¿Cuándo elegir un centro geriátrico? Cuando un familiar necesita cuidados frecuentes en su rutina. En ese caso, la elección de un centro es una opción a tener en cuenta. Ese espacio será el nuevo hogar de ese ser querido, en el que será atenido y cuidado a 100%. Por ello, es muy importante que realices esta búsqueda de un centro especializado teniendo en cuenta todos los factores que le garanticen una buena calidad. si quieres formarte en este ámbito, no te pierdas nuestro Máster en Dirección y Gestión de Residencias de Mayores.

Guía práctica para elegir un centro geriátrico

Para elegir una residencia de mayores, hay que tener en cuenta muchos factores. Sin embargo, todos ellos deben ser ordenados jerárquicamente según cada caso particular. Por ejemplo, algunas personas priorizarán la ubicación respecto la recomendación de un conocido. Aun así, a continuación te explicamos cuáles son los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir un centro de mayores.

1. Ubicación del centro

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es el de la cercanía del centro respecto a los familiares y amigos del residente. Tener en cuenta la ubicación del centro de mayores facilitará los encuentros entre familiares y amigos. Este dato limita la búsqueda en un contexto más concreto. Sin embargo, recuerda que la cercanía de la familia y de los amigos es muy importante para el mayor.

Él inicia una nueva etapa en su vida y necesita que sus seres queridos le acompañen. La cercanía del centro de geriatría respecto al lugar de residencia de algunos de los familiares es importante. Seleccionando un centro cercano, podrás establecer una frecuencia de visitas sin necesitar tantos días para planificar un próximo viaje. El diálogo presencial no es la única forma de comunicación que puedes tener con ese familiar. Pero estos encuentros sí son muy importantes. Esta cercanía es positiva para tu familiar y también lo es para ti.

2. Horario de visitas

Continuando con esta cuestión, es recomendable que el centro geriátrico propicie esta cercanía por parte de la familia. De este modo, los profesionales que trabajan allí y los seres queridos mantienen comunicación frecuente. Esto influye de una forma positiva en el bienestar del mayor. Elige un centro que ofrezca horario de visitas por la mañana y por la tarde. De este modo, si trabajas a turnos, podrás compartir tiempo con tu familiar en tu momento ideal.

3. Tiempo de atención

Para las familias es muy importante establecer una relación de confianza con el centro elegido. Y esta relación se construye a medio o largo plazo. La comunicación es fundamental para afianzar este lazo de colaboración.

A lo largo del tiempo de vida que ese familiar esté allí, la familia puede querer hacer distintas consultas. Por ello, debe tener esta posibilidad. En ese caso, la propia entidad concreta un horario para atender estas conversaciones.

¿Cuál es el horario semanal que ofrece ese centro para ocuparse de esta cuestión?

4. Instalaciones de la residencia de mayores

Como ya hemos comentado, este será el nuevo hogar del mayor en esta nueva etapa de su vida. Cuando entras en una casa por primera vez, observas los detalles de decoración del recibidor. Este conocimiento de las instalaciones principales de la residencia también es muy importante para tomar la decisión.

Tanto las zonas comunes como el espacio individual deben ser lugares cuidados y agradables. Este centro no solo puede tener un espacio interior, sino, además, una zona exterior de jardín. Esta zona de exterior también es muy importante. Será un espacio que el familiar disfrute con frecuencia durante los días de agradable temperatura.

Es recomendable que tu primera impresión del lugar sea buena. No solo en el trato recibido en esta primera toma de contacto, sino también en tu opinión sobre el lugar.

Para elegir un centro geriátrico para un ser querido, compara distintas posibilidades. Desde esta posible comparación te será más fácil elegir una propuesta final. En esta primera visita al centro, no solo observes la estética de las instalaciones. Comprueba también el cuidado y mantenimiento. Y observa más allá de este dato para fijarte en el trato humano. Tanto el que tú recibes como el que reciben los residentes del centro.

5. Calendario de actividades del centro

Otro de los aspectos que puedes valorar tiene que ver con la agenda del centro. ¿Cuál es la oferta de actividades que ofrece a los residentes durante su estancia? Por ejemplo, actividades de ocio que aportan un pasatiempo interesante a los protagonistas o reuniones con familiares.

Un punto a favor de una residencia de mayores es que tenga diferentes iniciativas en distintas fechas del calendario. Por ejemplo, en Carnaval, Semana Santa o Navidad.

6. Equipo de profesionales

Un centro está formado por un equipo de trabajadores de diferentes ámbitos. Sin embargo, todos y cada uno de ellos realiza una labor importante dentro de su equipo multidisciplinar. Por ello, conoce cuáles son las diferentes especialidades presentes en el centro geriátrico. Esto puede darte una visión amplia de la profesionalidad del mismo. Encontrarás por ejemplo centros con fisioterapeutas especializados o con logopedas, enfermeros o monitores de ocio.

7. Identifica las necesidades del familiar

Cada persona, sea cual sea su edad, tiene sus circunstancias propias. Cada ser humano tiene sus necesidades de cuidado y atención en la tercera edad. Por ejemplo, existen mayores que tienen un alto grado de autonomía. Por el contrario, otras personas tienen algún tipo de dependencia o necesidades de cuidado especiales. Por ello, es muy importante que al elegir un centro geriátrico de calidad, tengas en cuenta cuáles son las necesidades de la persona. A partir de este diagnóstico de necesidades, podrás dar con la clave de aquel centro que ofrece esta atención.

8. Precio mensual

Finalmente, otro de los datos a valorar en la elección de un centro de mayores es su precio. Este precio lo debes valorar teniendo en cuenta las características del centro. ¿Qué servicios ofrece? Estos servicios también adquieren una perspectiva concreta desde el punto de vista del coste.

La elección de un centro geriátrico es una decisión muy importante. Y esta información puede ayudarte en este proceso de elegir la opción ideal. Al elegir un centro es recomendable concretar la opción final valorando todos los detalles desde una imagen de conjunto. De los distintos aspectos, ten en cuenta cuál es la prioridad. Que ese espacio profesional esté situado cerca del lugar en el que vive un familiar.