91 005 91 27

¿Sabías que el sector funerario es uno de los ámbitos profesionales que ofrece mayor estabilidad laboral y económica? Entre sus múltiples opciones, puedes decidirte por estudiar tanatopraxia o dedicarte a la tanatoestética. El caso es que, si te asaltan las dudas sobre alguna de estas profesiones, no padezcas, porque en este post vamos a explicarte por qué deberías formarte como tanatopractor. Y recuerda que en Esneca contamos con el curso técnico en tanatopraxia y tanatoestética para que puedas capacitarte como futuro profesional del sector funerario.

¿Qué es la tanatopraxia?

La tanatopraxia es un servicio funerario dedicado a la aplicación de diferentes técnicas de limpieza y desinfección de un cuerpo sin vida, para posteriormente aplicarle distintos métodos para su conservación y restauración o reconstrucción.

Además de eliminar las bacterias que suelen acelerar la descomposición de un difunto, el tanatopractor se encarga de extraer tejidos, prótesis o cualquier dispositivo médico para que no contaminen el cuerpo. También se encarga de restaurarlo ante posibles secuelas de un accidente o enfermedad. Para la conservación y posterior exposición en un tanatorio, el tanatopractor hace uso de biocidas para la conservación y embalsamiento del cuerpo.

Así pues, la tanatopraxia es el servicio funerario previo a la tanatoestética, es decir, primero se restaura y se conserva el cuerpo sin vida para después embellecerlo en manos de un maquillador de muertos.

¿Y qué es la tanatoestética?

Bien, la tanatoestética es otro servicio funerario dedicado al cuidado estético de un fallecido. Este servicio incluye vestir, peinar y maquillar a un difunto, dándole un aspecto lo más natural posible.

El objetivo de esta práctica es que la familia y los allegados, cuando retan homenaje al fallecido en el velatorio, este tenga el mejor aspecto posible. De hecho, varios estudios demuestras que el trabajo de un maquillador de muertos es indispensable, porque ayuda a las personas a superar el duelo, pudiéndolo recordar con la mejor imagen posible.

Ventajas de estudiar tanatopraxia

Como comentábamos al principio, la tanatopraxia, así como la tanatoestética, son dos campos profesionales que suelen tener poca competencia. Se trata de profesiones poco conocidas y algo atípicas, ya que se trabaja con cuerpos sin vida. Eso sí, tanto el trabajo de un tanatopractor como el de un maquillador de muertos están muy bien valorado y reconocido dentro del sector de la funeraria.

Se trata de un campo profesional que goza de gran estabilidad, porque la muerte es inevitable y el trabajo del tanatopractor y del maquillador de muertos siempre es necesario. Además, ambas profesiones están muy bien pagadas, ya que los sueldos a percibir son superiores a la media española.

De esta manera, al igual que el sueldo del maquillador de muertos, el tanatopractor suele percibir unos 2.100 euros mensuales. Cantidad que puede elevarse si el candidato/a cuenta con grandes capacidades y experiencia dentro del sector.

Salidas laborales de la tanatopraxia

Además de funerarias y tanatorios, un tanatopractor puede ejercer en empresas especializadas en servicios funerarios, centros geriátricos o centros de investigación forense. También puede realizar sus tareas en bancos de donación de órganos y tejidos.

Requisitos para estudiar tanatopraxia

A diferencia de Francia o Canadá, hoy en día en España no existe ningún estudio de carácter académico oficial. Es decir, no hay un grado universitario, formación profesional o máster oficial que otorgue un título oficial para trabajar como tanatopractor, embalsamador o maquillador de cadáveres.

Eso sí, la oferta formativa privada para capacitarse como técnico en tanatopraxia y tanatoestética es muy amplia, ya sea presencial, online o a distancia. Lo importante es escoger un curso con una base teórica sólida, y si cuenta con estancias formativas, mejor. Y precisamente en Esneca contamos con la formación que necesitas.

Por otro lado, la tanatopraxia requiere de una sensibilidad especial a la hora de hacer el trabajo, por lo que la persona debe ser detallista, cuidadosa con la limpieza e higiene, y sobre todo muy respetuosa para, en un futuro, ofrecer un servicio de calidad a los familiares de los difuntos.

Estudiar tanatopraxia y tanatoestética en Esneca

Como mencionábamos, en Esneca contamos con la titulación que necesitas para llegar a ejercer en el sector funerario, ya sea como tanatopractor o maquillador de difuntos. Concretamente, se trata del técnico en tanatopraxia y tanatoestética, un curso que:

Se imparte online y a distancia.

Consta de 600 horas.

Dispones de hasta un año lectivo para titularte.

Cuenta con un programa de tutorías personalizadas.

Podrás adquirir conocimientos sólidos en ambos campos.

 

A través del programa formativo de este curso técnico, conocerás el origen y evolución de la tanatopraxia y la tanatoestética. A lo largo de la formación, adquirirás conocimientos sólidos en alteraciones post-mortem, así como en anatomía y fisiología humana. También te formarás en técnicas de conservación en tanatopraxia, suturas, materiales, productos empleados y el proceso de presentación del cadáver.

Por otro lado, te formarás en maquillaje funerario, modelaje cosmetológico y exposición de cadáveres. Y para ofrecer un servicio de calidad, adquirirás conocimientos sólidos en prevención de riesgos laborales, bioseguridad, gestión funeraria y psicología aplicada al sector.

Así pues, no dudes en dar el paso y empezar a formarte para acceder a un sector profesional estable y en constante demanda.