Dentro del ámbito del marketing en buscadores, existen diferentes estrategias de posicionamiento. Por ello debemos tener claro qué queremos conseguir y cuál es la mejor forma de conseguir los resultados esperados. El SEO es un concepto básico e imprescindibles dentro de las estrategias de marketing online. A continuación, conocerás en profundidad este término y los diferentes tipos de SEO que existen. Recuerda que si quieres Estudiar SEO, aquí encontrarás la mejor opción para formarte en este sector.

Qué es SEO

Se conoce cómo SEO al concepto inglés “Search Engine Optimization” que se refiere al trabajo de optimización y de aumento de la popularidad de un sitio web. El objetivo es que este sitio web se pueda rastrear por los motores de búsqueda, dotándole de la suficiente relevancia para que dichas páginas aparezcan en las primeras posiciones de los buscadores.

En otras palabras, se define como «el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de diferentes buscadores».

Estos motores de búsqueda han ido evolucionando a lo largo de los años a medida que avanzaba la tecnología. A su vez, han evolucionado también las estrategias SEO hasta convertirse en el pilar fundamental de cualquier campaña de marketing online.

Cuántos tipos de SEO existen

Como ya hemos dicho, el SEO son técnicas que se usan para conseguir que los buscadores reconozcan el contenido de nuestra web y la posicionen en función de los mismos. Para hacer eso, utilizan una serie de parámetros internos que cambian continuamente para decidir qué páginas están activas, cuales no y así poder posicionar aquellas que actualizan su contenido y se adaptan a los nuevos parámetros.

A continuación, conocerás los diferentes tipos de SEO que existen y que características distingue a cada uno:

SEO técnico: hace referencia a una parte del SEO que se centra en las posibilidades de optimización técnica de una web. Por ejemplo, el código fuente, los sistemas operativos y las configuraciones del servidor.

Se trata de un requisito imprescindible para la optimización de motores de búsqueda ya que si quieres optimizar correctamente sitios web, debes conocer también los fundamentos básicos del lenguaje de programación, en este caso lenguaje HTML, CSS y PHP entre otros.

Uno de sus beneficios, es que un buen uso del Seo técnico te ayudará a reducir los tiempos de carga de la web.

SEO de contenido: este tipo de SEO atiende a varias definiciones. La principal es que se trata de uno de los múltiples tipos de SEO que consiste en un conjunto operaciones que pueden aplicarse a un cierto contenido de calidad el cual se ha redactado únicamente para ser atendido por lectores.

También puede definirse como la adaptación óptima de un contenido dentro de un ecosistema digital.

En resumen, el SEO de contenido es aquel conjunto de acciones que tiene como objetivo conectar el contenido con el destinatario correcto a través de buscadores, redes sociales u otro tipo de aplicaciones específicas.

SEO negativo o black hat: hace referencia a todas las prácticas llevadas a cabo para la optimización de los motores de búsqueda que no siguen los estándares establecidos por Google y que por consecuencia se penalizarán. Esta práctica se considera spam y tiene como objetivo aumentar la presencia en la red de forma artificial. Puede llevarse a cabo a través de:

1. Keyword Stuffing. Esta técnica consiste en el uso excesivo de la palabra clave para conseguir posicionar la web, repitiéndola de forma innecesaria en los textos que se publican en la web y sin importar que el contexto del texto fuera repetitivo o incomprensible.

2. Ocutación de contenido. Esta técnica tuvo un gran éxito a principios de este siglo ya que consistía en ocultarle al usuario enlaces o texto cambiándoles el color para que se camuflaran con el fondo de la página y así poder repetir la palabra clave las veces que fuera conveniente.

3. Cloacking. Esta técnica consiste en dirigir a los diferentes motores de búsqueda a una página diferente de la que se muestra a los usuarios, es decir, mostrar una información a los usuarios y otra diferente a Googlebot. Esta práctica tiene un riesgo elevado ya que incumple las directrices de calidad de Google.

4. Enlaces SPAM. Esta técnica hace referencia a la colocación de enlaces a hacia la página que quieres posicionar, utilizando siempre que se pueda la keyword dentro del texto del enlace.

5. Compra de enlaces. Se trata de la técnica “black hat” mas utilizada actualmente. Consiste en comprar enlaces entrantes desde sitios que ya tienen autoridad y se puedan traspasar a tu dominio.

La práctica del SEO negativo es penalizada con un empeoramiento en el posicionamiento de buscadores o directamente la expulsión de la web de todos los resultados de búsqueda de Google.

White Hat SEO: este tipo de SEO hace referencia a las técnicas que cumplen las directrices de calidad marcadas por los motores de búsqueda para posicionar una página web. Se lleva a cabo mediante la construcción de enlaces orgánicos, o lo que viene siendo, a través de enlaces naturales a otras webs. Esta construcción natural de enlaces se crea a con contenido útil y de calidad.

Puede llevarse a cabo a través de:

1. Contenido con valor añadido. Significa que sólo el contenido de alta calidad podrá generar enlaces naturales que serán establecidos voluntariamente por los usuarios.

2. Palabras clave. Buscar qué palabra clave es la correcta para utilizarla como contenido de tu web así como el uso de esta palabra en imágenes, textos alternativos e incluso metadatos.

3. Enlaces. Los enlaces que se incluyen en el “White Hat SEO” son aquellos que se producen de forma orgánica, es decir, cuando otras páginas deciden enlazar a la tuya por cuenta propia. Este tipo de enlaces son más complicados de conseguir pero son los más beneficiosos para nuestra web.

4. Optimización OnPage. Esta técnica hace referencia a todos los cambios que se llevan a cabo en el sitio web, incluyendo todas y cada una de las páginas que la componen. Es una técnica importante ya que puede llegar a mantener la página web en una buena posición en los buscadores, de forma estable y a largo plazo, siempre y cuando se lleve a cabo un seguimiento constante.

El Grey Hat SEO: hace referencia a las diferentes estrategias de posicionamiento web que se basan en el uso de técnicas que aceleran el proceso de posicionar la web pero que no incumplen de forma drástica las directrices de Google.

Las formas más comunes de llevar a cabo estrategias de “Grey Hat SEO” son:

1. Prestar atención a la extensión del contenido. Redactar artículos que tengan una extensión de unas 1000 o 2000 palabras, ya que esto crea un valor añadido a tu web.

2. Semántica web. Una vez redactado el contenido de la web, hay que aprovéchalo de la mejor forma, teniendo siempre en cuenta sinónimos de nuestra palabra clave para ayudarnos a posicionarnos mejor ya que google identificará todas esas palabras clave relacionadas con nuestra keyword principal.

3. Keyword Density. Esta práctica hace referencia al porcentaje en el que se usa una palabra clave. Se recomienda un uso que esté entre el 1% y el 3% para evitar que se optimice demasiado nuestra keyword y conseguir que google no detecte cuál o cuales son nuestras palabras clave principales.

4. Uso de elementos multimedia. Hace referencia al uso de elementos multimedia para hacer que el usuario permanezca más tiempo en nuestra web.

SEO Local: se refiere a la optimización de motores de búsqueda locales. Su objetivo es responder a las consultas de una región determinada de forma que se visualicen los sitios web en las búsquedas de información relevantes para los usuarios en función de la ubicación geográfica de estos.

Seo semántico

Es un concepto que nace gracias a la evolución del uso de los buscadores y del comportamiento estos y corresponde a otro tipo de SEO más actual. Google ya no sólo tiene en cuenta las palabras claves que introducimos en el buscador, sino que ahora valora otros factores como pueden ser nuestro historial de búsqueda, nuestra localización física o el tipo de dispositivo que utilizamos para acceder a la web para acercarse de una forma más precisa a la búsqueda del usuario.

Por ello, a partir de ahora, los contenidos con los que se intente posicionar la web, ya sean textos descriptivos como post de blog, han de recurrir a sinónimos y palabras relacionadas semánticamente con la keyword.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies