91 005 91 27

El valor en aduana es uno de los conceptos más importantes del comercio internacional. A continuación, te explicamos en qué consiste y te ampliamos la información de los conceptos de comercio internacional más imprescindibles. Además, recuerda que si quieres formarte en este ámbito, en Esneca podrás especializarte en ello con nuestro Postgrado Experto en Gestión Aduanera.

¿Qué se entiende por valor en aduana?

Las mercancías que movemos, compramos o vendemos desde o hasta otros territorios pueden ver alterado su valor a lo largo del recorrido. Por ejemplo, no tiene el mismo valor un pedido que aún no ha salido del punto de fabricación, que el mismo pedido cuando ha sido transportado en diferentes medios, ha pasado por varias manos y ha llegado a un punto de distribución minoritario.

Según la Agencia Tributaria española, el valor en aduana es el total de la suma del precio de la compra más los costes de entrega que una mercancía acumula en el momento de entrar en un territorio o país.

En términos fiscales europeos, el valor en aduana es la base imponible de deuda a pagar en la aduana. Se calcula según lo estipulado en el CAU (Código Aduanero de la Unión) en sus artículos 69 y siguientes. El cálculo se puede llevar a cabo teniendo en cuenta uno de estos factores:

  • Tamaño del producto o del bien.
  • El valor de la mercancía.
  • Una combinación de ambos factores.

Y además, sea cual sea el factor sobre el que se haya calculado el impuesto, se aplicarán unos derechos específicos ad valorem, o mixtos, respectivamente.

El valor de transacción

Tras fijarse la cifra del valor en aduana antes descrito, se procede a aplicar el conocido como valor de transacción. Este es el precio, por pagar o pagado, de la mercancía a la hora de exportarse a Europa. Debe cumplir las siguientes condiciones:

  • El comprador debe poder usar la mercancía sin restricción alguna.
  • La venta y el precio no deben estar sujetos a consideraciones que impidan concretar el valor de la mercancía.
  • Los beneficios derivados de la cesión, el uso o la reventa no han de repercutir en el vendedor. Excepto si se ha acordado lo contrario.
  • El comprador y el vendedor no deben tener vinculación alguna, salvo que esta no incida en el precio.

Para aplicar el método de valor de transacción para fijar el valor debe haber una venta para la exportación a Europa. Cualquier otra transacción que no sea una exportación quedará excluida. No habrá venta cuando:

  • Se ofrezcan muestras, regalos o donaciones.
  • Las mercancías importadas tengan relación con un contrato de leasing o de alquiler.
  • La mercancía se entregue como préstamo, pero sea propiedad de quien la expide.
  • En estos casos deberemos recurrir a otros métodos distintos al método del valor de transacción.

Por lo tanto, la única venta que puede regularse es la destinada a la exportación con destino al territorio aduanero de la UE. No importa dónde resida el vendedor y tampoco el país desde el que se importa la mercancía.

Métodos secundarios de valoración

Hay distintas alternativas para valorar una mercancía. Los cinco siguientes se van aplicando por orden hasta encontrar el que mejor encaje con la situación correspondiente.

Valor de transacción de mercancías idénticas

Se buscan mercancías exactamente iguales a las importadas. Se repasan todas sus características, la calidad y el prestigio comercial. Es posible admitir algunas ligeras variaciones de aspecto.

Valor de transacción de mercancías similares

Se toman como base los precios abonados por otras mercancías similares. Han de ser producidas por el mismo país de origen. No han de ser idénticas. Bastaría con que tuvieran una composición y función similar. También se repasan aspectos como su prestigio, calidad o marca.

Procedimiento sustractivo o deductivo (precio unitario)

De no aplicarse los supuestos anteriores, se usará un método sustractivo o deductivo. La referencia es el precio por unidad que aplican personas sin relación con el exportador o importador. Asimismo, se valora la cantidad de mercancía (idéntica o similar) y se eliminan los elementos que no han de formar parte del valor en aduana.

Procedimiento del valor calculado o aditivo

Si ninguno de los procedimientos antedichos son válidos, se usará este. Consiste en:

  • El valor o el coste de los materiales, de la fabricación y de la transformación de la mercancía importada.
  • Los gastos y beneficios generales similares a los que se aplican en la venta de una mercancía similar.
  • El importe del transporte (carga, seguro, etcétera) desde el país exportador a la aduana.

Procedimiento del último recurso

Se calcula usando la información existente en el territorio aduanero de la UE. Este método no usa como referentes:

  • El precio de venta de las mercancías producidas en Europa.
  • Un sistema que permita aceptar el precio más alto de dos posibles.
  • El precio de la mercancía en el país exportador.
  • El coste de la fabricación si es distinto a los estipulados para mercancías similares o idénticas.
  • El precio de exportación a otro país fuera de la UE.
  • El valor mínimo, arbitrario o ficticio en aduana.

¿Cómo se realiza el pago de una transacción comercial internacional?

Hay cuatro modalidades de pago. Te las explicamos en los siguientes apartados.

Pago por adelantado o cuenta abierta

El exportador primero cobra y luego envía la mercancía. Es una medida habitual, pero supone un enorme riesgo para el importador. Lo habitual es que se apueste por esta fórmula cuando la relación comercial es duradera.

Cobranza documentaria

Un banco hace de intermediario entre el exportador y el importador. Solo cuando el primero presenta los datos de la carga y el envío se le paga. Ambas partes evitan así riesgos.

Carta de crédito

Un banco especifica una serie de condiciones en un documento. Han de ser cumplidas estrictamente por el exportador. En caso contrario, no se le abonará el pedido. Incluso así, hasta un 70 % de los envíos no cumple con el documento inicial. Ello provoca que los importadores se acojan a los requisitos especificados para solicitar algún tipo de descuento.

Carta de crédito confirmada

Es una variante de la alternativa anterior. Sin embargo, un segundo banco garantiza el pago al exportador de cumplirse las condiciones. Se usa cuando el importador procede de un mercado de alto riesgo.

Ya conoces la importancia del valor en aduana y de otros conceptos. Así funciona parte del comercio exterior. Esperamos que esta información te sea útil y que apuestes por formarte en la materia. Sin duda, es uno de los sectores de la economía más apasionantes y con mayor futuro laboral.