Más allá del típico robot que vemos en las películas, son muchas las personas que se preguntan qué es la robótica y qué engloba este ámbito. Esta ciencia o técnica está cada vez más presente en el debate público. Ha pasado de ser una idea futurista a una realidad que debemos gestionar y utilizar de forma sabia. Para ser capaces de integrar sus virtudes en el día a día, es importante conocer cómo surge, cómo se puede aplicar y qué conocimientos son necesarios para manipularla. Es una industria que puede aportar respuestas a problemas actuales y acoger a muchas personas interesadas en trabajar en sectores tecnológicos. Si te apasiona este ámbito, no pierdas la oportunidad de estudiar con nosotros el Máster en Robótica + Automatismos Industriales. Y sigue leyendo con nosotros.

¿Qué es la robótica?

La robótica se define como una técnica que permite programar máquinas y robots para que realicen tareas repetitivas que habitualmente hace el ser humano. Es importante tener clara esta última distinción, ya que no cualquier máquina se engloba dentro del concepto de la robótica. Si te preguntas qué es la robótica, podríamos responderte que un buen ejemplo es un robot de cocina. Esta máquina sirve para suplir ciertas tareas humanas y facilitar la cocción de alimentos. Sin embargo, no podríamos decir lo mismo de un coche. En general, se entiende que un coche ya realiza una tarea que el ser humano no puede hacer por sí mismo: desplazarse de forma rápida y a una velocidad mantenida.

Si tienes claro este ejemplo, puedes intuir diferentes elementos de robótica que existen en el día a día. No todos han sido desarrollados recientemente, sino que algunas máquinas de este tipo llevan décadas con nosotros. Algunas de las más conocidas son las que se utilizan en las fábricas para ahorrar ciertos trabajos repetitivos e ineficientes que realizaban anteriormente los operadores manuales. Este tipo de maquinaria se utiliza en ámbitos muy concretos y adaptados a la industria, pero hay otras aplicaciones que inciden de una forma más directa en la población. Hablamos de los electrodomésticos de uso diario y dispositivos que nos ahorran tiempo en las tareas domésticas.

¿Por qué es importante su aprendizaje?

Vivimos en un momento en el que, para la economía y el mundo del trabajo, se buscan soluciones más eficientes. El consumidor medio quiere unos mayores niveles de seguridad y un menor tiempo de procesamiento. En los procesos, el factor humano puede ser un lastre, ya que incluye siempre elementos tan mundanos como la duda o la distracción. El robot es una máquina programada para realizar la misma tarea de una forma constante y su rendimiento no disminuye a medida que la tarea se vuelve más monótona.

Además, Otras tareas se pueden realizar de una forma aún más eficiente, como la limpieza. Actualmente, los dispositivos robots pueden calcular en centésimas de segundos diferentes rutas de limpieza para ahorrar tiempo. Los mismo ocurre con los dispositivos de transporte automático, que permiten llevar personas o mercancías de un punto A a un punto B por el camino más seguro y eficiente posible.

Este tipo de cuestiones son cada vez más importantes para los consumidores, y también para el conjunto de la sociedad. En un mundo en el que los datos lo son todo, la eficiencia puede ser una aliada estupenda de la estadística. Ambos conceptos pueden mezclarse para ofrecer soluciones sostenibles, eficientes y de ahorro. Además, las personas podrán dejar de realizar tareas monótonas que podrían afectar a nivel mental. La producción, sin embargo, se mantiene constante o incluso aumenta. De este modo, la riqueza de las sociedades en conjunto se mantiene y progresa, mientras que cada vez es necesario un menor esfuerzo humano.

¿En qué ámbitos se puede utilizar?

Como hemos mencionado, muchas personas pensaban en la industria al reflexionar sobre qué es la robótica. Se vinculaba con procesos optimizados de maquinaria pesada. Sin embargo, esto lleva un par de décadas en actualización y parece que ahora el cambio de rumbo ya es palpable. Hablamos de un giro hacia el consumo doméstico que acerca las virtudes de las máquinas a cualquier persona. Es especialmente interesante su uso para suplir la falta de capacidades de las personas mayores, niños o enfermos. En este ámbito, los robots pueden hacer la vida más fácil a las personas y evitarles tareas complejas y que requieren esfuerzo. Este es quizás el uso más social que se puede extraer de la robótica.

Otra respuesta que podríamos dar a la pregunta de qué es la robótica su innegable nicho en el sector doméstico. Es innegable que se ha convertido en una aliada para las tareas domésticas de muchas familias. La coordinación y la instalación de dispositivos robóticos, también conocidos como productos domóticos, ha permitido a muchas personas poder dedicar más tiempo a lo que les importa y menos a las tareas cotidianas.

También se podrían ver beneficiadas ciertas profesiones y sectores en los que existe un alto riesgo. Los bomberos, operarios de grandes volúmenes e incluso militares podrían aumentar su seguridad si delegan ciertas tareas a máquinas automatizadas. Muchos trabajos suponen un riesgo no asumimos como parte de esta categoría frecuentemente (por ejemplo, la labor de un repartidor o chófer). También para estos casos, habría soluciones robotizadas que disminuirían la siniestralidad laboral drásticamente.

¿Qué aportaciones puede realizar a la sociedad?

Sin duda, la última respuesta que debemos contemplar a la pregunta qué es la robótica es que supone un avance innegable en diferentes ámbitos de la sociedad:

  • Ahorro de tiempo: Las grandes y pequeñas empresas podrían beneficiarse de una sincronización perfecta. Así, disminuirían los tiempos de espera y las irregularidades que se relacionan con el comportamiento humano. Una máquina no necesita descansos y no sufre distracciones conscientes.
  • Aumento de la eficiencia: Debido a factores como el tiempo, los robots pueden hacer un trabajo más eficiente en el sentido más simple. Hablamos de más servicios realizados en un mismo espacio temporal.
  • Disminución de accidentes: Bajarían notablemente las cifras de accidentes laborales, ya que se dañarían los robots en su lugar.
  • Mayor comodidad para las personas. Existen muchas tareas tediosas tanto del hogar como del trabajo que podríamos ahorrarnos para emplear el tiempo en nosotros mismos.

Como puedes ver, la robótica es una técnica con mucho futuro. Al preguntarnos qué es la robótica, es importante aclarar que es una manera de entender el mundo y que puede ser muy útil ahora. En el pasado, la sociedad carecía de la tecnología necesaria para exprimir al máximo esta idea y adaptarla a sus necesidades. Si te apasiona este ámbito, no te vayas sin echar un vistazo a nuestra doble titulación de Máster en Robótica + Automatismos Industriales.