La belleza y la cosmética orientales están cada vez más a la orden del día. Si estás empezando a sumergirte en ello, quédate. Hoy te contamos el paso a paso básico de una rutina facial coreana. ¿Te apasiona el ámbito del cuidado y el bienestar de la piel? No te pierdas nuestro Máster en Dermatología + Máster en Cosmética.

Cuestiones previas a cualquier rutina facial

Como ya te hemos comentado, hoy hablaremos sobre cómo seguir día a día tu rutina facial coreana. Sin embargo, antes de lanzarte a comprarte todos los productos que incluye una rutina coreana completa, lee estas cuestiones previas a cualquier rutina de belleza facial.

Lo más recomendable es que empieces con una rutina con pocos pasos que no comprometan el bienestar de tu piel. Aun así, una de las primeras cuestiones que debes tener en cuenta antes de iniciar cualquier rutina cosmética facial, es el tipo de piel que tienes.

¿Tiene tu piel alguna patología o característica que le impida usar un tipo u otro de producto? ¿Está acostumbrada a la aplicación de cosméticos? ¿Qué tipo de piel tienes? Determina estas características antes de poner en marcha ningún ritual de belleza facial.

La rutina facial coreana paso a paso

A continuación explicaremos cuáles son los pasos a seguir en la rutina facial coreana. Recuerda que si nunca has seguido ninguna rutina siempre puedes seguir la rutina coreana simplificada, saltando algunos pasos y aplicando poco a poco aquellos que hayas obviado.

1-. Desmaquillaje

Uno de los primeros pasos imprescindibles en tu rutina facial coreana es la limpieza. Fíjate si es tan importante que este apartado se divide en dos pasos. La primera fase de la limpieza coreana consiste en eliminar cualquier resto de maquillaje con productos de base de aceite. Aunque pueda parecer contraproducente (sobre todo para pieles grasas), estos productos son perfectos para eliminar completamente cualquier rastro de maquillaje. Además, puedes usarlos sea cual sea tu tipo de piel, ya que existen varios tipos de desmaquillantes aptos para todas las pieles.

2-. Limpieza facial

Muy característico de la rutina coreana de belleza facial es esta segunda fase de limpieza facial. Si en otras la fase de desmaquillar ya es considerada como la limpieza, en la coreana este segundo paso es imprescindible. El segundo paso consiste en eliminar cualquier rastro de cremas, aceites o maquillaje. Este paso suele realizarse con productos de base acuosa.

3-. Peeling

El tercer paso es exfoliar la piel. Este paso, sin embargo, solo debe realizarse un par de veces a la semana. Y es que utilizar más de lo debido los productos que se utilizan para el peeling facial, aunque mínimamente agresivos, podrían dañar nuestra piel. Utiliza los exfoliantes para proporcionar una limpieza profunda y darle luminosidad a tu piel.

4-. Productos tónicos

Otro de los imprescindibles en las rutinas coreanas de belleza. El producto tónico se aplica justo después de la limpieza y/o, en su defecto, del exfoliante. Gracias a estos productos, la piel consigue reequilibrar su PH y protegerse frente a agresiones externas.

5-. Esencias

Punto clave para la rutina del cuidado de la piel. Con las esencias, la piel se hidrata y adquiere un brillo único. Este producto, junto al tónico, prepara la piel para uno de los pasos centrales de la rutina facial coreana. Aunque en nuestras rutinas occidentales no es muy común, la esencia es un producto que marca el antes y el después en una rutina coreana.

6-. El sérum

Aunque muchas veces es confundido con las esencias, el sérum es un producto imprescindible en la rutina de belleza facial coreana. Con una densidad mayor que la esencia, este producto está compuesto con principios activos para atajar problemas concretos de la piel. Por ejemplo, algunos están formulados para tratar manchas y, otros en cambio, para controlar arrugas o poca luminosidad de la piel.

7-. Hidratación profunda

O dicho de otra manera, la mascarilla. ¿Quién no conoce aún las mascarillas coreanas? Con una gran efectividad y variedad, estos productos se suelen utilizar un par de veces a la semana y suelen tener efecto inmediato. Sin embargo, si no estás acostumbrada a utilizarlas, recuerda que deberás buscar las que mejor se adapten a tus necesidades o tipo de piel.

8-. Contorno de ojos

Otro paso que no tenemos costumbre de seguir en las rutinas de belleza occidentales es el de dar una especial atención al contorno de ojos. En cambio, la rutina facial coreana tiene esta zona de la cara muy en cuenta. El octavo paso consiste en darle a esta parte una hidratación y cuidados particulares.

9-. Crema hidratante

La rutina está a punto de llegar a su final. Sin embargo, antes de darla por acabada, la crema hidratante debe estar presente. Pero si ya hemos aplicado hidratantes anteriormente, ¿por qué debería volver a ponerme crema? Pues porque esta es mucho más densa y por ello se aplica al final de todo el proceso. Asimismo, una muy buena opción es elegir una crema de noche.

10-. Protector solar

El paso final en la rutina de belleza y cuidado de la piel coreana. Y, curiosamente, otro de los que solemos olvidar en la rutina occidental. Se trata de la aplicación del protector solar correcto para cada tipo de piel. Aunque a nosotros nos guste lucir nuestra piel bronceada, para mantener la salud y el bienestar de la piel hay que protegerla de los rayos solares.