Como en el sector de la moda, el interiorismo cada año sigue las tendencias que marcan tanto el mercado como los gurús de la decoración. El diseño de interiores ya no tiene el único objetivo de adaptar los espacios a las necesidades de las personas. Ejerce una función estética importante. Y, cada vez más, los usuarios la tenemos en cuenta a la hora de componer nuestros espacios de interior tanto en viviendas como en negocios.

Si a ti también te apasiona este mundo, no te pierdas todas las tendencias decorativas que están, desde ya, invadiendo los nuevos proyectos de diseño de interiores. Y si quieres trabajar en el sector, infórmate sobre el curso de interiorismo y aprende todo lo necesario para dedicarte a ello profesionalmente.

Todo proyecto de interiorismo se compone de diferentes elementos: color, luz, formas y líneas, volúmenes y texturas. Los expertos en interiorismo y/o decoración los estudian a fondo antes de diseñar un espacio para que todo resulte armonioso. Veamos cuáles son las novedades de este año.

 

Los colores tendencia del interiorismo

El color es el elemento más psicológico de la composición ya que tiene una gran influencia emocional. Es lo primero que percibimos de un espacio y un aspecto fundamental que influencia al resto de elementos.

 

Ultra Violet

El color de este año según Pantone. La decoración también se hace eco de ello ya que es un color que invita a la meditación y la creatividad.

Oceanside

Entre el verde y el azul. Otra de las propuestas anuales de color (por Sherwin-Williams). Aporta un ambiente relajado y cómodo.

Binomio blanco y negro

Ya estuvo de moda hace unas décadas, ahora vuelve y se aplica en cocinas y baños.

Metalizados

Los protagonistas de los colores en decoración que siguen arrasando. Este año triunfan los dorados y el color oro rosado. Los veremos en diferentes materiales y texturas, en mobiliario, pequeña decoración e incluso paredes.

 

Líneas en el diseño de espacios

Cuando hablamos de las líneas en el diseño de interiores, nos referimos a las líneas creadas por el mobiliario y la arquitectura del espacio. La tendencia de los últimos años se dirige hacia espacios abiertos, sin barreras arquitectónicas que impidan la visión completa de la estancia. La separación de ambientes en una misma habitación se logra con la disposición de los muebles y los juegos de color. Toman un nuevo protagonismo, en general, las paredes de cristal y las puertas correderas. Elementos perfectos para separar ambientes y habitaciones sin interrumpir la visualización.

 

Mobiliario y objetos de decoración

Los muebles y objetos que forman la composición crean unas formas en el entorno que deben estar armonizadas. Los materiales y formas de cada objeto nos ayudan a crear el espacio según nuestro objetivo y estilo. La tendencias de este año son:

Aires neoclásicos:

Mezclaremos muebles o objetos clásicos con modernos, eso sí, sin perder la armonía del conjunto.

Objetos viejos:

Con imperfecciones naturales y de estilo desgastado. Los empezamos a ver la temporada pasada y siguen sumando puntos y creando un estilo propio dentro de la decoración. Lo que se conoce como el estilo wabi sabi. Lo veremos más adelante.

 

Los materiales más utilizados

 

Materiales naturales:

Lo natural está en alza y en el mundo del interiorismo no iba a ser menos. Madera, piedra y fibras naturales son los materiales estrella. Los veremos tanto en mobiliario, paredes y suelos como en pequeños objetos decorativos.

Metal y cemento:

Siguen algunas reminiscencias del estilo industrial que imperaba en la decoración hace unos pocos años. Por ejemplo, el metal en colores óxido y el cemento, tanto en objetos de decoración como en paredes y encimeras en versión pulida.

Texturas tendencia

Aunque a menudo las texturas no las podemos percibir a primera vista, son un factor muy interesante en el mundo del interiorismo. Lo divertido de las texturas es que podemos conjugarlas entre ellas y utilizarlas para jugar con las tonalidades de color de nuestro espacio. Son un elemento ideal para crear interés visual y dinamizar el ambiente.

Terciopelo:

Es el tejido de moda, así que lo vamos a ver en distintas formas y colores aportando calidez y nobleza a los espacios.

Paredes texturizadas:

Con papeles pintados y diseños personalizados, paredes enteladas, las opciones en cuanto a texturas son infinitas. Lo divertido de las texturas es que podemos conjugarlas entre ellas y utilizarlas para jugar con las tonalidades de color de nuestro espacio. Son un factor ideal para crear interés visual y dinamizar el ambiente.

 

El futuro del interiorismo

¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Qué veremos en un futuro próximo en cuanto a diseño de interiores? Lo descubriremos estudiando los dos pilares del interiorismo: la funcionalidad y la estética.

Cuando hablamos de la funcionalidad, nos referimos a la utilidad que se le dará al espacio en cuestión. El uso que se le dará a este sitio, que actividades tiene que albergar…

Por otro lado, la estética de un espacio es su personalidad. Es la percepción que tenemos de este, es decir, la imagen que proyecta.

 

Funcionalidad de los espacios

 

  • Espacios abiertos:

Como hemos visto, las tendencias nos auguran habitaciones diáfanas, con pocas o nulas barreras visuales. Además en la actualidad, sobretodo en tema viviendas, se suele trabajar con estancias más pequeñas y las paredes, columnas y tabiques siempre restan espacio.

 

  • Espacios multifuncionales:

A pesar de que las estancias son más reducidas, deben comprender distintas funciones y actividades. Este hecho obliga a dar un paso más a los diseñadores de interiores; ideando y creando espacios multifuncionales que se complementen con elementos versátiles e incluso, transformables según las necesidades de los usuarios. Como muebles que se ocultan, que se transforman, y paredes móviles o puertas correderas.

Por otro lado, las nuevas tecnologías ayudarán a la funcionalidad y usabilidad de las nuevas viviendas. Estas capacidades se verán acentuadas por la automatización de acciones y la domótica.

 

Estética, los nuevos estilos

El conjunto de los elementos que se escogen, teniendo en cuenta también los gustos personales de las personas que van a utilizar la habitación, es lo que definen el estilo decorativo.

 

  • Estilo ecléctico:

La tendencia, de momento, va hacia un “todo vale” siempre y cuando se respete la armonía de todo el conjunto. Es arriesgado porque utiliza elementos de distintos estilos en una misma estancia. Solo los buenos profesionales del interiorismo saben conjugarlo todo perfectamente para que, a pesar de todas las diferencias, el resultado sea armonioso y visualmente atractivo.

 

  • Estilo wabi sabi:

El uso de materiales reciclados o reciclables. Hablamos de maderas, piedras y fibras naturales como el algodón y el lino; con estampados artesanales hechos con tintes vegetales. Por este motivo, el estilo wabi sabi aparece con fuerza. Esta tendencia emplea objetos y mobiliario de apariencia desgastada, con imperfecciones innatas por el paso del tiempo. Lo ecológico y la responsabilidad social también están presentes en el sector de la decoración y la tendencia es que estos valores vayan in crescendo.

 

Las nuevas tendencias en diseño de interiores vienen cargadas de ideas creativas. Ideas con las que podrás otorgar mucha personalidad a tus espacios. Atrévete a jugar con la decoración. ¿Por dónde vas a empezar?

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies