«Los negocios internacionales me quedan grandes, son solo para compañías gigantes ya establecidas». Estos son ejemplos de conceptos muy erróneos. Las relaciones comerciales entre países no son un concepto tan lejano para el emprendedor de nuestros días. De hecho, todo autónomo o empresa debería tener unas nociones básicas sobre cómo funcionan. ¿Te apasiona este ámbito? Conviértete en Técnico en Comercio Exterior con nosotros.

Cuando hablamos de relaciones comerciales internacionales, no solo tienes que imaginarte a una gran empresa exportadora. Ejemplos pueden ser también el pequeño emprendedor español que contrata a un diseñador web de Argentina. O una fábrica de marroquinería en España que ha decidido vender su línea de bolsos de piel en Alemania.

Como puedes ver, los acuerdos con otros países son algo que cualquiera puede necesitar, incluso tú en algún momento. Cada día que dejas pasar sin leer o formarte sobre negocios internacionales estás desaprovechando oportunidades muy rentables.

Top 5 de habilidades para los negocios internacionales

¡Déjanos contarte algo! Tanto si se trata de una gran corporación como de un solo individuo, las negociaciones que hagan con otros países se regirán por los mismos principios. Te hemos preparado este post para explicarte las habilidades más básicas.

Idiomas: inglés y español

Cualquier idioma que aprendas es una excelente aportación. Pero remarcamos especialmente estas dos lenguas. Más de la mitad del planeta habla inglés o español como lengua nativa o segunda lengua. En EEUU, por ejemplo, cada vez se hace más hincapié en el aprendizaje del español en las escuelas.

En tu caso, ya tienes medio camino hecho, pues sabes español. ¡Ahora aprende inglés! Dominar el inglés hablado y escrito de manera fluida es una de las mayores inversiones que puedes hacer en nuestros días. Sabiendo este idioma vas a poder hacer negocios con personas de todas las partes del mundo. ¡Tanto viajando como desde tu casa!

Conoce el valor de tus divisas

¡Y no necesariamente para volverte un experto de la bolsa! Sino para detectar oportunidades actuales de negocio. El valor del dinero fluctúa continuamente entre los países. Saber cuánto valen las monedas de diferentes mercados te permite optimizar costes y maximizar beneficios. ¿Quieres saber cómo?

Pongamos un ejemplo: imagina que tienes una empresa de desarrollo web y posicionamiento SEO dirigida a compañías noruegas que quieren entrar al mercado español. A ti te pagan según el coste de vida de Noruega, más elevado que el de tu país. A su vez, tú delegas la creación de la web a un buen diseñador en México. Tú le pagarás en euros, con mayor valor que el peso. Por lo que el cambio de divisa supondrá un salario muy decente para tu diseñador, y un coste asequible para ti.

Ahí tienes un ejemplo de cómo tus conocimientos de idiomas y divisas te han sido útiles para los negocios internacionales. Has aportado valor a empresas de diferentes países y ellos a ti.

Es un ejemplo a pequeña escala, pero similar a lo que han hecho las grandes marcas a lo largo de los años. Es la llamada deslocalización de la producción. Consiste en fabricar en mercados donde el valor de las divisas es más barato, para luego revender en países donde el coste de vida es más alto.

Aprende a quién comprar y a quién vender

La clave para ser exitoso en las exportaciones puede resumirse en estos dos conceptos:

– Vende a un país donde el producto que exportas sea necesario. Por ejemplo, vender una fruta a un país donde esta es difícil de cultivar por sus condiciones climatológicas. O vender ropa de abrigo a países donde hace frío.

– Que el país tenga un coste de vida elevado (que normalmente conlleva salarios más elevados). Si ese mercado tiene poder adquisitivo, estarán dispuestos a pagar por aquello que exportas.

¿Habías oído la expresión «Las mejores naranjas de Marruecos no se comen en Marruecos, sino en España»? ¿O la expresión «Las mejores naranjas de España no se comen en España, sino en Alemania»?

Pues son afirmaciones bastante acertadas. El mejor producto de un país es el que se exporta a otros países con mayor poder adquisitivo para rentabilizarlo.

Infórmate sobre las leyes de impuestos en otros países

Sabemos que no es lo más divertido. Pero deberías tener ciertos conocimientos sobre qué dice la ley del país con el que quieres tratar antes de establecer una relación comercial. Y sobre todo qué tipo de acuerdos y normativas existen entre ese país y el tuyo. Querrás saber todo lo posible sobre aranceles, aduanas, IVA, límites de facturación, etc. Te evitará sorpresas desagradables.

También te será útil conocer cómo funciona la creación de empresas o autoempleo en otros países. Nunca sabes si te interesaría trasladarte allí o montar una sucursal. Hay países mucho más amigables que otros para los negocios. Con impuestos más favorables.

Marketing digital

Es una de las herramientas más poderosas que tienes hoy en día para llegar a cualquier mercado extranjero. Te será útil tanto si vendes un producto como un servicio. Vas a necesitar una página web en el idioma del país al que quieres vender y campañas de posicionamiento para ese mercado.

Necesitarás una inversión para darte a conocer a través de Internet en otros países mediante acciones de marketing. Además, Internet te resultará útil para buscar oportunidades adquiriendo productos y servicios o asociándote con personas de otros países.

La globalización de los mercados

Sin duda Internet ha cambiado para siempre los negocios internacionales. Los detractores de la globalización afirman que está destruyendo empresas y puestos de trabajo por culpa de la competencia extrema. Sin embargo, también se están creando nuevos puestos de trabajo que antes no existían. La nueva generación se adaptará a los nuevos modelos de negocio.

Depende de cómo se mire, la globalización ha traído ventajas y desventajas.  Por un lado, ha fomentado la creatividad y la igualdad de oportunidades para personas de todo el mundo. Cualquiera desde casa puede ahora crear un negocio competitivo de la nada. Esto antes estaba reservado casi exclusivamente a quienes tenían un gran capital para invertir. Hoy un chico de la India puede estar montando una empresa online con un asociado de EEUU.

¿Te ha resultado interesante? Nuestro último consejo para negocios internacionales o de cualquier otro tipo: ¡nunca descuides tu formación! Te invitamos a aprender mucho más con nosotros.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies