Como muchos ya sabréis, la robótica se ha instalado en muchos ámbitos de nuestra vida. Sin apenas darnos cuenta, estos androides programados nos ayudan en nuestras tareas cotidianas. Los encontramos en la cocina, en las tareas de limpieza o hasta en nuestros momentos de ocio. Sin embargo, el ámbito de la robótica es tan extenso, innovador y cambiante, que nunca dejamos de aprender de él. ¿Quieres hacerlo tú también? No te pierdas nuestro post sobre la robótica colaborativa. Y descúbrelo todo sobre este apasionante ámbito tecnológico con este Curso Robótica especializado. ¡Veamos, ahora, qué son los robots colaborativos!

Qué es la robótica

Para empezar, debemos saber que la robótica es una ciencia que comprende muchas disciplinas de la tecnología y la electrónica. El principal objetivo de la robótica es el de crear máquinas que sean capaces de hacer o simular comportamientos humanos. El origen de este término proviene de la palabra «Robbota», un término checo que se traduce como «servidumbre» o «trabajo forzado».

¿Por qué motivo se acabó denominando así a estas máquinas que, precisamente, pueden ayudarnos a librarnos de tareas mecánicas y pesadas? Fue Karol Capek, escritor y dramaturgo de la República Checa, quien lo acuñó en 1920. La primera vez que se usó la palabra «robot» fue en una de sus obras de teatro, R.U.R. (Rossum’s Universal Robots). En ella, Capek hablaba sobre una empresa capaz de fabricar humanos artificiales para acabar con el trabajo excesivo de los peones en las fábricas.

Tras ello, el divulgador científico y escritor Isaac Asimov, quien estableció que la robótica es una ciencia que estudia y diseña los robots. También fue él quien estableció las tres leyes de la robótica para sus novelas. Estas asentaban que un robot no puede dañar a un humano, debe cumplir con las órdenes de los humanos (a menos que sean para dañar a otro humano) y deben velar por su existencia mientras no entren en conflicto con las dos primeras leyes.

Ahora que ya tenemos un poco de contexto sobre esta apasionante ciencia de la robótica, veamos qué significa el concepto robótica colaborativa. Pues, sencillamente, son robots diseñados para llevar a cabo tareas en colaboración con los humanos.

Definición de robot colaborativo o cobot

Los robots han cambiado la manera de ver el mundo. Y parece que lo han hecho de manera permanente. Como ya hemos visto, se han instalado en nuestro día a día, y no solo se han quedado, sino que no dejan de ocupar nuevos espacios. Uno de ellos, nuestros puestos de trabajo. De ahí ha nacido la industria 4.0., también llamada la era de la producción inteligente.

Y una de las principales «causas» de esta revolución industrial digital es la llegada de la robótica colaborativa. Los cobots, así se llaman también los robots colaborativos, son aquellos robots programados para trabajar colaborativamente con los trabajadores de la industria 4.0.

Estos automatismos industriales suelen estar fabricados para trabajar junto a humanos. Por ello, deben seguir unas estrictas normas de seguridad robótica para que los humanos que trabajen con cobots estén seguros y sufran los mínimos accidentes posibles.

Características de los robots colaborativos o cobots

Así, el robot colaborativo cuenta con una serie de características que le diferencian de los robots domésticos u otros androides. Veamos a continuación cuáles son sus principales facetas a destacar:

  • El cobot está diseñado para que sus usuarios puedan programarlo fácilmente. por ello, tienen sistemas sencillos.
  • La programación de sus funciones es regulable. De este modo, los operarios de la Industria 4.0. que trabajan con robots colaborativos pueden ajustar su fuerza y movimientos.
  • Los cobots suelen estar fabricados con materiales ligeros. Esto es una medida de seguridad fundamental para los usuarios de estos automatismos industriales.
  • Construidos a base de sensores, los últimos diseños de robótica colaborativa son capaces de parar sus movimientos si uno de sus sensores detecta movimientos inusuales.
  • Permiten crear productos ajustados según las exigencias de cada cliente. Por ello, los trabajadores de la industria 4.0 están formados en robótica.

Las ventajas de la robótica colaborativa

Las ventajas de la automatización industrial y la introducción de los robots colaborativos en líneas de producción son muchas más de las que nos podamos pensar. Por ello, esta tendencia no deja de aumentar. Tanto es así que, según la OCDE, el mercado español será uno  de los que más automatización va a recibir, pudiendo afectar a uno de cada cinco puestos de trabajo. Ello se debe a la rápida adaptación de las industrias a los cobots, fáciles de manejar, y más económicos que los automatismos industriales tradicionales.

Sin embargo, estas cifras no son negativas, al contrario. La posibilidad de que pequeñas, medianas y grandes empresas automaticen sus procesos más peligrosos, repetitivos y tediosos es altísima. Un punto a favor tanto para las empresas como para los trabajadores, que lejos de perder sus empleos, tienen una nueva oportunidad de reinventarse, estudiar robótica y aprender a convivir con los cobots.

La robótica colaborativa es, por lo tanto, la opción perfecta para que los trabajadores y empleados que quieran seguir mejorando sus habilidades en sus puestos de trabajo. Con el curso de robótica que encontrarás en nuestro centro, podrás adquirir todos los conocimientos necesarios para especializarte en robótica colaborativa. Pide ahora información sin compromiso.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies