Seguramente habrás observado que la alimentación tanto vegetariana como vegana están en alza. No solo en casa, actualmente ya existen diferentes tipos de restaurante vegetariano. Sea por respeto hacia los animales, por salud o por respeto al medioambiente, cada vez más personas adoptan esta dieta.

Si te interesa el mundo de la alimentación y la dietética, ahora puedes estudiar Nutrición y adquirir los conocimientos que necesitas para especializarte en este ámbito.

Es un modo de alimentación con indudables beneficios para quien lo adopta pero hay más. Al estar extendiéndose como una moda, también trae beneficios económicos a quien decide apostar por este nicho de mercado. Ahora verás más productos vegetarianos y veganos en el supermercado, así como bares y restaurantes en la misma línea. Este sector todavía no está suficientemente explotado, y promete ser el futuro, ¿te animas?

 

El primer restaurante vegetariano

Nada mejor para comenzar que echar un vistazo a la historia reciente. ¿Quién abrió el primer restaurante vegetariano?

El pionero fue Ambrosius Hiltl, padecía artritis reumática y decidió cambiar su alimentación. En 1903 abrió el restaurante Hiltl en Zúrich. Además de su cambio de dieta, creó un restaurante con alimentación plant-based. 

En aquella época las personas que elegían llevar esta alimentación no eran bien vistas. Si eres vegetariano o vegano y piensas que todavía es así, sigue leyendo. Es cierto que, hoy, aunque sea una tendencia creciente, vegetarianos y veganos aguantan bromas e incomprensión de algunas personas. Sin embargo, en 1903, el no comer carne era un signo de pobreza y los vegetarianos no eran bien considerados. ¡Fíjate en que incluso tenían una puerta trasera que utilizaban algunos clientes para no ser vistos por algún conocido!

Es llamativo también que se considere hoy que comer vegetariano o vegano es caro, cuando no lo es. En el pasado lo sabían y lo asociaban erróneamente a pobreza, hoy es al revés. No obstante, quien se interesa mínimamente por la nutrición es capaz de desmontar falsos mitos.

En la actualidad, el restaurante Hiltl sigue existiendo y mantiene gran fama. En los últimos años, se ha especializado en comida india.

 

Puntos básicos para montar un restaurante vegetariano

A continuación encontrarás aspectos clave que debes tener en cuenta si te interesa emprender en la restauración. El primer punto que queremos presentarte no es imprescindible, pero sí muy recomendable. Presta atención.

Dueño en consonancia con el local

Estarás de acuerdo en que suma credibilidad el hecho de que el dueño o gerente sea vegetariano o vegano. Aunque la alimentación del gerente no interfiere objetivamente en la calidad del restaurante de comida vegetariana, es una cuestión importante. Se trata de que los clientes perciban que los gerentes del negocio realmente son expertos en alimentación vegetariana.

Este aspecto, para muchos vegetarianos o veganos es un tema de ética. Pero, sin entrar en más detalles sobre ello, simplemente piensa en el marketing de cualquier negocio. Tienes que ofrecer una imagen agradable para el cliente en todos los sentidos posibles. Lo que ofrezcas debe ser de calidad, pero además, debe haber coherencia y solidez en la empresa. Entre los muchos detalles que transmite esa imagen, el hecho de que el gerente esté en consonancia con lo que ofrece el restaurante te hará ganar puntos.

Ubicación: ¿cómo elegirla?

Estamos en el momento perfecto para este tipo de restaurantes. Sin embargo, esto no quiere decir que cualquier sitio valga. Si lo establecemos en un lugar aislado por razones económicas, tienes menos visibilidad y la gente no tendrá más remedio que desplazarse. Estar en una zona con algo de ambiente o cerca de este, facilita el acceso de los clientes y la visibilidad del restaurante. La cuestión es que el lugar idóneo es una zona de restaurantes; lógico, ¿verdad? Es el mejor recurso para captar el público que realmente está buscando un lugar donde comer.

Para afinar más, hay un gran porcentaje de clientela vegetariana o vegana cuyo perfil es mujer con poder adquisitivo de clase media. No nos referimos a clase alta, pero sí de un cierto nivel económico. Esto te va a permitir apostar por un producto de calidad y conseguir un margen decente de beneficio. ¿Qué tiene que ver esto con la ubicación? Pues que, puestos a elegir, te sería más rentable si te acercas a determinados núcleos de población que si te alejas. No obstante, esto depende del modelo de restaurante, como veremos a continuación.

Escoge un modelo de restaurante y mantente fiel

No se trata de un restaurante de comida vegetariana sin más. Hay que concretar, para que la clientela sepa a qué atenerse. Si eliges un tipo más informal, de tapeo, esperas cortas y precios populares atraerás a un tipo de clientela. Esto te permitirá elegir unas zonas u otras, aunque luego acuda gente de todo tipo a tu local.

En caso de elegir un restaurante muy elegante con platos clásicos o un restaurante innovador puedes elegir otra zona. Además, varios elementos deben ir en consonancia con el tipo de restaurante. La decoración del local, los precios, el diseño de las cartas y hasta el trato del personal son algunos de ellos.

Si no te convence con el paso del tiempo, puedes cambiar el formato del restaurante. Pero es necesario que te des un tiempo para ello, pues la clientela puede sentirse confusa si haces cambios constantemente.

Otros detalles

Te será de utilidad tener en cuenta algunos aspectos más.

Estructura de la carta

Si haces un estudio de la clientela que te gustaría tener o de los platos que te gustaría crear, tu carta estará más bien enfocada. Intenta estructurarla bien y que los platos similares estén agrupados para que sea fácil identificar qué son y qué llevan.

Cantidad de platos vegetarianos

Es interesante que tengas una oferta lo suficientemente variada para que la clientela pueda frecuentar tu restaurante vegetariano sin comer siempre lo mismo. Si no tienes variedad o presentas novedades, es fácil que los clientes se cansen. Sin embargo, esto no implica tener una carta enorme. Es difícil presentar platos perfectos en una carta muy extensa. Es muy probable que los menos comunes queden olvidados y el día que te los pidan falte algún ingrediente. Necesitas una carta equilibrada, con diferentes opciones pero, a la vez, totalmente asequible para que los cocineros puedan dedicar el tiempo necesario a todos los platos.

Como ves, un restaurante vegetariano puede ser una gran idea de negocio si tienes en cuenta algunos detalles básicos. ¡Da el salto!

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies