Adiós a todos los planes de las empresas más tradicionales a renovarse digitalmente. La pandemia por coronavirus nos ha puesto en jaque a muchos niveles. También en el mundo empresarial, que se ha visto sacudido por la imposición de nuevas metodologías de trabajo, modelos de compra o necesidad de nuevos servicios. En definitiva, podemos afirmar que el brote del coronavirus ha revolucionado la cultura empresarial de muchas marcas. ¿No sabes qué es la cultura de empresa o cómo reformular la de tu compañía? ¡Tranquilos! Os dejamos un completo artículo sobre cómo entenderla, definirla o hasta redefinirla. Además, recordad que en nuestro centro podréis encontrar el MBA en Administración y Dirección de Empresas. Especializaros ahora con nosotros.

¿Qué es la cultura empresarial?

La cultura empresarial, cultura organizacional o cultura de empresa reúne todas las normas, valores, formas de actuar, misión, identidades y principios de una marca. En definitiva, la cultura empresarial es todo aquello que define una empresa, la diferencia de su competencia o del resto de compañías y le da a conocer entre su público, clientes y proveedores.

¿Crees que tu marca no tiene cultura empresarial? Este es un pensamiento que, aunque sea común, es erróneo. La verdad es que por mucho que no esté diseñada o pensada, todas las compañías tienen cultura de empresa.

Partes de la cultura empresarial: cómo definir la tuya

Para definir correctamente la cultura de empresa es imprescindible conocer qué partes conforman esta cultura empresarial que nos ocupa. Veamos a continuación todas las partes que debemos tener en mente si queremos estudiar o diseñar nuestra cultura organizacional.

  • Valores

El conjunto de valores hace referencia a todas las consideraciones compartidas por todo el equipo que conforma la empresa. Hablamos de elementos referentes, sobre todo, a lo que le conviene a la empresa o lo qué no y se habla, entre ellos, de respeto, igualdad, tolerancia…

  • Comunicación

Todas las formas o herramientas de comunicación empresarial utilizadas en na compañía forman parte de tu cultura empresarial. ¿Sueles comunicarte con los empleados a través de correo o circulares? Sueles no tener contacto directo con tu plantilla… ¡todo cuenta!

  • Misión y Visión

Son dos partes básicas de la definición de la responsabilidad social corporativa de una compañía. Estos elementos, además de formar parte de este apartado definitorio, también determinarán la cultura empresarial de tu marca. Al final, todo comunica, incluso estos dos factores tan relacionados al marketing o la comunicación corporativa.

  • Flexibilidad y funcionamiento

Como ya hemos comentado anteriormente, la cultura de la empresa también se genera con su propio funcionamiento. Es decir, todas las dinámicas que incluyas en el desarrollo del trabajo de tu empresa formarán parte de tu cultura empresarial. ¿Quieres que se vea tu empresa como una compañía flexible y comprensible? Apuesta por flexibilizar tus horarios, por ejemplo.

  • Rituales y rutinas

Todo aquello que forme parte del comportamiento habitual en tus empleados o plantilla formará parte de la cultura empresarial de tu marca. Por ello, todos aquellos rituales o rutinas que se sigan, forman parte de ella. Por ejemplo, ¿es usual que los cumpleaños se celebren trayendo desayuno a la oficina? ¡Eso es cultura empresarial! ¿Cómo se da la bienvenida a los nuevos empleados? ¿Y en las despedidas, cómo procedéis? Toma nota, todo esto influye en aquello que transmite tu empresa.

  • Tolerancia a riesgos y conflictos

Otro de los puntos imprescindibles que definen la cultura empresarial de una compañía es la tolerancia y la forma de actuación ante conflictos, crisis o riesgos.

Tipos de cultura empresarial

Todos estos ámbitos y factores acaban definiendo un tipo de cultura empresarial que acaba trascendiendo en tus empleados, en los clientes más recurrentes, en los servicios de proveedores… En definitiva, esta cultura de empresa acaba siendo la carta de presentación de la marca.  Lo cierto es que hay muchas definiciones diferentes sobre los diferentes tipos de cultura de empresa que se pueden encontrar. Sin embargo aquí tienes algunos ejemplos:

  • Cultura empresarial por objetivos

Es aquella cultura organizacional que se basa en ser muy competitiva y trabaja por objetivos. Generalmente, gracias a estas metas, se generan métodos de trabajo o empleo que empujan a conseguir objetivos.

  • Cultura de motivación

Este es un tipo de cultura de empresa relacionado con el anterior. En esta cultura empresarial se funciona con un equipo de empleados motivado y feliz. Las maneras para conseguirlo son diferentes y no tienen por que ser objetivos. Lo que está claro es que un empleado feliz es un empleado que trabaja más y mejor.

  • Cultura de la burocracia

Se consideran empresas con cultura burocrática aquellas que tienen todos los comportamientos, acciones, métodos clasificados en libros o instrucciones. Suele caracterizarse por ser una empresa inmovilista o poco dinámica.

  • Cultura del trabajo duro

Si analizas la cultura de empresa según las dinámicas del equipo de empleados, en este tipo las dinámicas son altas cargas de trabajo y un desarrollo colaborativo.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies