Un operador logístico es una pieza clave para el funcionamiento óptimo de las cadenas de suministro. Aunque algunas empresas funcionan sin el operador logístico, incluirlo en tu cadena puede ser una muy buena idea. ¿No sabes muy bien qué es un operador logístico y si te conviene contar con uno o convertir este ámbito en tu sector profesional? ¡No te preocupes! Te lo explicamos todo en este post. Además, recuerda que si quieres estudiar logística, este es el momento. ¡Descubre nuestro centro!

Qué es un operador logístico

Un operador logístico es una compañía que se encuentra a medio camino entre el proveedor de productos y el cliente final. Su servicio logístico puede estar enfocado a muchas industrias o sectores diferentes, por lo que su infraestructura o su funcionamiento también puede variar.

Aun así, un operador logístico es aquel que se encarga de diseñar, gestionar, controlar y optimizar todos los procesos de la cadena de suministro de un negocio. Dependiendo de las necesidades y el contrato que se haya establecido, el operador logístico se centrará más en unas fases o en otros.

Veamos a continuación cuáles son las funciones principales de estos operadores logísticos.

Funciones del operador de logística

Los operadores de logística están, como ya hemos comentado, especializados en todas las acciones y procesos de almacenamiento, recogida, transporte y clasificación de mercancías. Aún así, estas podrían ser solo tareas “grosso modo”. También realizan las siguientes funciones y tareas:

  • Procesamiento de pedidos

Un operador logístico se encarga de recibir y procesar pedidos. Dentro de esta tarea se pueden incluir también las tareas como la recogida, envío y transmisión de cada pedido. Además del control y gestión de stock. Para realizar esta tarea, el operador deberá contar con un sistema implementado de gestión y control.

Gracias a las herramientas, como los softwares de logística, los operadores de logística minimizan posibles incidencias y logran una mayor eficiencia tanto para el cliente como para la empresa.

  • Manejo y gestión de materiales

Otra de sus tareas más importantes está relacionada con los movimientos, localizaciones, tiempos, cantidad, espacio y otros que ocupa el stock con el que trabaja. La principal misión del operador en este sentido es garantizar que todas las acciones relacionadas con las mercancías (materias primas, producto final, partes…) se lleven a cabo sin riesgos.

  • Almacenamiento

El operador se encargará del embalaje (si es necesario) del material, así como del almacenamiento del mismo. Es decir, deberá cuidar del producto así como asegurarse de que las condiciones de almacenamiento son las correctas para el material. En este punto, el operador tendrá en cuenta todos los factores que pueden dañar, modificar, cambiar o alterar el producto final a almacenar. Dicho de otra manera, no es lo mismo el almacenamiento de materiales textiles, que el de productos de alimentación.

Para el embalaje tendrá en cuenta también las especificidades de cada producto. Así, analizará el valor de la mercancía para elegir el embalaje acorde. También tendrá en cuenta la fragilidad, peligrosidad o caducidad del mismo. Además, estudiará si es necesario someterlo a ciertas condiciones de manipulación o si se debe priorizar un tipo de transporte u otro.

  • Transporte del material

El operador logístico se encargará, como hemos comentado anteriormente, de elegir el tipo de transporte que cada producto necesita. Asimismo, se encargará de determinar los plazos de entrega, el lugar y las distintas opciones a configurar.

  • Gestión de stocks e inventario

Finalmente, otra de las actividades principales del operador logístico es la de gestión de stocks e inventario. En esta tarea, el operador tiene en cuenta la gestión de inventario, las cantidades de material y la localización de artículos.

Para esta tarea, los operadores suelen utilizar softwares especializados que les permiten tener un mayor control sobre sus operaciones logísticas. Asimismo, estos software son herramientas perfectas para la optimización de la eficiencia logística.

¿Cómo elegir el mejor operador para ti?

Si estás buscando un operador logístico, deberás priorizar encontrar un “socio” que se adecue a tus necesidades. Por ejemplo, tendrás en cuenta el software que utilizan, la tipología de servicio que ofrece, su especialidad, el sector en el que suele operar, los partners con los que cuenta…

Además, a la hora de elegir un buen servicio externo de logística y gestión de stocks, deberás concentrar que “grados” de servicio requerirás. Es decir, ¿vas a cederles todo el control o solo parte de él? Podemos encontrar diferentes servicios que van desde la mínima externalización del transporte de mercancías, hasta la cesión completa del control logístico.