La playa, el sol y los días eternos y luminosos son, por excelencia, la definición del verano en nuestro preciado Mediterráneo. Tan apreciadas son estas características que no solo los municipios costeros reciben millones de turistas cada año. Sino que nuestras preciadas características se aprecian también en otros ámbitos. así, por ejemplo, podemos encontrar la dieta mediterránea o incluso los estilos de interiores mediterráneos. Si eres un amante de la decoración de interiores, este es tu blog. Hoy te damos todos los detalles de este estilo decorativo. Además, recuerda que en Esneca podrás encontrar el curso Técnico Experto en Interiorismo y Decoración de Interiores (Incluye Autocad y 3D Studio Max).

Ahora sí, acompáñanos a descubrir cuáles son las características más notorias de este estilo de decoración de interiores mediterráneos.

Estilo mediterráneo: luz, frescor y vitalidad

Si existe en el mundo un estilo de decoración que llama la atención por su sencillez y sus genuinas características, este se encuentra en los interiores mediterráneos. Sin embargo, lo que hace unas décadas se consideraba “demodé”, ahora la sencillez y los materiales naturales son lo más.

Pero, antes de hablar de las características de los interiores mediterráneos, hablemos de cómo se caracterizan las casas de este estilo en sí. El modelo a seguir en este estilo son las tradicionales casas mediterráneas rústicas. Se podrían calificar como casas funcionales, sobrias y sencillas en su arquitectura e integradas en el paisaje que las rodea.

También es característico de las casas de este estilo que se compongan de módulos cuadrangulares, que se van añadiendo según las necesidades de los habitantes. En este sentido, las casas de estilo mediterráneo están “vivas”, creciendo en función de la familia que las habita y su ganado familiar.

Características de los interiores mediterráneos

Sea como sea, el estilo de decoración de interiores mediterránea transmite paz, luminosidad, frescor y vitalidad. Características muy asociadas al estilo de vida mediterráneo y a los largos y soleados veranos qe podemos disfrutar en esta zona del mundo.

  • Materiales naturales

A diferencia de otros estilos, en los interiores mediterráneos prevalece siempre el uso de materiales naturales que estén al abasto. Así, dependiendo del entorno en el que se construya el hogar, destacarán la madera, la arcilla, el adobe o la piedra. Estos materiales los encontraremos tanto en el interior como en el exterior de las casas. En los espacios más tradicionales podemos encontrar, incluso, suelos hechos de barro, madera rústica sin tratar o piedra vista en las diferentes paredes no encaladas.

  • Paredes

Sea como sea la estructura de la casa, los interiores mediterráneos priorizarán todo lo que esté relacionado con la luminosidad del hogar. En este sentido, las paredes blancas toman especial relevancia por considerarse que “rebotan” la luz. También priman los elementos que favorezcan esta sensación.

Cabe destacar también que en algunas cocinas y baños de los interiores mediterráneos podemos encontrar algunas paredes con azulejos. Son utilizados generalmente para romper con lo monótono del blanco y se suelen usar suelos hidráulicos y azulejos rústicos.

  • Colores mediterráneos

La paleta cromática que se utiliza en este estilo es muy característica. La base parte, como bien hablábamos en el anterior punto, del blanco. El color de la luz por excelencia que transmite serenidad, frescor y amplitud visual. Sin embargo, también destacan en interiores mediterráneos colores arcillosos o terrosos y los azules y verdes del agua y el cielo.

  • Mobiliario

Como comentábamos anteriormente, las casas de este estilo suelen estar marcadas por la austeridad, el uso de materiales locales y cercanos y la integración con el paisaje y entorno. De ahí que el mobiliario siga estas mismas premisas. En los interiores mediterráneos encontraremos muebles y accesorios de mimbre y ratán, así como otras piezas de mobiliario de madera.

  • Elementos y accesorios decorativos

Aunque los interiores mediterráneos no son especialmente favorables para los accesorios y elementos decorativos, sí hay lugar para ellos. Siempre ligados a los colores azules y terrosos y los materiales rústicos, son usuales cestas de mimbre, objetos de arcilla y las plantas y ramas secas. Asimismo, también podemos encontrar objetos relacionados con las labores marineras. En este sentido, detalles como las vajillas, los botijos u otros elementos.

  • Tejidos suaves

A pesar de lo rústico del estilo mediterráneo, la selección de textiles suele ser suave y acogedora. Así, son muy usados el algodón y el lino, por su frescura y suavidad. Encontraremos estos tejidos en cortinas, alfombras, toldos y cojines, combinados correctamente para crear espacios acogedores.

  • Vajilla

La vajilla merece una sección a parte en cuanto a los interiores mediterráneos. Y es que las casas de este estilo suelen disponer de una vajilla rústica, de arcilla o cerámica y con motivos claramente vinculados al mar. Todo ello también nos ayuda a darle un toque extra a nuestro “lienzo” en blanco. En platos, cubiertos e incluso bajoplatos, priorizaremos los motivos marinos, los azules y los colores terrosos y naturales.

 

Sea como sea tu hogar, esté más cerca o más lejos de la playa, el estilo de decoración mediterráneo es una buena apuesta si eres un amante de los veranos característicos de esta zona. Equipa tu hogar con este estilo atemporal, claramente vinculado al mar y que invita a crear espacios tranquilos, apacibles y llenos de vitalidad. Deja entrar el verano en tu casa y recuerda que en Esneca podrás encontrar la mejor formación en cuanto a interiorismo y decoración. Pide información ahora sin compromiso.