Hoy en día elaborar un plan de internacionalización se ha convertido en la opción más interesante para las empresas más competitivas. Los mercados evolucionan para adaptarse a las operaciones comerciales de las empresas a nivel nacional e internacional. Es indispensable que las compañías conozcan las posibilidades que les ofrece el nuevo entorno. Las empresas que quieran embarcarse en un proyecto internacional necesitan un departamento de exportación con personas cualificadas. Tú puedes tener un perfil profesional de valor si tomas la decisión de Estudiar Comercio Internacional.

Hay empresas que no pueden incrementar su valor en el mercado principal donde operan. Es entonces cuando tienen que plantearse la posibilidad de exportar a otros países. Se trata de un paso importante y complejo, pero es la salvación de muchas compañías que no pueden crecer más a nivel nacional. La clave para incrementar notablemente las posibilidades de éxito es estudiar todos los factores y planear minuciosamente las acciones del nuevo proyecto.

 ¿Qué es un plan de internacionalización?

Un plan de exportación o internacionalización es un plan de negocio especializado en mercados exteriores. Se trata de un programa a seguir donde se especifican los objetivos, los mercados, los productos y las acciones que se tendrán en cuenta durante el proceso. El plan de internacionalización es vital para minimizar riesgos. Su elaboración requiere un estudio profundo de la empresa, de su entorno y del mercado al que planea expandirse.

Podemos dividirlo en dos partes esenciales: la de investigación y la de creación del plan. Aunque resulte un documento preciso y detallado, debe estar en constante evolución para adaptarse a la realidad de la empresa y del nuevo mercado donde va a operar.

Cuanto más exhaustivo sea el análisis, con más seguridad se tomarán las decisiones. El resultado debe ser un proyecto realista en el que colaboren todos los cargos directivos y el personal involucrado en el proceso de expansión internacional. Es un reto empresarial importante. Es tarea del responsable hacer que todos se sientan parte de él y cooperen para obtener los mejores resultados.

Fases del plan de exportación

Una vez hemos conocido que es un plan de internacionalización, concretaremos los apartados necesarios para su elaboración. Cada empresa puede adaptar o añadir apartados según sus necesidades, estos son los puntos básicos que se tienen que incluir en todo proyecto.

Análisis interno y externo

Ya hemos visto que una investigación exhaustiva de la empresa y su entorno es el inicio del plan de internacionalización. Conocer bien los puntos fuertes y los débiles de la compañía y analizar meticulosamente los nuevos mercados es el primer paso para un proceso exitoso. Sobre los resultados obtenidos en esta fase se construirá el resto del plan, es fundamental que se realice con la máxima rigurosidad posible.

  • DAFO empresarial

Este análisis debería realizarse periódicamente por todas las empresas para conocer exactamente en que punto se encuentran. Una decisión como salir al exterior requiere sin duda estudiar e identificar las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Este ejercicio tiene que ser realista y sincero para que se convierta en una herramienta verdaderamente útil en la toma de decisiones.

  • Prospección de mercados

Un estudio bien elaborado sobre los mercados a los que la empresa opta para expandirse. Recopilando el máximo de información posible sobre: producto o servicio, trámites logísticos y administrativos, legislación, impuestos y aduanas, situación del mercado del sector en el que opera, competencia, situación política del país, etc.

Investigar y analizar los distintos países permitirá seleccionar los mercados más adecuados. Aquellos que resulten más rentables y proporcionen opciones reales para que la internacionalización sea un éxito.

Plan de marketing internacional

Una vez se han hecho las investigaciones pertinentes y analizado los resultados, es hora de diseñar el plan de marketing. Esta fase sirve para concretar el público al que dirigirse, el producto o servicio que se ofrecerá, cómo se venderá y cuál será la estrategia de comunicación.

Público objetivo

Los estudios de mercado realizados en la fase anterior sirven para identificar el tipo de personas al que la empresa debe enfocarse. Es importante segmentar bien el público para dirigirse a consumidores afines a la empresa y a su producto. Si la segmentación no está bien hecha, los resultados de las acciones que se hagan no estarán optimizados.

Producto

Aquí la compañía debe decidir si el producto o servicio necesita modificaciones para adaptarse a las necesidades del nuevo público. Por otro lado, si se trata de una empresa que ofrece distintos tipos de productos, también decidirá cuales de ellos se incluyen en el plan de internacionalización.

Precio

El precio de venta se decide en base a los estudios de mercado y de la competencia. Además, la política de precios tendrá que ser competitiva y tener en cuenta aspectos como gastos adicionales de logística, impuestos, etc… La estrategia de precios es un proceso minucioso que no tiene que dejar ningún dato sin concretar. La rentabilidad del negocio depende mucho de ello.

Distribución

En este apartado la empresa define la red de distribución que se utilizará para la venta. Dependiendo del tipo de producto o servicio, se decide que clase de establecimientos lo ofrecerán, con que condiciones, etc.

Comunicación

El plan de comunicación contempla todas las acciones del proceso de internacionalización. Desde la comunicación oficial de la salida al exterior de la empresa hasta la comunicación interna para que todos los empleados se sientan parte del progreso de la compañía. Por otro lado, también incluirá todas las acciones publicitarias y de relaciones públicas que se efectuarán para entrar en el nuevo mercado.

Planificación económica

Incluir un plan financiero es vital para cualquier acción y estrategia que requiera una inversión. La planificación económica contemplará tanto los gastos como la previsión de resultados. Es indispensable que el departamento financiero lo supervise para que los datos sean lo más reales y concretos posible.

Análisis y evaluación de resultados

Este apartado, aunque sea el último, no por ello es el menos importante. Cuando se diseña el plan de internacionalización se debe tener en cuenta que este siempre es modificable. De hecho, las revisiones periódicas son necesarias para que el proceso sea eficaz. Una evaluación continua de los resultados permite adaptar la estrategia a la realidad del momento. Además, da la posibilidad de rectificar a tiempo para evitar errores y aprovechar nuevas oportunidades.

Readaptación del plan

Una vez revisado, analizado y evaluado el plan de exportación puesto en marcha, llega la fase posterior. Aunque no vamos a extendernos demasiado en este punto, es también un punto destacado. Cade recordar que un plan de estas características no debe ser considerado como algo estático e inamovible. Al contrario, debemos tener en cuenta que equivocarse es una oportunidad para aprender. Así, todo aquello que obtengamos de nuevo con el análisis, nos servirá para rediseñar nuestro plan. Adaptarlo a las nuevas circunstancias o descubrimientos nos permitirá seguir mejorando y ampliar nuestros horizontes.

Ahora que ya conoces cómo hacer un plan de expansión internacional, solo te queda un paso. ¡Ponerlo en marcha! Recuerda, sin embargo, que si no eres un profesional en este ámbito, contar con uno de ellos te será de vital importancia. En todo caso, siempre puedes tomar la decisión de estudiar comercio internacional y convertirte en ese profesional de éxito que toda empresa necesita.

El perfil del experto en comercio internacional, básico

Actualmente, debido a la globalización y la irrupción imparable de los ecommerce internacionales, cada vez más empresas se plantean iniciar este viaje. Por ello, el perfil de un profesional en comercio internacional empieza a ganar relevancia. Las marcas más potentes buscan incorporar en sus plantillas personas con formación en este ámbito que les ayuden a internacionalizar su modelo de negocio. Estas personas, que cuentan con formación específica, son muchas veces las encargadas de llevar a las marcas hacia el éxito.

Si estás pensando en ampliar tus conocimientos en el ámbito del comercio y la gestión de empresas, no pierdas la oportunidad de estudiar comercio internacional. Con nuestra formación encontrarás la oportunidad perfecta para adquirir los conocimientos que te lleven a este mercado laboral en plena expansión. Aprende a diseñar planes de internacionalización empresarial personalizados.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies