Para organizar una boda, lo primero que se necesita, y no solemos tener, es tiempo. El ritmo frenético que viven las sociedades actuales ha hecho que proliferen profesionales que se encargan de hacernos la vida un poco más sencilla. Entre ellos encontramos los wedding planners, profesionales de la organización de eventos. Si siempre te ha gustado planificar eventos puedes entrar en este sector profesional cursando el Curso Wedding Planner Online.

Hay que tener en cuenta que las cosas con previsión salen mucho mejor, así que hay que empezar con los preparativos varios meses antes. Hoy te traemos unos tips que te serán muy útiles tanto si estás pensando en casarte, como si te interesa dedicarte a la gestión de eventos de manera profesional.

Consejos para organizar una boda de ensueño

Hay varias claves para organizar una boda en condiciones, sin que agobien las prisas y disfrutando de cada paso y de cada momento, porque será único e irrepetible. Teniendo presentes estos consejos, seguro que el camino hasta el altar se hace mucho más fácil y los novios pueden disfrutar de cada preparativo y de cada detalle juntos.

Marcar el presupuesto de la boda

El dinero que se va a invertir es fundamental, así que este es el primer paso que se debe dar. Definir un presupuesto para los gastos de la boda va a ayudar a los novios a organizarse mejor y a gastar lo justo en los detalles, sin irse por las ramas. No por gastar más dinero la boda será más espectacular. Simplemente hay que tener claros unos objetivos.

Planificar con antelación y sin prisas

Las prisas nunca son buenas y menos en estos casos. Hay que procurar hacer planes con varios meses de antelación, incluso con más de doce meses. Los eventos necesitan la participación de varios proveedores y ello significa que debemos encargar con tiempo suficiente sus servicios.

El lugar de celebración, el banquete, las invitaciones, los invitados, los trajes… son muchas cosas en las que pensar y es imprescindible diseñar un timming para tener todo bajo control.

Los invitados: el pilar de un evento

A la hora de organizar una boda, los invitados juegan uno de los papeles más importantes, puesto que son, junto a los anfitriones, los que van a disfrutar del evento. Al mismo tiempo que los novios deciden el lugar de celebración, sea civil o religioso, hay que ir organizando una lista de invitados por parte de las dos familias, pensando muy bien si quieren algo multitudinario o más íntimo.

Las invitaciones deben enviarse con dos o tres meses de antelación, así que será uno de los primeros servicios a contratar.

Pensando en un estilo y decoración personal

Cada boda tiene un estilo distinto, según los gustos de la pareja: más rústica o más vanguardista, vintage, industrial o romántica. Las opciones son muy variadas, pero siempre hay que darle un toque personal. Para ello, hay que empezar diseñando los centros de mesa, la elección de las flores, incluso los regalos de los invitados…Todo puede personalizarse.

Es hora de elegir fotógrafo de boda

Cuando se tiene clara la fecha, el lugar y los invitados… es momento de seguir con el equipo de vídeo y foto. Cada fotógrafo tiene un estilo personal, por eso es buena idea informarse sobre varios fotógrafos de la zona, sobre su estilo de fotografía y su forma de trabajar. Lo que más se lleva últimamente es la fotografía natural no posada, pero todo depende de los gustos. Es importante que el fotógrafo pueda ver el lugar de celebración para hacerse una idea principal de dónde posicionarse en todo momento para captar las mejores imágenes.

Escoger un buen menú

El momento de elegir el menú también es muy importante, porque es el aspecto que más valoran los invitados. Es buena idea que familiares o amigos acompañen a los novios a la degustación, así podrán contrastar opiniones y decidir los mejores platos para el gran día.

Es importante que se pida a los invitados que informen sobre intolerancias o alergias para tenerlo en cuenta a la hora de servir el menú.

¿Cuándo se deben encargar las alianzas?

El tema de los anillos requiere, como mucho, unos tres meses de antelación, según la joyería. Sin embargo, si los novios no tienen una joyería de confianza, lo mejor es visitar varias joyerías antes y probar distintos modelos. Sobretodo es necesario encargar las medidas correctamente para evitar sorpresas.

Queda un mes para la boda, ¿qué debemos tener preparado?

Un mes antes del enlace tienen que estar casi todos los detalles listos, a falta de, por ejemplo, envolver algunos regalos o detalles para los invitados. Los trajes, el menú, las alianzas y el fotógrafo de boda deben estar ya contratados para que no haya problemas de última hora.

Las semanas previas al enlace se hacen los últimos retoques de los trajes, se concreta el número de invitados que han confirmado su asistencia y se ultiman pequeños detalles. Como ves, organizar una boda implica mucho trabajo pero con planificación no es complicado.

El papel de los wedding planner

Para los novios que no tengan tiempo o prefieran que un profesional gestione todos los trámites, lo mejor es contratar los servicios de un o una wedding planner. Este tipo de profesionales se encargan de todos los preparativos. Además, su experiencia en la organización de eventos es de gran ayuda a la hora de asesorar a los novios y contratar servicios. Por otro lado, pueden recomendar proveedores con la certeza de que cumplirán con las expectativas requeridas por la pareja.

Si bien hace unos años, la contratación de un organizador de bodas profesional era algo bastante exclusivo, actualmente es una profesión en auge debido a su popularización, a la falta de tiempo y a la adaptación de sus servicios al presupuesto de cada pareja.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies