¿Te apasiona el mundo de la nutrición y la dietética? Hoy en nuestro post descubrirás en qué consiste una dieta hipercalórica y a qué perfil de pacientes va dirigida. Si quieres especializarte en este ámbito, estudia con cursos de Nutrición y aprende todos los conocimientos necesarios para convertirte en un profesional del sector.

¿En qué consiste la dieta hipercalórica?

La dieta hipercalórica es un régimen para subir de peso y debe diseñarla un especialista en nutrición y dietética. El error más común de las personas que quieren engordar y no acuden a un profesional es recurrir a la comida basura, a la bollería industrial o a cualquier tipo de producto que consideren calórico. Si tomamos esta decisión, además de no conseguir los resultados esperados, perjudicamos nuestra salud.

El objetivo de la dieta hipercalórica es que una persona aumente de peso de forma saludable y equilibrada, incluyendo alimentos naturales de gran aporte calórico en su plan de alimentación. De esta forma, subirá de peso e incrementará su masa muscular sin ver aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos, azúcar en sangre o grasa. Esta dieta está diseñada para ingerir entre un 20% y un 50% más de calorías diarias que en una dieta normal. Aún así, el porcentaje lo deberá decidir el nutricionista una vez estudiadas las necesidades de cada paciente. Una vez hecho el diagnóstico, el paciente deberá seguir los consejos y las pautas que le recomiende el especialista par engordar progresivamente de forma saludable.

¿A quién va dirigida?

Aunque la mayoría de personas que acuden a la consulta de un nutricionista lo hacen para perder peso, hay una parte de la población que le resulta imposible engordar por mucho que coman como cualquier otra persona y necesitan ayuda de un profesional.

¿A qué es debido? Aunque hay casos que la persona en cuestión padece alguna enfermedad, intolerancia o trastorno alimenticio, la mayoría de las veces es debido al metabolismo basal. Es decir, cada organismo tiene un gasto energético mínimo en situación de reposo, y el de las personas que no consiguen aumentar de peso es muy alto. Por este motivo, si toman las mismas calorías que una persona con el metabolismo basal lento, su cuerpo las convierte en energía mucho más rápido, las metaboliza y “las quema”. Y esta es la razón por la que hay personas que incluso comiendo mucho, no engordan.

La edad, el sexo y la composición corporal también influyen al metabolismo basal de cada persona. Pero además, hay factores externos como practicar ejercicio o seguir una dieta que pueden alterar y cambiar nuestro metabolismo.

¿Qué alimentos se incluyen en una dieta hipercalórica?

Como hemos comentado anteriormente, los alimentos que se incluyen en una dieta hipercalórica no deben ser nocivos para la salud. Se puede aumentar de peso de forma saludable consumiendo productos naturales como el plátano, el aguacate o el coco. Este grupo de frutas, además de aportar calorías tienen otros beneficios. El aguacate, por ejemplo, es rico en omega 3 y grasas saludables. Por lo tanto, también contribuye a mejorar la circulación y disminuir los niveles de colesterol. El plátano, además de su aporte calórico, contiene potasio, hierro y fibra. Gracias a estos nutrientes reduce la presión arterial y estimula el movimiento intestinal. Por su parte, el coco es antioxidante e hidratante, además de ser beneficioso para la salud cardiovascular.

Los frutos secos son otro de los grupos de alimentos que pueden incluirse en una dieta hipercalórica. Además de aportar calorías, son ricos en grasas saludables y contienen muchas vitaminas y minerales. Las nueces, los pistachos y las almendras son una buena opción para incluirlos en el desayuno junto con un yogur. Igual que las uvas y los dátiles, que también son esenciales en una dieta para ganar peso. Lo mejor es consumir estas frutas desecadas, ya que su aporte calórico aumenta si se consumen de esta manera.

Un grupo de alimentos que no debe faltar en una dieta para aumentar peso son los cereales y sus derivados. Son nuestra principal fuente de energía ya que contienen una gran cantidad de hidratos de carbono. El pan, la pasta, el arroz y los cereales deben estar presentes en mayor o menor cantidad en todas las comidas.

A parte de estos alimentos, tampoco pueden faltar los huevos, la carne o el pescado. Es decir, una dieta hipercalórica debe ser una dieta equilibrada que incluya todos los grupos de alimentos. La diferencia con una dieta normal será la proporción de calorías ingeridas por plato, que no tiene porqué estar relacionada con la cantidad de comida que consumimos. Es decir, un plato pequeño de pasta nos aportará más calorías que una ensalada enorme de lechuga y tomate.

Tips para ganar peso de forma saludable

Lo más importante para seguir una dieta para ganar peso es no obsesionarse, para no estresarse. El estrés influye en la pérdida de peso, por lo tanto, debemos controlarlo si nuestro objetivo es conseguir lo contrario.

Es esencial no saltarse el desayuno ni atrasarlo más de una hora. Lo mejor será desayunar con tranquilidad nada más levantarse. Un desayuno perfecto para una dieta hipercalórica es un bol de leche entera con muesli, acompañado de una tostada de pan con queso y aguacate. También podemos incorporar un zumo natural o sustituir el aguacate por un plátano con dátiles.

Para seguir una dieta hipercalórica es necesario comer 6 veces al día como mínimo. Los tentempiés entre comidas principales son muy importantes, ya que para ganar peso debemos comer cada tres o cuatro horas como máximo. A media mañana y media tarde podemos optar por un puñado de frutos secos y una rebanada de pan con atún o jamón ibérico.

En cuanto a la bebida, es ideal consumir dos litros diarios de agua. Aún así, debemos evitar beberla justo antes de las comidas ya que puede saciarnos más de la cuenta. Podemos sustituirla de vez en cuando por zumo natural o leche. Por otro lado, debemos intentar suprimir la Coca-cola y el café porqué aceleran más de la cuenta nuestro metabolismo basal. Además, tanto la Coca-cola como el resto de refrescos contienen gas y nos sacian muy rápido.

Por lo tanto, si se quiere seguir una dieta para engordar lo más importante es seguir las recomendaciones del nutricionista y no apostar por grasas trans o alimentos nada saludables. Optar por productos saludables como los mencionados anteriormente será la mejor opción, junto con las pautas, directrices y la dieta personalizada que nos facilite el especialista.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies