¿Sabes lo que es el liderazgo empresarial? Esta es la habilidad mediante la cual los directores, jefes, gerentes y managers pueden influir en el equipo de los empleados para cumplir los objetivos de una empresa. Fórmate con nuestro Curso PMP y conviértete en un experto.

Tener a personas con buenas dotes de liderazgo ocupando los cargos de responsabilidad en una empresa es fundamental para su buen funcionamiento. De estos profesionales depende la correcta organización y el óptimo rendimiento del resto de empleados.

Un buen líder es aquel con la capacidad de que otras personas le sigan. Sabe ejercer la autoridad a la hora de tomar decisiones. Y logra un desempeño efectivo en los demás.

Atrás va quedando el concepto del liderazgo basado en el miedo o en la superioridad del jefe. De esa manera no se obtiene la mejor productividad y bienestar de los trabajadores. El líder de nuestros días es una persona democrática, carismática, cooperativa y sabe ponerse en la situación de los demás.

Así es un manager con liderazgo empresarial

A la hora de contratar un manager o gerent, hay que tener en cuenta una serie de aspectos relacionados con su desempeño como líder. Contar con la persona adecuada tendrá un impacto muy positivo en el desarrollo de un negocio. Un manager debe ser una persona muy comunicativa y con la capacidad de motivar al equipo de empleados.

El carisma, el entusiasmo y la capacidad para resolver problemas con rapidez son características deseables en un líder de equipo. Además, debe ser alguien capaz de realizar tareas de organización y gestión de los recursos de forma eficiente.

Un líder es alguien con visión de futuro sobre la empresa y con capacidad de negociación. Otros aspectos valorables es que sea creativo, honesto y disciplinado. Es imprescindible para un negocio contar con un manager responsable y que pueda transmitir estos valores a los otros.

El hecho de que sepa planificar estrategias y tomar decisiones favorecerá que los objetivos empresariales vayan cumpliéndose de forma fluida.

Por último, el manager debe tener buena imagen y reputación. De esta forma será tomado en serio y respetado por los empleados. Y dejará una impresión positiva del negocio en general.

Dependiendo del tipo de empresa, se pondrá más énfasis en unas u otras de las habilidades que hemos mencionado.

Cómo fomentar el liderazgo empresarial

No solo es importante buscar las habilidades y capacidades del líder a la hora de contratar a managers y gerentes. También es importante fomentar el desarrollo y mejora de estas características, mediante una formación adecuada y continua.

A continuación podréis encontrar algunas estrategias para mejorar las habilidades de liderazgo empresarial.

– Siempre deben proporcionar conocimiento sobre la empresa, los objetivos propuestos y los retos a enfrentar. Cuanta más información faciliten a los empleados, mejor. Es imposible dirigir correctamente un proyecto si no saben en qué se está trabajando.

– Deben existir motivación e incentivos para que las personas se involucren en su trabajo (posibilidades de ascender, mejoras en el salario, condiciones, etc.).

– El ambiente laboral debe estar formado por armonía, sin interrupciones y con comodidad para los empleados.

– Idealmente, es importante no descuidar la formación de los empleados en su campo profesional y en herramientas de liderazgo.

– El manager debe fomentar la confianza de los empleados. Tiene que incentivarles a tomar decisiones, ser responsables y trabajar en equipo.

– Ante todo, los gerentes deben enseñar con el ejemplo. Han de ofrecer una imagen honesta, íntegra y respetuosa de sí mismos. Tratar a los empleados de forma justa, delegando las tareas de forma adecuada, es fundamental. De esta forma ellos también adoptarán estos valores positivos.

– Un buen manager es flexible a la hora de modificar la forma de trabajar y las estrategias a seguir cuando se requiera.

– No debe limitarse a dirigir, sino involucrarse y compartir el esfuerzo con el resto del equipo. Tiene que dar seguridad y crear un sentido de pertenencia al grupo entre los trabajadores.

La importancia de las habilidades sociales de un líder

– Ser empático es una característica muy positiva en un manager. Si este sabe ponerse en el lugar de los demás y escuchar sus necesidades, será capaz de crear una conexión adecuada con los empleados.

– El gerente y los empleados a su cargo deben retroalimentarse de manera positiva. Es su obligación dar un trato positivo y estar dispuesto a recibirlo.

– La comunicación ha de ser algo prioritario. El buen líder reconoce y premia el trabajo de los empleados y les ofrece oportunidades para desarrollarse profesionalmente.

– Enseña a los empleados a planificar su propia estrategia de desarrollo y les incentiva a seguirla para lograr sus metas.

Las habilidades de un project manager

Un líder de gestión de proyectos debería tener buenas capacidades organizativas, siendo capaz de crear una estructura de prioridades. Es importante que realice una buena planificación, con toda la información del proyecto recopilada en un mismo lugar y actualizada. Todo debe ser comprensible y accesible para el equipo.

Su liderazgo empresarial debe basarse en buscar el consenso con el grupo, compartiendo la misión y comunicando las tareas de forma clara. Es importante que contagie el entusiasmo por el proyecto y que todos se identifiquen con el objetivo planteado.

El project manager tiene que asegurarse de que todos comprenden cuál es su parte del trabajo y lo que se espera de cada uno. Debe proponer buenos canales de comunicación y medios alternativos para que la información esté al alcance de todos los integrantes. Además, tiene la misión de informar al equipo de forma puntual sobre cualquier cambio que se produzca en la planificación.

Es importante que esté dispuesto a negociar con su equipo. Por ejemplo, identificando los intereses del grupo pero teniendo claro el orden de prioridades. Sabe ponerse en el lugar de los otros y buscar una solución común.

El gestor de proyectos profesional es alguien que presta una gran atención a los detalles. De esta forma, el líder de equipo puede identificar a tiempo los problemas y tomar las decisiones oportunas. De ello dependerá el éxito del proyecto.

Relacionado con lo anterior, un buen project manager es capaz de minimizar los riesgos pronosticando los obstáculos a tiempo. Así podrá crear planes de acción y contingencia para solucionar los problemas sin que afecten a la programación del proyecto. El líder de proyectos debe conocer bien el mercado, sector, empresa y proyecto en el que trabaja.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies