Las realidades en el mundo son tan diversas y variadas que nunca dejan de cambiar. Si hay algo con lo que podemos definir el panorama internacional en cuanto a realidad social, ese concepto es: cambiante. Si te interesa la cooperación internacional y la gestión de ONG, no te pierdas nuestro post de hoy, en el que hablamos sobre el fundraising. ¿Qué es, cómo funciona y qué métodos tiene? Lo analizamos todo en nuestro post de hoy. Además, recuerda que en nuestro centro podrás encontrar el Máster en Dirección y Gestión de Asociaciones, ONG y Otras Entidades Sin Ánimo de Lucro + Máster en Cooperación Internacional. Fórmate ahora con nosotros.

Qué es el fundraising

La definición de fundraising contempla todas las acciones de captación de fondos para financiar las actividades de las organizaciones sin ánimo de lucro. A pesar de que los fondos recaudados son especialmente en forma de dinero, también pueden ser bienes, productos, equipamiento, derechos u otros servicios.

Aunque tradicionalmente esta captación de fondos o fundraising se hace de manera presencial, se trata de una práctica en plena evolución. La tecnología y los nuevos canales de comunicación le han permitido al fundraising una diversificación nunca vista.

En sus orígenes, el fundraising se asociaba a las pequeñas acciones que cada ciudadano podía hacer dentro de sus posibilidades para la beneficencia local o territorial. Por ejemplo, donar ropa en buen estado para obras caritativas. Sin embargo, el crecimiento de entidades y organizaciones no gubernamentales con fines sociales e internacionales, extendieron estas donaciones a otro nivel.

Hoy en día, las donaciones se realizan desde varios niveles: personal, empresarial, grupal… La iniciativa de compartir o donar recursos, así, ya no es una actividad exclusivamente individualista. Veamos a continuación cómo se ha extendido y por qué canales lo ha hecho.

¿Cuántos métodos de fundraising existen hoy en día?

Como hemos comentado anteriormente, el método de fundraising tradicional es del cara a cara, pero el sector ha evolucionado junto a las nuevas tecnologías y a las nuevas vías de comunicación. Por ello, veamos a continuación cómo puede promoverse hoy en día la captación de recursos para ONGs o ENL (Entidades No Lucrativas).

  • Cara a cara

El más famoso y tradicional es el método cara a cara. También llamada captación directa de donativos, este tipo de fundraising también puede buscar la captación de socios, inversores o simpatizantes recurrentes (ingresos y fondos con continuidad). Se puede llevar a cabo con métodos como el puerta a puerta, con campañas en establecimientos comerciales relacionados, en la calle…

  • Telefónico

Igual que si de un call center empresarial se tratara, el fundraising también utiliza el teléfono como una posible vía de captación de fondos. Puede hacerse mediante invitación a colaborar o mediante la propia llamada telefónica, que ya se convierte en un ingreso automáticamente.

Dentro de este apartado también se podría considerar la captación de fondos a través el SMS solidario. Con diversas vías de publicitar la campaña, el fundraising se realiza fácilmente con el simple hecho de enviar un mensaje de texto SMS.

  • Ventas en establecimientos

Son los fondos recaudados a través de la venda de productos específicos. En nuestro territorio, por ejemplo, son famosos los establecimientos de comercio justo.

  • Internet

Como no podía ser de otra manera, internet también ha revolucionado el ámbito de la captación de fondos para ONG’s. Gracias a anuncios, webs y redes sociales las entidades sin ánimo de lucro pueden fraccionar sus publicidades para llegar solamente a su público objetivo. Además, gracias a las diferentes plataformas de pago actuales, los donativos son más rápidos.

  • Televisión

Aunque no es un canal para recaudar directamente, sí es un gran canal para difundir la acción de cada ONG. Gracias a los anuncios en televisión, las entidades pueden explicar su misión, sus necesidades y sus diferentes vías de fundraising.

  • Institucional

El fundraising institucional también existe, y consiste en intentar captar o ser beneficiarios de fondos públicos o privados destinados a la cooperación internacional o al desarrollo social.

  • Correo electrónico

Aunque parezca que no, es una de las vías que más sigue funcionando para hacer campañas de marketing, incluso si están enfocadas a la captación de fondos con finalidades solidarias. Es una vía menos intrusiva que el cara a cara, por ejemplo, pero igual de personal que la telefónica.

Fundraising y crowdfunding: ¿son lo mismo?

Es posible que si has llegado hasta aquí estés preguntándote cuál es la diferencia o la semejanza entre fundraising y crowdfunding. Dos conceptos estrechamente relacionados que pueden (o no) compartir finalidad. Podríamos decir que la idea del crowdfunding (micromecenazgo) nace del fundraising.

¿Qué es crowfunding? Pues hace referencia a la financiación colectiva de proyectos, empresas o productos personales, instituciones o de cualquier otra índole que no tiene porque ser enfocada al desarrollo y la cooperación internacionales de las ONG. El crowdfunding suele usarse como alternativa “ética” para prescindir de créditos bancarios.

Además, otra de las grandes diferencias entre estos dos conceptos es el captador de fondos. Mientras que en el fundraising el captador es una organización no gubernamental o una entidad no lucrativa, en el crowdfunding cambia. Puede ser una entidad privada o persona que busque lucrarse para pagar un proyecto personal o empresarial.