Si tienes un centro de estética o te planteas abrir uno, seguro que esta duda te ronda. Lo mismo puede ocurrirte si estás buscando un centro al que acudir. La realidad es que hay muchas alternativas a la hora de ofrecer y elegir servicios estéticos. Algunos contemplan la intervención sin aparatología estética, pero en otros casos es imprescindible. Si tú necesitas incorporarla, también necesitas saber cómo elegirla. Te ayudamos a ello. Si te apasiona este ámbito, no te pierdas nuestros Medicina Estética Cursos.

Los primeros pasos del centro de belleza

Si no has dado todavía ningún paso para abrir un centro, deberás tener bajo control las titulaciones, licencias y habilitación del local. Una vez controlados estos pasos, necesitarás cuidar aspectos como los que te contamos:

– Tener una recepción es fundamental. Aparte de cumplir una función esencial, como es la de recibir a tus clientes, transmite profesionalidad. Además, es el lugar donde querrás tener registrado todo. No dejes nada a la improvisación. Apunta tratamientos, fechas, productos, encargos, datos de clientes,…

– Prepara una sala de espera o un rincón para este fin. Debe ser acogedora y cómoda, y los muebles y materiales deben ser actuales y acordes con el centro. Lo mismo te decimos para la recepción.

Material necesario en la cabina de estética

Debes tener en cuenta dos aspectos al crear este espacio. El primero es que necesitas que el cliente se sienta bien. Todos los detalles cuentan y no puedes dejar pasar ninguno. El segundo aspecto es que tú vas a trabajar ahí durante la jornada, por lo que debe adaptarse a ti. Vas a necesitar lo siguiente:

– Una camilla regulable en altura. Necesitas invertir el dinero que cuesta una buena camilla. No son necesarias florituras, sino que sea buena, cómoda y regulable. Valora también si debe tener la opción de reposacabezas.

– Textiles varios para distintos fines: sábanas, toallas, mantas,…

– Estanterías y/o cajoneras para tener todo el material a mano. No se trata de convertir la cabina en un almacén. Sin embargo, no querrás estar dando vueltas buscando materiales. Al finalizar la jornada o antes de empezar, recuerda reponer lo que hayas gastado.

– Rollos de papel desechable para la camilla te serán muy útiles.

– Utensilios variados: precisas desechables como guantes, agujas, algodón, gasas, bandejas, cuencos y aplicadores de distinto tipo.

– Productos de cosmética. Debes conocer las marcas que te inspiran confianza y elegir los productos que utilizarás en tus tratamientos.

– Métodos y sistemas para desinfectar y esterilizar.

– Sistemas para desechar material susceptible de transmitir infecciones.

Aparatología estética

Tal y como te adelantábamos, dependiendo de los tratamientos de belleza que quieras ofrecer, necesitarás una aparatología estética u otra. No obstante, hemos reunido para ti los aparatos más importantes.

– Vaporizador.

– Lupa.

– Máquina para cera caliente.

– Cera tibia y materiales necesarios para aplicarla.

– Máquina de masaje facial.

– Aparato para radiofrecuencia.

Extras

Por ser muy solicitados o añadir un plus a tu negocio, hay aparatología estética que deberías considerar añadir al centro:

– Cavitación. También es conocida como ultracavitación, por lo tanto, no pienses que hay dos tipos y debes elegir.

– Presoterapia. Incluso en el caso de que ofrezcas drenaje linfático manual, puede serte útil.

– Sistemas de diagnosis. Aunque no es tan común como debería, sí que puede ser importante. Aparentemente, cuestan un dinero que parece no dar rendimiento, pues el cliente no paga por ello. Sin embargo, tras el diagnóstico exacto el cliente confía en que recibe el tratamiento adecuado. Es más receptivo a gastar su dinero en tu centro, a confiar en ti y a recomendarte.

Elegir la aparatología estética

Te recomendamos, ante todo, que no tengas prisa. Ya sabemos que esto a veces no está en tu mano, pero has de hacer lo posible. Mediante una elección meditada es más fácil acertar con la elección.

Intenta ir a congresos y ferias del sector para informarte bien, pero no te dejes llevar por todo lo que veas. Lee también en revistas especializadas. Te aportarán mucho conocimiento sobre cualquier aparato de belleza.

Al comprar, recuerda distinguir una novedad de una tendencia. Una novedad suele: mejorar equipos, combinar técnicas o renovar técnicas o maquinarias que se pueden mejorar. Sin embargo, una tendencia puede utilizar una técnica ya desfasada y que, en el fondo, no te interese adquirir.

Haz una lista con los siguientes pasos y cúmplelos.

Recuperar la inversión

¿Crees que puedes hacer frente a la inversión? No solamente si puedes pagar la compra, sino si vas a recuperar dinero mediante la clientela. Para tener una idea de esto debes estudiar tu clientela, tu competencia y tu localización.

Comparar absolutamente todo

Hay varios aspectos que comparar en aparatología estética. Es normal que primeramente te fijes en el precio. Sin embargo, ¿qué te parece si comparas también lo siguiente?

– La potencia o frecuencia de trabajo del aparato. Cada marca y cada producto tienen diferentes categorías en cuanto a potencia y durabillidad. Asesorarte sobre este punto te evitará sorpresas inesperadas.

– El consumo eléctrico. Evita sorpresas en tus facturas, comprueba cuál es el gasto energético de cada aparato estético.

– Coste de los recambios y de los consumibles y cosméticos que utiliza.  Hay algunos aparatos que por más baratos que sean, luego es imposible encontrarles recambios.

– Si es válido para una técnica o para más de una.

– Posible periodo de prueba.

– Si tiene periodo extendido de garantía, además de la mínima por ley.

– Opiniones de profesionales del sector.

Una vez que hayas recopilado todos estos datos es buena idea plasmarlos en una tabla. Así, de un vistazo, podrás saber si hay alguno que destaque sobre los demás. Tendrás los pros y los contras de todas las opciones con un solo vistazo. Aprovecha esta herramienta tan sencilla y tan potente a la vez.

 

En resumen, no debes elegir tu material, maquinaria y mobiliario para centro de estética a la ligera. Piensa que debes acertar en el máximo de elecciones posibles. De ello dependen, en gran medida, tu éxito laboral y tu comodidad en el día a día. Dedica el tiempo suficiente a estudiar los aspectos que te hemos comentado y ¡alcanza el éxito que tanto has soñado!

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies