Muchas personas se atreven a decir que saben qué es la psicología. Sin embargo, pocos son capaces de definir con palabras precisas a qué se dedica esta ciencia exactamente. De una importancia enorme en los últimos años, esta disciplina ha ganado notoriedad gracias a la normalización de la salud mental. Un ámbito en el que todos deberíamos estar mínimamente formados. Por ello, hoy reunimos los conceptos de psicología básica que todo el mundo debería conocer. Además, recuerda que en Esneca Business School podrás formarte en este sector, con nuestros cursos de Psicología y Trabajo Social.

Psicología básica: la ciencia que estudia los procesos psíquicos

Por definición, la psicología básica no solo estudia los procesos psíquicos, sino también todas las conductas propias de la condición humana y los orígenes de estas. El estudio de los factores que condicionan los comportamientos conductuales permite, en cierta medida, que se puedan corregir ciertas conductas dañinas o erróneas. Por eso es tan importante la psicología básica en el mundo de la psicología aplicada y general.

En primer lugar, debes de tener claro que la psicología se puede dividir en psicología básica, psicología aplicada y psicología general. Muchas personas creen que se trata de una ciencia genérica y amplia. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La psicología se puede dividir en diferentes ámbitos, tipologías y especializaciones. Así, tal como pasa en cualquier otra ciencia, todo se apoya en unos principios, en este caso se la psicología base será el pilar de la ciencia. En este caso, es la parte que define unas bases que explican las conductas y procesos conductuales que residen en un individuo.

La psicología básica vs. experimental

La psicología básica, por lo tanto, estudia y explica todo lo que tiene que ver con los procesos, tanto mentales como conductuales, de una persona “normal”. La general, por consiguiente, pertenecerá a esta rama y no se considerará como aplicada y responsable de todas las teorías generalistas del mundo de la psicología.

Otro de los objetivos de esta disciplina científica consiste en conocer las operaciones realizadas por la mente. Trata de explicar los procesos de su funcionamiento desde el punto de vista cognitivo. Quizás, ya intuyes las grandes diferencias entre la psicología básica y la aplicada. Es deducible que la aplicada será la encargada de poner en práctica los conocimientos de la básica para corregir, incentivar o manipular de alguna forma una conducta a través de las leyes de esta ciencia.

Los campos de actuación de la psicología básica

Puesto que estamos hablando de una rama que se dedica a la recopilación y al estudio de la organización de los conocimientos, es normal llegar a los conocidos como fundamentos de actuación. Son estos los procesos psicológicos básicos que estudia esta disciplina:

● La percepción.

● La atención.

● La memoria.

● El aprendizaje.

● El lenguaje.

● El razonamiento.

● La resolución de problemas.

La percepción

En el campo de la psicología moderna, la percepción ha cobrado una especial relevancia. La forma en que captamos la realidad y por qué lo hacemos de una determinada manera es esencial en esta rama de la psicología. No es para menos, si tenemos en cuenta que, a través de los sentidos y de un proceso psicológico, interpretamos de una determinada forma la información exterior.

Es un complejo proceso sensorial que consiste, a grandes rasgos, en la selección de estímulos que percibimos todos los animales. A través de la percepción, captamos las realidades. La elección de los estímulos no es la misma en unos que en otros. Por eso, la percepción es aleatoria y única en cada animal. Precisamente, esta particularidad llama la atención de quienes se dedican al estudio del cerebro humano.

La atención y los estados posibles

Otro de los grandes campos objeto de estudio en la psicología es la atención. Seguramente, si tuvieras que definirla, emplearías la palabra concentración. Muchos relacionan la atención con este concepto. Pero no hay nada más lejos de la realidad. Se trata de un asunto complejo que trata de explicar, a través del estudio, el interés por ciertas percepciones y no por otras.

¿Por qué aprendes mejor unas cosas que otras? ¿Por qué mantienes unos recuerdos en lugar de otros que has olvidado? Son solo unos cuantos ejemplos para que puedas entender la importancia que tiene el mecanismo cognitivo en general. La forma en que percibimos la información, la atención que ponemos a unos hechos sobre otros y la manera en que almacenamos los datos son objeto de análisis continuos.

El estudio de la memoria y del pensamiento se engloba en esta rama. La codificación de la información, el almacenamiento y el posterior razonamiento son esenciales para el estudio de comportamientos y anomalías en el marco de la psicología aplicada. De hecho, en las patologías psicológicas existe, inevitablemente, una alteración subyacente de los procesos cognitivos.

El estudio y el conocimiento de los procesos permiten, como es lógico, la aplicación de terapias y de acciones intervencionistas con el fin de corregir anomalías cuando las hubiera. Esta premisa explica gráficamente la relación de las distintas disciplinas y la importancia de unas para con las otras.

Psicología cognitiva, del aprendizaje y evolutiva: otros campos de la básica

Si bien el estudio de la percepción, la atención, el almacenamiento, el pensamiento y el lenguaje son partes de la rama de la ciencia básica, existen otros campos no menos importantes. Aparte de la psicología del aprendizaje, la evolutiva o la de la personalidad, la básica también engloba la de la anormalidad.

Es uno de los campos más atrayentes precisamente por las conductas disfuncionales y los aspectos que lo explican. De una manera sencilla de explicar, podemos decir que, desde el punto de vista básico, se analizan las causas biológicas de la enfermedad mental. Es decir, en esta rama de la psicología, el estudio pone el foco en la comprensión y el análisis de la causa subyacente de los trastornos mentales.

Si te quieres dedicar a la psicología básica, has de saber que a esta rama también pertenece el estudio del origen de la enfermedad mental, su desarrollo y las consecuencias de dicha anomalía desde varios puntos de vista distintos (entre ellos, desde la teoría y desde las distintas corrientes psicológicas). ¿Puede ser acaso más interesante esta rama de la ciencia?