En el ámbito de la belleza, la salud y la cosmética, los tratamientos no dejan de innovar. Además de los típicos tratamientos de barro, chocolate o con piedras calientes, el sector amplía sus límites con novedosas propuestas que triunfan según su efectividad. Por ello está, precisamente, en plena expansión la maderoterapia. ¿No sabes qué es o en qué puede serte útil? ¡No te preocupes! Has llegado al post perfecto. Analizamos esta tendencia en belleza y te lo contamos todo. Además, recuerda que en nuestro centro podrás encontrar el Postgrado de Masaje Estético con el que podrás especializarte en el sector.

Maderoterapia: qué es

La maderoterapia es un método natural usado para acabar con la celulitis. De origen oriental, como la gran mayoría de tratamientos cosméticos naturales, la maderoterapia se aplica con el uso de algunos utensilios de madera y las manos. Sus movimientos están especialmente diseñados para conseguir efectos tonificantes, anticelulíticos y reductores.

Aunque en su origen, las masajistas orientales utilizaban solo algunos utensilios específicos, hoy en día se han diseñado diferentes moldes y formas para modelar diferentes partes del cuerpo. Pero, ¿en qué nos puede ayudar exactamente la maderoterapia? Lo analizamos.

Para qué sirve la maderoterapia

Como hemos visto por encima anteriormente, la maderoterapia tiene múltiples aplicaciones. Como la gran mayoría de terapias naturales, esta técnica es considerada una disciplina holística, que nos permite equilibrar y estimular nuestra energía positiva. Por otro lado, su aplicación también favorece la reducción del estrés y el alivio de dolores articulares o musculares.

Asimismo, tal como hemos comentad antes, esta terapia con madera se utiliza también a efectos de belleza corporal. Así, mediante la aplicación de aceites esenciales y de movimientos con los utensilios de madera, también permite tonificar el cuerpo, eliminando la celulitis y reduciendo la grasa localizada.

Principales instrumentos de la terapia de madera

Los materiales e instrumentos de la terapia de madera están diseñados según la zona del cuerpo en la que se tengan que aplicar. Por ello, hay centros que dispondrán solo de los utensilios corporales y otros, en cambio, dispondrán de material facial. Veamos aún así, los accesorios de maderoterapia más utilizados en la actualidad:

  • Tabla de modelar

Especialmente usada para eliminar toxinas y reducir grasa. La tabla modeladora se utiliza para tratar zonas del cuerpo ciertametne delicadas.

  • Copa sueca

Empleada especialmente para tratar zonas como los glúteos, el abdomen o los muslos. Es decir, para incidir en las zonas del cuerpo donde más tejido adiposo se acumula.

  • Rodillo

De diferentes tamaños y grosores, el rodillo se utiliza para activar el sistema linfático y el sistema circulatorio. La forma y tipo de rodillo que se utilizará dependerá de la zona a tratar, la adiposidad o celulitis que muestra o la piel del paciente.

Tratamientos de maderoterapia

La disciplina de la maderoterapia incluye diferentes tratamientos, que se dividen según la zona a tratar. Veamos los tratamientos más famosos de esta terapia.

  • Maderoterapia anticelulitis

El principal tratamiento de la maderoterapia se enfoca a acabar con la celulitis localizada. Así, suele aplicarse principalmente a glúteos y muslos y es una gran ayuda para reducir de manera considerable el volumen, drenando y destruyendo notablemente la celulitis.

  • Tratamiento facial

Con la finalidad de reafirmar la piel y eliminar arrugas de expresión, la maderoterapia facial reactiva la producción de colágeno y elastina. Además, activa la circulación sanguínea, lo que permite que el rostro se muestre radiante y tonificado.

  • Maderoterapia corporal

Con la finalidad de mejorar la estética y la figura del paciente, la terapia de madera corporal busca drenar los tejidos adiposos y grasos y modelar el cuerpo. Asimismo, su aplicación en todo el cuerpo también está indicada para eliminar el estrés y la energía negativa en el cliente. Por otro lado, este tratamiento corporal también se indica para aliviar dolores articulares o musculares, focalizándose en tratar contracturas causadas por la actividad física o por malas posturas corporales.

 Cómo es una sesión de maderoterapia

Una sesión de este tratamiento se puede dividir en tres fases o etapas. Primero, el experto prepara la zona del cuerpo del paciente que va a tratar. Para ello, realiza un masaje linfático que pretende además de preparar la piel mover la grasa localizada en la zona.

Tras esta preparación, el terapeuta empieza aplicando los aceites esenciales que favorecerán la reducción y el moldeamiento y sigue masajeando al paciente. Tras todo ello, ya se pueden aplicar los masajes y movimientos con los utensilios de madera.

Generalmente, las sesiones de madera terapia suelen extenderse durante unos 20 o 30 minutos. Para que sus resultados empiecen a ser visibles, se apunta a la necesidad de acudir hasta a tres sesiones, aunque un ciclo completo de terapia de madera suele comprender hasta 15 sesiones, tras las que los resultados suelen ser notables.