En un contexto digitalizado y tecnológico en el que términos como inteligencia artificial o big data están completamente integrados, lo mismo pasa con la robótica, que se está consolidando. Pero, ¿qué es exactamente un robot programable, de dónde viene o en qué sectores desempeña un papel fundamental? Sigue leyendo para descubrirlo y no pierdas la oportunidad de Estudiar Robótica con nosotros.

La robótica y la historia de los robots

El diseño moderno de robots, conocido como robótica, es una rama de la ciencia y la ingeniería que hace uso de la ingeniería mecánica, la ingeniería eléctrica y las habilidades informáticas para diseñar y construir robots.

El diseño robótico abarca todo, desde diseñar brazos robóticos utilizados en fábricas hasta robots humanoides autónomos llamados androides. Estos últimos son organismos sintéticos que reemplazan o aumentan las funciones humanas.

Leonardo da Vinci fue uno de los precursores del diseño robótico. Su robot era un caballero mecánico capaz de sentarse, agitar los brazos, mover la cabeza y abrir y cerrar las mandíbulas.

En 1928, un robot con forma humanoide llamado Eric fue exhibido en la Sociedad de Ingenieros de Modelos en Londres. Eric pronunció un discurso mientras movía sus manos, brazos y cabeza.

Más tarde, Elektro, un robot humanoide que podía caminar, hablar y responder, debutó en la Feria Mundial de Nueva York de 1939.

Robots en la cultura popular

En 1942, el cuento Runaround del escritor de ciencia ficción Isaac Asimov presentó las tres leyes de la robótica:

– Un robot no puede dañar a un ser humano o, a través de la inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

– Debe obedecer las órdenes dadas por un ser humano, excepto cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.

– Un robot debe proteger su propia existencia, siempre y cuando dicha protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Forbidden Planet, una película de ciencia ficción de 1956, presentó Robbie the Robot, la primera vez que un robot mostraba una personalidad distinta.

Star Wars y sus diversos droides, incluidos BB8, C3PO y R2D2 son personajes familiares en cualquier lista de robots en la cultura popular.

El personaje de Data en Star Trek llevó la tecnología androide y la inteligencia artificial al punto en que algunos espectadores se preguntaban ¿cuándo un androide alcanza la sensibilidad?

Los robots, los androides y los organismos sintéticos son dispositivos creados para ayudar a los humanos en sus tareas. Cualquiera que siga las noticias relacionadas con los robots puede darse cuenta de que no pasará mucho tiempo antes de su popularización. Antes o después todos podremos tener un androide personal para ayudarnos a lo largo del día. Entonces, ¿cuál es la definición de un robot programable?

Robot programable: eficiencia en estado puro

Los robots son máquinas que han sido programadas para implementar una serie de tareas independientemente o semiautónomamente. La automatización implica el uso de software, máquinas u otra tecnología para implementar tareas. Generalmente, estas son manejadas manualmente por trabajadores humanos.

De acuerdo con esto, el robot programable y la automatización tienen aplicaciones en varios campos. Algunas son el ejército, la agricultura, la fabricación, el comercio de divisas o la industria de la energía renovable. Las tareas a realizar en empresas de energía renovable han aumentado y se están convirtiendo en complejos desafíos de ingeniería. Por ello requieren la aplicación de robots y la automatización para ahorrar tiempo, aumentar la productividad y optimizar el rendimiento.

Sin embargo, el término robot no está bien definido, al menos, no actualmente. Existe un gran debate en la comunidad científica, de ingeniería y de aficionados acerca de qué es exactamente un robot y qué no.

Si tu visión de un robot es un dispositivo de apariencia algo humana que cumple órdenes de comando, entonces estás concibiendo esta tecnología como lo hace la mayoría de la gente. No es algo común ni práctico todavía, pero es un concepto que emerge de la literatura y del cine de ciencia ficción.

Los robots están por todas partes

Los robots son mucho más comunes de lo que muchas personas piensan, y es probable que los encuentres todos los días. Si has llevado tu automóvil a un lavado automático de automóviles, has retirado dinero de un cajero automático o has utilizado una máquina expendedora para tomar una bebida, es posible que hayas interactuado con un robot.

La mayoría de gente puede estar de acuerdo. Un robot es una máquina que realiza una serie de acciones de forma automática, estando programada por un ordenador. Esta definición permite que muchas máquinas comunes se definan como robots. Pueden incluirse los cajeros automáticos y las máquinas expendedoras. Una lavadora también cumple con la definición básica de ser una máquina programada. Tiene varias configuraciones que posibilitan que los pasos complejas que realiza se modifiquen automáticamente al realizar una tarea. Nadie piensa en una lavadora como un robot.

Características adicionales diferencian a un robot de una máquina compleja. La principal de ellas es que un robot es capaz de responder a su entorno para modificar su programa y completar una tarea, reconociendo cuándo se completa una tarea.

Los robots están a nuestro alrededor

Usando esta definición de trabajo de un robot, echa un vistazo rápido a los robots de uso común:

– Industriales: sin duda, el sector en el que son más útiles. Ya en 1959 llegó Unimate, un robot diseñado por George Devol para General Motors. Considerado como el primer robot industrial, Ultimate era un brazo robótico utilizado para manipular piezas fundidas a presión en la fabricación de automóviles. Una tarea peligrosa para los humanos.

– Médico: los robots en medicina realizan una amplia gama de tareas, que incluyen abordar una cirugía, ayudar en la rehabilitación o desinfectar automáticamente las habitaciones de los hospitales y las salas de cirugía.

 Consumidor: quizás el robot doméstico más reconocido es la aspiradora Roomba, que limpia automáticamente el suelo de tu casa.

– Robots que no sabías que eran robots: la lista contiene robots con los que te encuentras todos los días. Pero probablemente no los consideres como tal. Son algunos ejemplos los lavados automáticos de automóviles, cámaras de luz roja o de exceso de velocidad. También abridores automáticos de puertas, elevadores y algunos electrodomésticos de cocina.

En definitiva, el robot programable lleva mucho tiempo entre nosotros y, sin duda, todavía tiene mucho que decir. Aunque ¡tranquilo! eso no significa que vaya a quitarte tu trabajo.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies