Si tienes un negocio online o estás pensando en lanzarte a ello, seguro que el post de hoy te interesa. ¿Qué es el posicionamiento en buscadores? ¿Cómo puede influir en un negocio? ¿Cómo se trabaja? Si no conoces nada sobre el posicionamiento, quieres especializarte en ello o te apasiona el marketing digital, no te pierdas la oportunidad de Aprender SEO con nosotros. Y sigue leyendo. Te contamos todo sobre este sector de éxito.

Posicionamiento en buscadores: definición

Si has llegado hasta aquí seguro que te interesa conocer en profundidad qué es el posicionamiento web en buscadores. Conocido también como SEO, estas disciplina es una de las técnicas de marketing más importantes de la actualidad. Aunque es importante decir que no es la única y que se complementa con otras estrategias.

En resumen, el SEO comprende todas las estrategias que nos permiten salir en los primeros resultados de Google u otros buscadores. O dicho de otra forma con ejemplos, es lo que nos permite que nuestra web de “aluminios” aparezca en primeros puestos cuando alguien busca “ventanas de aluminio”.

Como se trabaja el Posicionamiento en Google

Aunque parezca fácil y accesible, lo cierto es que el posicionamiento en buscadores es todo un arte. Conocer qué quiere y cómo lo quiere el gigante Google no es fácil. Algunos expertos apuntan que son más de 300 los factores que hacen que una web sea la primera en el buscador.

SEO para principiantes: primeros pasos

Si quieres empezar a configurar tu web o cambiarla para conseguir ser el primero en Google, atento. Te contamos los primeros pasos a seguir antes de crear una estrategia de posicionamiento en buscadores.

1-. Analizar bien el negocio que tenemos o queremos lanzar

Es muy importante para conocer nuestro sector. Asimismo, en este apartado nos fijaremos en la competencia directa que tenemos. Deberemos tener en cuenta sus productos, palabras clave y posibles técnicas usadas para promocionarse. Conocer la competencia directa y evitar fijarnos, tal vez, en los líderes absolutos al principio será clave. Empezar superando a la competencia real nos permitirá intentar afrontar al líder absoluto en un futuro.

2-. Trabajar las keywords

Las keywords o palabras clave son los elementos (expresiones, nombres o palabras) con los que nos posicionaremos. Generalmente, se usan herramientas para localizar las mejores opciones según el negocio. Una de las más conocidas sería Google Keyword Planner. Una vez localizadas las keywords con más búsquedas según nuestro objetivo, pasaremos a pensar como usarlas. Estas palabras son las que deben responder a lo que nuestros clientes busquen en Google.

3-. Crea contenidos, páginas y otros usando las keywords

Seguramente conocerás la importancia del apartado blog dentro de una web. A través de él, deberás crear contenido interesante que contenga keywords relacionadas con tu negocio.

Asimismo, deberás optimizar tus páginas en base a ello. Un consultor SEO es una de las mejores opciones para ello. Sin embargo, si no tienes presupuesto o prefieres convertirte en uno de ellos, no pasa nada. Con nuestro curso conseguirás entender tus estrategias.

La araña de Google, ¿cómo funciona?

La araña de Google es ese mecanismo por el que este potente buscador posiciona a las webs. Comprender cómo funciona es básico para construir una estrategia de posicionamiento en buscadores.

Aunque solo el gigante tecnológico conoce su funcionamiento al 100%, desvelamos algunas pistas sobre ella.

Según el propio Google, la araña decide qué resultados mostrar tras haber buscado en su índice. Así, podríamos comparar este mecanismo con un gran libro lleno de entradas. Ordenadas, por supuesto, según temática e importancia. Conseguir que la araña nos detecte como lo más importante de nuestra temática es el principal objetivo de trabajar el SEO.

Para mostrar sus resultados, el robot interpreta:

  • Rastreo: ¿Es tu sitio web un lugar fácil de encontrar en el índex?
  • Índice: ¿Es fácil para la araña decidir doonde indexar tu sitio? (Temática)
  • Resultados: ¿Es interesante y relevante el contenido de tu página? (Trabajo de keywords)

Puntos de trabajo en SEO

Como ya hemos expuesto anteriormente, trabajar el SEO no es fácil. Comporta realizar cambios y optimizaciones en una página para obtener su máximo rendimiento. Por ello, a continuación te presentamos algunos puntos a tener en cuenta.

  • Enlaces internos y externos. Relacionarse con páginas con la misma temática es arriesgado. Pero a Google le facilita las cosas y, por ello, te recompensa mostrándote más.
  • Cuida los encabezados y las etiquetas <H> de tu contenido. En ellos, usa preferentemente tu keyword y otras palabras, sinónimos o expresiones relacionadas.
  • Cuidado con la usabilidad de tu web. Es importante que mantengas tu web amigable con el usuario. Una página con carga rápida, dinámica y sencilla será favorable para tus futuros clientes.
  • Redes sociales. Si no trabajas o conoces el sector del marketing y el SEO es probable que no lo sepas. Sin embargo, usar las redes sociales para generar contenido es una muy buena idea. En este punto es importante recordar que crear un buen contenido te dará visibilidad y tráfico de calidad.

Beneficios de trabajar el SEO de tu negocio

Las estadísticas son claras y directas. Casi todos los usuarios buscan la solución a su búsqueda en la primera página del buscador. Conseguir los primeros puestos es casi una garantía para ganar público. Lo que, probablemente, se traduzca en más clientes si eres un e-commerce. De ahí el principal beneficio de trabajar el posicionamiento en buscadores.

Por otro lado, si se crea la estrategia de SEO basándose en keywords, quienes entren a tu web, encontrarán lo que buscan. Es decir, generalmente tus visitantes entrarán a tu web buscando el producto que ofreces.

Las imágenes en SEO, el punto extra

Antes de despedirnos, os dejamos con un punto extra para vuestras estrategias de marketing. Y son nada más y nada menos que las imágenes de tu página. A todos los que pensaban que eran solo para lucir, atención. Cuidar las imágenes puede ser el punto extra para conseguir las primeras posiciones de Google.

En este sentido, presta especial atención al nombre del archivo. Usa keywords en sus nombres y cuida su formato, peso y tamaño. Recuerda que las imágenes pueden ser leídas. Por ejemplo, por el robot de Google. Ese es un buen motivo para añadirles un texto alternativo que contenga su palabra clave. No te olvides tampoco de concretar un atributo ‘alt’ a cada una de ellas.

 

Ahora que ya has comenzado a conocer el mundo del SEO, ¿a qué esperas? Especialízate en ello con nuestro curso y lánzate camino al éxito.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies