El avance de la tecnología a lo largo del siglo XX ha permitido desarrollar diferentes tipos de máquinas que facilitan diferentes tareas y trabajos. Ha sido así como el brazo robot se ha convertido en una herramienta indispensable dentro de la industria. Se utiliza para reemplazar y ampliar funciones que haría un brazo humano. Gracias a su labor, es capaz de resolver tareas que requieren de una gran precisión, repetición o son pesadas o peligrosas. Permite que los trabajos mecánicos sean más sencillos para los operarios y simplifica líneas complejas de producción. Además, evita accidentes laborales relacionados con trabajos de carga de peso. Desde su llegada a la industria en los cincuenta, ha resultado una inversión óptima, ya que maximiza ganancias y reduce costes. ¿Te interesa este ámbito? Pues no te pierdas nuestro curso profesional de robótica, con el que podrás ampliar tus conocimientos y competencias.

A continuación, podrás conocer la historia del brazo robot, cómo se creó, sus ventajas y aplicaciones más comunes. Te la contamos en este artículo.

La historia del brazo robot

Fue el inventor Nikola Tesla quien, en 1890, ya anticipó que las máquinas sustituirían al hombre en trabajos mecánicos. La palabra robot proviene del escritor Karel Capek que la inventó para su obra teatral R.U.R. (Robots Universales Rossum) de 1921El término procedía del checo “robota”, esclavo.

Los ingenieros George Devol y Joseph Engelberger patentaron en 1948 el primer robot para uso industrial. Años más tarde, Devol patentó el robot Unimate, utilizado por General Motors para el ensamblaje de motores de vehículos. Unimate podía elevar piezas de más de doscientos kilos.

La aparición de Unimate hizo que distintas empresas industriales empezasen a trabajar en sus propios diseños robóticos. Los primeros trabajos de estos brazos eran muy simples, como mover objetos de un punto a otro. Fuji Kyogo desarrolló en 1963 el robot Palletizer, un brazo robótico que transportaba pallets.

A partir de los ochenta, con el avance de la tecnología informática, se impulsó de manera definitiva el uso de robots en la industria. Su producción llegó a alcanzar un 80 % en el sector industrial. Nacía lo que se conoció como Era Robótica. Hoy en día, la investigación y desarrollo de robots sigue en marcha, con la creación de diseños que incorporan comportamientos autónomos. Los avances en este campo auguran un futuro de brazos robóticos que resolverán tareas cada vez más complejas. El futuro de los brazos robots industriales, sin duda, será apasionante.

¿Qué es un brazo robótico?

Se trata de un brazo mecánico diseñado con estructuras articuladas que le permiten hacer un gran número de movimientos recreando las funciones de un brazo humano. Habitualmente, se fabrica con materiales como aluminio, acero, fibra de carbono o titanio.

Su cometido principal es agilizar tareas que requieren de repetitividad y precisión en procesos de líneas de producción. Los sectores industriales que normalmente utilizan el brazo robot son la industria mecánica, automovilística, minería, farmacéutica o alimenticia.

Las partes que lo conforman son:

  • Controlador: Compuesto por un microordenador que se encarga de calcular los procesos y movimientos que debe ejecutar.
  • Actuadores: Son los motores que generan la fuerza para moverse.
  • Manipulador: Es la parte mecánica que realiza los movimientos.
  • Articulaciones: Permiten generar movimientos lineales y en ángulo.
  • Muñeca: Se encarga de realizar movimientos de elevación, desviación y giro.
  • Mano robótica: La extensión final de la muñeca que cumple la tarea del movimiento mecánico final que corresponde a una pinza u otro tipo de herramienta.

Descubre nuestro máster en robótica y automatismos online

Tipos de brazos robóticos

Entre los distintos tipos de robots que puedes encontrar en la industria, destacan:

Robot manipulador

Se trata de la tecnología más compleja en la línea de producción. Este tipo de brazo está dotado con función de visión y detección de fuerza para ejecutar tareas autónomas. Es capaz de realizar actividades que incorporan reconocimiento de formas o ajuste de fuerzas.

Robot cartesiano

Un diseño robótico que se caracteriza por generar movimientos mediante 3 articulaciones lineales. Los movimientos son perpendiculares y se establecen siguiendo los ejes cartesianos X, Y y Z.

Es un modelo de robot que ofrece extraordinarios niveles de precisión. Su programación resulta sencilla y tiene un coste asequible. Se emplea en tareas de soldadura, ya que es capaz de realizar operaciones fáciles.

Robot Scara

Al igual que el robot cartesiano, este diseño se desplaza siguiendo los mismos ejes. Sin embargo, incorpora otro eje más, lo que le permite girar una herramienta al final del brazo. Es un robot indicado para labores de ensamblaje.

Robot cíclico

Es el brazo que más se parece en movimiento al funcionamiento del brazo humano. A diferencia de otros diseños, este abarca una amplia variedad de movimientos.

Robot de 6 ejes

Sus articulaciones le permiten mover las herramientas en posiciones con tres movimientos. Un diseño que lo dota de una gran capacidad de flexibilidad en distintas aplicaciones industriales.

Ventajas de utilizar robots

Entre las principales ventajas que nos aporta este tipo de robots en la industria están:

Mejoras en el sistema de producción

Gracias a su precisión y complejidad en la ejecución de tareas, los brazos robóticos mantienen estándares altos de calidad. Su probabilidad de error es casi nula, incluso en tareas donde se requiere una precisión muy alta. Un robot puede realizar un gran número de tareas. En especial se ocupa de las más repetitivas o pesadas. Así, se evita poner en situación de riesgo a los operarios, que pueden ocuparse de tareas más creativas.

Mantenimiento viable

Pueden trabajar 24 horas al día sin descanso, una ventaja que aumenta la productividad. Con diseños cada vez más perfeccionados por la innovación tecnológica, su mantenimiento es relativamente eficaz y rápido.

Nuevas posibilidades de empleos

El desarrollo de estas nuevas tecnologías industriales sirve también para crear empleos. El sector industrial requiere expertos que supervisen y mantengan a punto las máquinas. Otro gran punto de interés de este sector son los profesionales que se dedican al desarrollo, programación y mantenimiento de robots. Para estos empleos son necesarios equipos de nuevos profesionales. Es un sector laboral que cuenta con grandes posibilidades.

Terminamos nuestro breve repaso por el mundo del brazo robot. Como puedes ver, es un invento que ha facilitado el trabajo a muchos sectores industriales y ha ayudado a ganar en calidad de vida a muchos operarios ahorrando tareas duras y repetitivas.

Fórmate ahora con nuestro máster en robótica y automatismos industriales online o a distancia