¿Cuánto debe facturar tu empresa para cubrir gastos? ¿Cuáles son los departamentos o elementos más productivos de tu compañía? Estas son el tipo de cuestiones de las que se encarga el control de gestión o el controller financiero. ¿Te gustaría dedicarte a este importante ámbito? No te pierdas todo lo que puede ofrecerte nuestro Máster en Controller Financiero. Y sigue leyendo, hoy te contamos en qué consiste el control de gestión al detalle.

Definición de control de gestión

El control de gestión es un proceso que se encarga de guiar la gestión empresarial hacia los objetivos propuestos. Asimismo, este proceso es una herramienta que permite evaluar la gestión realizada hasta el momento. Tradicionalmente, los controllers financieros se dedicaban al control operativo, controlando la contabilidad de costes. Aún así, si no se ha estado en contacto con este oficio no es fácil comprender todas las tareas de un controller.

En este sentido, cabe destacar que el objetivo principal del control de gestión es el de coordinar todas las áreas de una compañía para obtener la información necesaria para mejorar la toma de decisiones y, de rebote, la dirección de la empresa.

Sin embargo, el control de gestión empresarial en la actualidad comprende otros muchos ámbitos. Y es que la alta competitividad y las múltiples variables que influyen en el funcionamiento de una empresa hacen que el control de la situación general sea más complicada que nunca.

De ahí que la necesidad de contar con un departamento de control de gestión sea cada vez mayor. Estos departamentos se encargan, por lo tanto, de desarrollar estrategias que permitan que la gestión empresarial sea eficiente y enfocada a resultados. Veamos a continuación las tareas o proyectos de los que debe ocuparse un controller financiero.

Tareas del control de gestión

La figura del controlador financiero cada vez tiene más importancia. Y es que sus tareas influyen en las líneas generales de cualquier empresa. A pesar de que las tareas de este perfil profesional son adaptables a cada negocio y a las necesidades de cada comité directivo, debemos saber previamente que el control de gestión es un ámbito adaptable, rápido, medible y entendible.

Veamos, a continuación, veamos cuáles son las tareas de las que se ocupa el controller.

  •  Obtener indicadores:

Uno de los principales y más importantes valores que aporta un controlador o un departamento de control de gestión. En este sentido, el controller se ocupa de obtener indicadores clave para realizar posteriores análisis. Estos indicadores pueden ser desde gastos, productividad, procesos, márgenes, desviaciones… Aunque se tienda a pensar que estos profesionales solo analizan el ámbito financiero y económico de un negocio, los análisis de estos profesionales deben abarcar todos o casi todos los departamentos de una empresa. De ahí que sus análisis finales atiendan a ámbitos tan dispares como los que hemos mencionado antes.

  • Contabilidad analítica:

Como ya hemos dicho, en el control de gestión se realiza una contabilidad analítica en profundidad. Es decir, el controlador es el encargado de diseñar la estructura contable y financiera y de estudiar todas las dimensiones contables existentes tales como las cuentas bancarias, los departamentos o proyectos y sus costos. Asignar correctamente costes y departamentos permite mejorar, crear sinergias y ampliar la eficiencia. Además, es el encargado de realizar actividades de coordinación y control presupuestario.

  • Resultados:

A partir de estos datos obtenidos y analizados, el controlador financiero es el encargado de ofrecer las respuestas a dirección. Para ello, debe concluir con todas las áreas de la empresa qué indicadores se deben medir y optimizar. Serán estos indicadores los que deberá ir analizando y siguiendo a lo largo del tiempo para garantizar la mejora del negocio. Asimismo, a través de los resultados o las conclusiones del análisis, el controlador financiero debe generar flujos de información fluidos entre los diferentes departamentos y la dirección empresarial.

  • Proyecciones, propuestas y datos:

Otra de las tareas que lleva a cabo el profesional del control de gestión es el de la elaboración de objetivos, presupuestos, propuestas y proyecciones. Dependiendo del funcionamiento de la organización, será también el propio controlador financiero el encargado de elaborar el presupuesto anual de la empresa. Asimismo, también realizará las oportunas revisiones periódicas, así como las estimaciones operativas necesarias. De ahí se obtendrá también el presupuesto de balance y las provisiones y previsiones de tesorería.

  • Objetivos cumplidos:

El departamento de control financiero también es el encargado de supervisar que los objetivos marcados son realistas y que la compañía va en la buena dirección para cumplirlos. Asimismo, buscan alinear resultados reales y objetivos marcados. En este sentido, como ya hemos comentado, también analizarán los objetivos incumplidos, buscarán los motivos y propondrán nuevas estrategias para corregir los errores.

  • Optimización de recursos humanos:

Por último, un controller financiero se encarga también de optimizar los recursos humanos de una empresa. Gracias a sus investigaciones y su contacto directo con todos los departamentos de la compañía, es capaz de identificar el empleado más productivo y estudiar su caso para aplicarlo en el resto de empleados.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies