¿Quién es el perfil profesional que se encarga de que los pedidos internacionales lleguen a buen puerto? Efectivamente, se trata del representante aduanero, también llamado agente aduanero. Hoy hablamos sobre su perfil, sus habilidades y sus funciones. ¿Te encanta el ámbito del comercio internacional? ¡No te pierdas nuestro Curso Gestión Aduanera!

El agente o representante aduanero

Cuando se realizan compras al extranjero, ya sea a través de internet o a través de grandes plataformas intermediarias, el pedido pasa por varias barreras hasta que llega a destino. En todo este proceso, el representante aduanero tiene un papel de vital importancia. Pues es este profesional el que debe garantizar que todo proceso de importación y exportación salga a la perfección.

¿Cuál es el papel de este profesional?

El agente aduanero es la persona que agiliza cualquier movimiento de mercancías que deba traspasar aduanas de diferentes países. Este profesional se encarga de clasificar de forma correcta los productos y mercancías y, entre muchas más funciones, de calcular cuál es su valor. Asimismo, también es la persona encargada de realizar la declaración en las aduanas.

Por ello, esta persona debe estar ampliamente formada y considerarse un experto en la importación y exportación de productos. Siendo un amplio conocedor de las normativas, restricciones y otras características que puedan afectar a cada tipo de mercancía.

Tareas de un agente aduanero

Sin embargo, un representante aduanero tiene múltiples tareas importantes. Veamos a continuación cuáles son las tareas que desempeña el agente de aduanas.

  • Clasificación Arancelaria:

¿Qué es hacer una clasificación de aranceles? Se trata de aplicarle un código numérico a las mercancías. Generalmente, se utilizan los códigos contemplados en el Arancel Aduanero Común de la Unión Europea o el Convenio Internacional de la Organización Mundial de Aduanas. Así, las mercancías quedan numeradas y divididas en capítulos, partidas y subpartidas que permiten que sean fácilmente indentificables. Asimismo, gracias a esta clasificación arancelaria, se les pueden aplicar rápidamente los derechos, obligaciones e impuestos correspondientes según su categoría.

De ahí que sea una de las tareas más importantes de los representantes aduaneros. Si estos profesionales no están familiarizados o no cuentan con la formación específica, el proceso de exportación o importación puede ralentizarse por bloqueos o sanciones.

  • Pagos, impuestos y aranceles:

El representante aduanero es el encargado de gestionar todo el proceso de importación y exportación de la mercancía. Por ello, el agente gestiona el pago en nombre de su cliente. Y es que sin los respectivos pagos de impuestos y aranceles, la mercancía no puede salir.

En este sentido, el representante de aduanas también es el encargado de recurrir las notificaciones que remite la Agencia Tributaria.

  • Asesoramiento:

Otra de las tareas imprescindibles de los representantes es asesorar a sus clientes. Muchas personas no saben cómo proceder para importar o exportar mercancías. En cambio, el agente de aduanas es un experto en ello. Por ello puede asesorar y guiar a todas aquellas personas interesadas en ello.

  • Inspecciones aduaneras:

Algunas veces, aunque la mercancía esté clasificada arancelariamente, es seleccionada para ser inspeccionada por las aduanas de un país receptor o exportador. La finalidad, además de comprobar que el material cumple con la normativa del país receptor, es realizar una tarea de anticorrupción y para prevenir el narcotráfico.

Por ello, la tarea del representante aduanero es imprescindible en este punto también. En este caso, será él o ella el profesional que estará en contacto con las autoridades.

  • Gestión logística internacional:

El representante de aduanas es el encargado de gestionar todo el ámbito logístico del comercio internacional. Por ello, coordina los medios de transporte seleccionados por el cliente, así como los destinos, almacenes y otras partes imprescindibles del transporte. Además, también se encarga del seguro, los bancos, las autoridades reguladores y los agentes navieros, otros actores que participan en el proceso de importación o exportación de mercancías.

  • Ahorro de costes:

En muchas ocasiones, las personas se preguntan qué beneficios comporta contar con un experto en importación y exportación en sus negocios. Si habéis llegado hasta aquí, ya sabéis la respuesta. Estos profesionales son una gran ayuda para el ahorro de costes, así como de tiempo y de problemas.

Uno de los puntos más interesantes de este perfil es su formación en comercio exterior. Por ello, un correcto estudio de cada caso de comercio internacional permite a estos profesionales asegurarse que todo el proceso de comercialización va a ir sobre ruedas.

  • Seguridad jurídica:

Al contar con formación específica en el ámbito de las regulaciones jurídicas en comercio internacional, este es otro punto importante. El profesional de la gestión aduanera es capaz de proporcionar a sus clientes un marco de seguridad jurídica. Son muchas las empresas, grandes o pequeñas, que no conocen los marcos jurídicos para realizar transacciones internacionales. Por ello, contar con un representante aduanero les permite asegurar que su proceso no incumple ninguna normativa o regulación.

 

Ahora ya sabes a qué se dedican los representantes aduaneros. ¿Te gusta el comercio internacional y quieres dedicarte a gestionar sus transacciones comerciales? No te pierdas la formación relacionada con este ámbito que podrás encontrar en nuestro centro.  Emprende un nuevo camino profesional marcado por la innovación del e-commerce y la eliminación de las barreras fronterizas entre países lejanos.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies