimento sin cocinar, tanto animal como vegetal. En este post te damos todas las claves para que entiendas esta forma de alimentarse y algunas ideas de menús crudiveganos. Además, recuerda que puedes convertirte en experto en nutrición en Esneca si te apasiona el sector de la alimentación y los hábitos saludables relacionados con la comida.

¿Qué es el crudiveganismo?

Es una forma restrictiva del veganismo en la que únicamente se emplean alimentos de origen vegetal crudos. Esto significa que no han sido sometidos a procesos de cocinado por encima de los 45º. Además de motivos filosóficos y éticos, los defensores de esta alimentación sostienen que tomar los alimentos sin procesar es la manera más natural de ganar salud.

¿Qué motivos pueden llevarte a optar por esta dieta?

Existen diferentes motivos por los que esta dieta tiene tantos seguidores:

  • Motivos de salud. Para los defensores de la dieta consumir únicamente vegetales crudos es la mejor forma de cuidar la salud.
  • Razones morales. Respeto por los animales, al evitar el consumo de carnes y otros derivados, principios que comparte con el veganismo.
  • Motivos ecológicos. Se evita el gasto energético empleado en la cocción y preparación de los alimentos.

Principios que rigen el crudiveganismo

En esta dieta se unen dos conceptos alimenticios: el crudivorismo y el veganismo. El primero aboga por el consumo de comida cruda, sin ningún tipo de preparación con calor. En el caso del veganismo se promueve una alimentación basada únicamente en alimentos vegetales.

Una dieta crudivegana elimina de la dieta todos los aditivos y alimentos procesados, sean o no saludables. Los cereales se consumen en su forma integral, sin refinar. Las legumbres se remojan previamente o incluso se dejan germinar.

Si te estás planteando seguir una alimentación de este tipo te recomendamos que consumas alimentos orgánicos, cultivados sin pesticidas ni productos fitosanitarios.

Beneficios que aporta el crudiveganismo a tu organismo

Los beneficios que promueve esta forma de alimentación son muchos:

  • Aumenta las defensas de tu organismo.
  • Te ayuda a bajar de peso, ya que los vegetales son menos calóricos que los productos de origen animal.
  • Previene el envejecimiento celular ya que los alimentos crudos son más saludables y no tienen azúcares añadidos.
  • Eleva la vitalidad y te aporta energía. Se destierran las grasas trans y solo se utilizan aceites vegetales.
  • Mejora las digestiones y regula el tránsito intestinal.
  • Evita los problemas relacionados con el aparato digestivo: gases, acidez, estreñimientos, diarreas.
  • Favorece el sueño reparador.
  • Disminuye los niveles de colesterol en la sangre al no llevar grasas trans ni azúcares añadidos.
  • Evita el consumo de carbohidratos refinados que aportan calorías con poco valor nutricional al organismo.

Al no estar cocinados evitarás la desnaturalización de los alimentos para consumirlos con todos sus nutrientes. Determinadas vitaminas de los grupos B y C se destruyen durante la cocción, así como algunas enzimas y muchos minerales. Esta situación no existe en el crudiveganismo.

Es una alimentación sana llena de proteínas vegetales y fibras que te mantendrá saciado después de cada comida. Además, te beneficiarás de todos los antioxidantes presentes en los alimentos de origen vegetal.

Pide información sin compromiso sobre nuestro Curso de nutrición y dietética online

Primeros pasos para convertirte en crudivegano

Si has decidido abrazar la filosofía crudivegana debes tener en cuenta algunos aspectos, especialmente si vienes de una dieta normal:

Revisa las calorías de tu dieta diaria

Las verduras y las frutas son ricas en agua y fibra, por lo que resultan muy saciantes. Pero eso no significa que estés cubriendo tus requisitos calóricos diarios. Toma frutos secos para sumar nutrientes en tu dieta y disfrutar de energía necesaria durante todo el día. Hacer el cambio sin tener en cuenta la cantidad de energía que necesitas en tu día a día podría ser contraproducente a nivel salud.

Suplementa tu dieta con vitamina B12

Si dejas de consumir productos de origen animal debes suplementar tu alimentación con vitamina B12 para evitar anemia o trastornos neurológicos asociados. Algunos productos, como las algas marinas, la espirulina y la chlorella son ricos en esta vitamina. Igualmente, consulta con tu nutricionista o médico de confianza cómo puedes equilibrar tu consumo de esta vitamina.

Cubre las necesidades de proteína

Como bien sabrás, el principal grupo de alimentos que nos aporta proteína es la carne. Sin embargo, si eliminamos los productos de origen animal, aún tenemos la opción de apostar por la proteína de origen vegetal. En este caso, las legumbres constituyen el principal aporte proteico en las dietas vegetarianas, veganas y crudiveganas.

Realiza exámenes periódicos de salud

Debes saber que la Organización Mundial de la Salud no recomienda seguir una dieta crudivegana. En este sentido, la OMS la rechaza por considerarla una opción insuficiente para estar nutrido correctamente. Por eso debes vigilar tu salud y hacerte analíticas de sangre de forma periódica. Consulta con tu médico si los índices están alterados, ya que puede ser consecuencia de tu alimentación.

Idea de menú crudivegano

Te proponemos un menú diario crudivegano para que te sirva de base. A partir de ahí podrás hacer las modificaciones necesarias en base a tus preferencias y a los productos disponibles en cada momento.

Desayuno

Porridge de avena con frutas y nueces

  • 1vaso de leche de almendras
  • ½ vaso de copos de avena
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 plátano
  • 1 puñado de nueces
  • 1 puñado de moras
  • Canela para espolvorear

Coloca la noche anterior las semillas de chía y la avena en un tarro de cristal y añade la bebida de almendras. A la mañana siguiente añade el resto de los ingredientes y espolvorea con canela a tu gusto. Puedes sustituir por arándanos las moras.

Comida

Ceviche de pepino

  • Pepino con piel
  • Zumo de lima
  • Hinojo y cilantro
  • Champiñones
  • Tomates
  • Aguacate
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal sin refinar y pimienta negra

Lava y trocea en dados el pepino, el aguacate y los tomates. Lamina los champiñones y pica muy menudo el hinojo y el cilantro. Aliña con el zumo de lima, el AOVE y la sal. Añade pimienta negra recién molida.

Aperitivos o cena

Te damos algunas ideas de aperitivos para tomar entre horas o para una cena ligera:

  1. Ensalada de algas, tomate seco, AOVE y sal
  2. Kale, sésamo negro, zumo de limón y sal.
  3. Humus, nueces, tomate seco y espinacas.
  4. Gazpacho de tomate, pepino y pimiento verde.
  5. Smoothie de sandía y manzana.
  6. Puding de chía y semillas de sésamo.

El crudiveganismo es un estilo de alimentación basado en la ingesta de vegetales y frutas crudas que te proporcionará salud y energía, siempre que lleves una dieta balanceada. 

Descubre nuestro Curso de Nutrición y Dietética Online