¿Sabes en qué consiste la presoterapia? Puede que así sea y quieras saber cómo maximizar sus beneficios. Sin embargo, dada la cantidad de terapias de belleza existentes, también puede que no sepas qué es. Para todo el mundo que desee acercarse a esta terapia hemos preparado este artículo. Quédate con nosotros, conócela a fondo y descubre nuestro curso de estética online.

Pero ¿qué es la presoterapia?

Es un tratamiento perteneciente al campo de la medicina estética. Aunque sea tan conocido ahora, existe desde los años sesenta del siglo anterior. Su origen radica en la necesidad de tratar problemas vasculares tras la realización de la vasectomía.

Se vale de la presión del aire para masajearte, activando tu sistema linfático. De este modo se mejora la circulación corporal. Como probablemente sepas, el sistema linfático es el encargado de eliminar toxinas, limpiando el organismo y defendiéndole ante ataques externos.

Se ha vuelto realmente popular y no faltan razones para ello: lo son su sencillez, su comodidad, su precio y, por supuesto, su efectividad. Además, por si tenías esta duda, no es una técnica dolorosa en absoluto.

¿Cómo funciona este tratamiento?

Para conseguir el objetivo de la presoterapia serás envuelto, hasta el pecho o por zonas, con un cobertor específico. Este va conectado a un compresor de aire, que irá controlando la presión del mismo dentro del cobertor. Al alternar relajamiento y compresión se va efectuando el masaje activador del sistema linfático. Este masaje se efectúa de forma ascendente. La presión del aire, además de movilizar las toxinas, puede romper algunas acumulaciones de grasa. Tras eso, se pone en circulación con el resto de líquidos que serán eliminados por el sistema linfático.

Las sesiones, por lo general, duran media hora. El número de sesiones a realizar dependerá de tus necesidades y te orientarán en el centro elegido. Te recomendamos que elijas el que mejores profesionales y maquinaria tenga y no te guíes solo por el precio. Como cada máquina tiene varios programas diferentes, elegir el adecuado a ti depende del profesional debidamente formado.

¿Para qué sirve?

Este tratamiento de medicina estética puede usarse para lo siguiente:

– Eliminación de toxinas.

– Reducción y eliminación de la celulitis.

– Tratar la retención de líquidos.

– Tratar el proceso postoperatorio de una liposucción.

– Eliminación de varices.

– Tratar tanto edemas como linfoedemas.

¿Puede utilizar todo el mundo esta terapia estética?

El abanico de personas que pueden beneficiarse de la presoterapia es muy amplio. Sin embargo, hay varios casos en los que no se debe utilizar. Te los contamos aquí:

– Personas con problemas cardíacos.

– Personas que sufren de hipotensión o de hipertensión.

– Personas que tengan infecciones en la piel, así como inflamaciones de cualquier tipo.

– Pacientes de oncología que estén en tratamiento.

– Personas con hipertiroidismo.

– Personas que tengan insuficiencia arterial, tromboflebitis superficial o trombosis venosa profunda.

– Mujeres embarazadas deberían evitarla.

En todos los casos, la consulta a un médico sería imprescindible.

¿Qué beneficios?

El tratamiento de las situaciones que te hemos indicado anteriormente ya constituye suficientes beneficios. No obstante, vamos a concretarte lo que experimentarás:

– Tu organismo estará mejor oxigenado, con todos los beneficios que esto conlleva en todos los sentidos.

– Debido, entre otros aspectos, al anterior, notarás firmeza y tonificación en el cuerpo.

– Baja la presión arterial en caso de que lo necesites y tu médico te haya autorizado a ello.

– Favorece la estimulación del sistema inmune.

– Mejora la sensación de pesadez y de cansancio en las piernas, al favorecer la circulación.

– Si se aplica en la zona abdominal, mejora el tránsito intestinal.

– Alivia el estrés y la tensión muscular.

¿Cómo multiplicar sus beneficios?

La mejor manera de aprovechar sus ventajas es utilizarla el número de sesiones que nos recomienden. Tras esto, hay otras acciones que puedes llevar a cabo.

Es primordial mantener un estilo de vida activo que favorezca un buen estado de salud. No obstante, no debes hacer ejercicio una hora antes ni una hora después de su aplicación.

Mantener una alimentación sana, no tomar alcohol y no fumar son otros aliados clásicos de la salud y la estética. No por clásicos dejan de ser efectivos, así que tómalos en cuenta.

Combinar esta técnica con otros tratamientos puede ser muy útil en algunos casos. Es el caso de la cavitación.

Cavitación y presoterapia

La cavitación es conocida como la liposucción sin cirugía. En caso de que te interese este tratamiento, combinar ambos te rendirá mucho. La cavitación es muy efectiva contra la celulitis y te ayuda a reducirla sin intervenciones quirúrgicas. Actúa mediante ultrasonidos y sus resultados comienzan a apreciarse en la primera sesión. También ayuda en cicatrices, edemas y hematomas. Suele aplicarse en las piernas, los glúteos, las caderas y el abdomen.

Como ves, ambas técnicas comparten zonas de aplicación y objetivos. Unos días tras la sesión de cavitación es conveniente aplicar la presoterapia. Contribuye a liberarte de la grasa y a reducir el volumen corporal.

Suelen recomendarse entre 10 y 12 sesiones, aunque esto deberá concretarlo el especialista. La ventaja de su combinación es que son muy poco agresivos, muy compatibles y muy eficaces.

Con ambas terapias no solamente mejora tu aspecto, estarás mejorando tu salud también.

 

Como ves, la presoterapia tiene muchos más beneficios de los que cabría esperar de un tratamiento estético. Puedes aprovecharte de su relajación simplemente para reducir tu estrés y tu tensión. Las tensiones musculares irán desapareciendo con su uso tras las sesiones. Además, como has podido ver, mejorará tu circulación. Esto se traduce en una menor pesadez corporal. Eliminar las toxinas, además, mejorará tu sistema inmune.

Realmente, puede marcar un antes y un después si lo combinas con una alimentación sana y ejercicio. Recuerda que a gran parte de los tratamientos de medicina estética les puedes ayudar cuidando tu estilo de vida.

Esperamos que tras este artículo tengas claro el funcionamiento y los beneficios de esta técnica. Si deseas probarla, te recordamos que elijas un centro profesional y te asegures de que puedes hacerla sin contraindicaciones. Disfruta de los beneficios de la medicina estética.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies