Quizás te estés preguntando a qué hace referencia el concepto de diseño editorial moderno. A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las características de esta disciplina técnica y sus múltiples salidas laborales. ¡Vamos allá!

Si estas interesado en convertirte en un experto en diseño editorial, no pierdas la oportunidad de aprender diseño gráfico con nosotros. Descubre nuestra titulación y sigue leyendo.

El diseño editorial moderno

El diseño editorial es una rama perteneciente al diseño gráfico cuya función principal consiste en diseñar y componer de forma óptima distintos tipos de publicaciones.

Se trata de programar, clasificar y estructurar todo el contenido de revistas, libros, periódicos, catálogos, etc. Podríamos afirmar que se encarga de la arquitectura de las publicaciones. Tal y como define el prestigioso director de la revista Speak Magazine, Martín Venezky, el diseño editorial moderno es el marco por el que una determinada historia se lee, se transmite y se interpreta.

Una misma publicación puede transmitir diferentes sensaciones a cada lector, por eso resulta tan importante conocer bien las características específicas de cada proyecto. Un diseño editorial moderno resaltará las cualidades propias de cada publicación y hará que resulte más atractiva.

En resumen, cualquier tipo de medio de comunicación escrito que desee proporcionar información o transmitir alguna opinión necesita un buen diseño y maquetación editorial.

Elementos del diseño editorial.

Todas las publicaciones, a pesar de sus diferencias, comparten una serie de rasgos que debe conocer a la perfección un buen diseñador editorial.

El formato

Esta característica hace referencia principalmente a la forma y el tamaño. Se relaciona con su manifestación física o digital. Es fundamental evaluar cuál va a ser el formato óptimo para cada publicación; un error aquí podría echar por tierra todo el trabajo anterior de redacción.

La retícula

Es la caja tipográfica donde se sitúa el texto. Aunque sea invisible para el espectador, es de suma importancia en el diseño, ya que estructura y da coherencia a los distintos contenidos. Además, equilibra la composición de las páginas. Sus componentes son:

– Márgenes

– Columnas

– Módulos

– Zonas espaciales

– Medianil

– Líneas de flujo

La tipografía

La tipografía es la expresión visual de las ideas. Abarca todo lo relacionado con las letras, los números y los símbolos de un soporte físico o digital. La elección de una determinada fuente vendrá condicionada por tres factores; el mensaje que desea transmitir, el lector al que va dirigido y, por último, el formato del libro.

El color

El color aporta alegría, activa la atención y estimula los sentidos. Multitud de estudios confirman la capacidad de los colores para transmitir sensaciones y emociones. La elección del color es un factor fundamental para conseguir una buena adecuación entre el contenido y su marco visual.

Los elementos gráficos

Una imagen vale más que mil palabras. De nada sirve un gran texto si no viene acompañado de la imagen adecuada.

En la actualidad, el diseño editorial moderno se compone de multitud de elementos gráficos. Mapas, tablas, gráficas, dibujos o infografías complementan el texto y le dan sentido.

Características de un buen diseñador editorial

El primer y principal objetivo del diseñador editorial debe ser lograr captar la atención del lector entre un inmenso mar de libros, periódicos y revistas a su disposición.

Es por esta razón que el diseñador editorial debe enfocar su trabajo hacia ese objetivo, desarrollando la creatividad y activando la imaginación. Una excelente portada puede hacer triunfar a un libro incluso antes de que sea leído.

Si quieres ser un buen diseñador gráfico y editorial no olvides las siguientes variables a la hora de realizar tus maquetas y diseños, ya que de ellas dependerá que tu trabajo logre captar la atención del cliente.

Legibilidad

Una característica esencial de cualquier texto es que sea agradable y fácil de leer. Si cansamos pronto al lector, no lograremos nuestro objetivo. Para ello hay que elegir una tipografía legible, sencilla y específica para cada tipo de publicación.

En la actualidad contamos con modernos y sofisticados procesadores de textos, los cuales poseen completos portafolios donde encontrar la tipografía ideal. Eso sí, se debe tener paciencia y ser constante.

Tipografía limitada

El uso de muchos tipos de tipografía distintos en el mismo texto no es aconsejable, ya que genera confusión y puede llevar al agotamiento visual.

Color y cuerpo

Como ya hemos comentado anteriormente, estamos ante un apartado fundamental del diseño editorial moderno. Debemos evitar la monotonía. Un método efectivo consiste en combinar el color del fondo y el contenido utilizando colores complementarios. De este modo no se quitarán visibilidad mutuamente.

Interlineado

Debemos usar un interlineado que facilite la lectura (un interlineado demasiado corto hace que las líneas se mezclen al leer). Se suele utilizar la regla del veinte por cien. Esta regla indica que el tamaño del interlineado debe ser un 20 % mayor que el tamaño de la fuente.

Interletraje

También denominado densidad visual, el interletraje hace referencia al espacio entre cada una de las letras que componen el texto. Aunque parezca una característica más estética que funcional, el diseñador editorial debe tener en cuenta este aspecto.

Si buscamos un texto más elegante y sofisticado aumentaremos el interletraje. Si por contra buscamos un texto con más continuidad debemos disminuir el espacio entre las letras (aunque esto puede afectar a la legibilidad del texto).

Evolución y tendencias en el diseño editorial

Mucho tiempo ha pasado desde que Gutenberg, en 1440, pasará a la historia como el inventor de la imprenta. Desde entonces hasta hoy el mundo del diseño gráfico y el diseño editorial moderno no ha dejado de crecer y evolucionar.

En los últimos años, la aparición de Internet ha supuesto la llegada de un nuevo formato en el diseño editorial moderno. Nos referimos a la edición digital.

Cualquier medio de comunicación que quiera hacerse un hueco en el competitivo mundo de la comunicación visual debe tener su versión digital. A esto se une la aparición de muchas revistas y periódicos que se difunden exclusivamente a través de la red, ya que es una forma mucho más sencilla y económica de iniciar un proyecto.

Esta competitividad ha hecho que los diseñadores editoriales, ayudados por las nuevas tecnologías, creen nuevos y originales diseños y maquetas que logran atraer al lector y centrar su atención.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies