Si eres un apasionado de la lectura, la literatura, la escritura o el arte de las letras en general, seguramente habrás llegado aquí en busca de respuestas. La estructura narrativa es el esqueleto de cualquier obra literaria. Gracias a ella, los autores construyen sus historias, de ficción, teatrales, de ensayo o incluso biográficas. ¿Te preguntas qué es exactamente la estructura narrativa y cuantos tipos podemos encontrar? ¡Genial! Te lo explicamos todo a continuación. Además, recuerda que en nuestro centro podrás encontrar el Máster en Escritura y Narración Creativa + Máster en Redacción y Corrección de Estilos.

Estructura narrativa: qué es

Leer de izquierda a derecha, y de arriba abajo siguiendo un orden determinado. Así estamos acostumbrados a leer novelas, guiones de teatro, biografías o ensayos. Para construir una obra de literatura (y cualquier otro tipo de escrito) necesitamos establecer una estructura narrativa, la herramienta que nos permitirá expresar o explicar lo que queramos transmitir.

La estructura narrativa de un texto es lo que divide el texto en partes pero lo que a su vez permite que sea una sola unidad. La estructura de la narración es aquello que nos permite identificar las diferentes partes de una historia o mensaje pero a su vez nos da una idea general de lo que estamos leyendo. ¿Cuántos tipos de estructura narrativa existen? Lo analizamos a continuación:

Tipos de estructura narrativa

¿Quién no se acuerda de cuando escribía redacciones para el colegio o el instituto? O, ¿quién de nosotros no ha escrito un correo electrónico o carta larga? En todos nuestros textos aplicamos una estructura narrativa concreta que nos permite expresarnos. Sin embargo, si hablamos de literatura, los tipos de estructuras narrativas son más y, por supuesto, más complejos. Veamos algunos ejemplos de tipos de estructura narrativa que podemos reconocer fácilmente:

  • Estructura lineal

Típica y tópica, la estructura narrativa lineal es la más famosa y fácil de reconocer. Aunque todo esto no signifique que funcione igual para todas las historias o que debamos usar esta estructura en todas nuestras obras. La estructura narrativa lineal es la que nos presenta los hechos de manera cronológica. Generalmente, empieza presentando a los protagonistas (introducción), su historia o problema  (nudo) y su solución (desenlace).

  • Estructura narrativa no lineal

El narrador compone la historia dando saltos en el tiempo atrás (pasado) o adelante (futuro) para acabar explicando los hechos. Pueden aparecer personajes contemporáneos o aparecer personajes de diferentes épocas que, entre todos, configuran la narración final.

  • Estructura circular

La característica principal de la estructura narrativa circular es que la historia empieza con la misma acción con la que acaba. En esta estructura suele utilizarse el recurso literario de la repetición, dándole al lector la sensación de “esto ya lo he leído” y dejándolo en el punto de partida.

  • Estructura interactiva

Este tipo de estructura narrativa le da al lector la oportunidad de crear su propia historia con su propio final. Convierte la literatura en un tipo de juego interactivo en el que la historia avanza según la decisión del lector.

Sin embargo, ya hemos comentado anteriormente que hay muchos tipos de narraciones. Lo bonito de juntar palabras es no solamente crear historias, sino crear historias únicas. A continuación, vemos algunos tipos de estructura narrativa poco convencionales que han logrado cautivar a los amantes de la literatura.

  • In media res

No sabemos quiénes somos, ni dónde estamos, ni qué ocurre. La historia que se basa en la estructura narrativa in media res empieza, literalmente, en medio de la nada. Avanzamos mediante flashbacks (miradas al pasado) para descubrir qué nos ha llevado a la situación en la que nos encontramos.

  • Narración inversa

Empezar por el final e ir avanzando desde el pasado para llegar al principio. Así funciona la estructura de narración inversa, que puede sumergirnos en un pasado constante (englobando toda la historia) o ir dando diferentes saltos en el tiempo pasado.

  • Estructura narrativa desordenada o antiestructura

El maestro Cortázar y su Rayuela son el gran exponente de esta estructura que no tiene ni principio, ni final, ni un orden determinado. El libro está compuesto por capítulos que pueden leerse de principio a fin (de manera cronológica), del revés (empezando por el final) o en un orden aleatorio.

  • Estructura sin final

Sí, tal como has leído. La estructura narrativa sin final es la historia que no acaba, que nos deja con un final abierto. Podemos dejar el conflicto principal solucionado, pero no cerrar todos los hilos o, por lo contrario, cerrar algunos hilos pero no la historia principal. Las estructuras narrativas sin final nos dejan con interrogantes y pueden dar paso a una segunda parte o, simplemente, a una reflexión por parte del lector.

  • Doble clímax

Típico de historias de superhéroes en las que, una vez ha vencido al villano, aparece un supervillano, más poderoso, más peligroso, más fuerte. Una historia que, cuando parece que ha acabado, resurge de su historia y se relanza para seguir con la narración. Una estructura también usada en videojuegos.