No por ser común el acné deja de ser molesto. Afecta a cerca del 75 % de los jóvenes. Pero también lo presentan un 3 y un 11 % de hombres y mujeres en edad adulta respectivamente. Lo cierto es que los laboratorios de dermofarmacia siguen trabajando para encontrar tratamientos eficaces. Si te gustaría especializarte en el sector de la farmacia y la parafarmacia, ahora puedes estudiar auxiliar de farmacia. Y sigue leyendo, porque te contamos de qué maneras puedes hacer frente al acné.

Causas más comunes del acné

Los tratamientos para luchar contra esta antiestética patología dependen directamente de la causa del brote de acné. Por eso, aquí tienes un pequeño resumen de lo que puede causar esta molesta afección:

– Incremento de la secreción sebácea.

– Obstrucción de los folículos.

– Desarrollo microbiano de la flora bacteriana del folículo.

– Desequilibrio hormonal entre andrógenos y estrógenos.

Si tienes dudas sobre cuál es la causa de tu acné, lo mejor es acudir a un especialista.

Tomar todas las medidas necesarias

Solemos pensar que necesitamos tratamientos tópicos de dermofarmacia que acaben con el acné, pero hay más opciones en nuestra mano. Hay varios elementos que participan en el equilibrio de la piel. Toma nota:

– Higiene: lo principal antes de aplicar ningún tratamiento farmacéutico para la piel es su limpieza. Para ello se recomienda usar un jabón suave con agua templada que elimine el exceso de sebo. Un par de veces al día es suficiente, limpiar demasiado tampoco es bueno.

– Cuidado: con esto nos referimos a que no manipules las lesiones del acné, pues solo conseguirás agravarlas más.

– Sol: tomar el sol en su justa medida es beneficioso para la piel. Tiene efecto bactericida y también antiinflamatorio. Sin embargo, hay que tener cuidado: el exceso es contraproducente cuando se sufre acné.

– Maquillaje: si lo usas, recuerda elegirlo siempre no comedogénico, apto para pieles grasas.

– Alimentación: aunque no existe una dieta específica, estudios recientes sugieren que comer pocos azúcares refinados y pocos lácteos beneficia a quien padece acné.

Tratamientos del acné: naturales y de dermofarmacia

Puedes encontrar más de un tratamiento que te sea útil. Una de las mejores opciones es la de combinar remedios naturales contra el acné y productos de dermofarmacia especializados.

Remedios naturales: infusiones

– Té verde: te será útil por su acción antioxidante para reducir la inflamación. Además, se le asocia con una regulación de los andrógenos. Recuerda que un desequilibrio hormonal puede ser la causa del acné.

– Romero: puedes aprovechar su capacidad antibacteriana y antiinflamatoria.

– Cola de caballo: su contenido en silicio te ayudará con esta afección.

– Otras infusiones: también pueden ayudarte las hojas y raíces de fresa o las hojas de grosellero negro y la ortiga.

Tratamientos naturales tópicos

– Gel de aloe vera: es probable que ya conozcas sus propiedades hidratantes y regeneradoras de la piel. Además, no deja residuo graso y aporta una sensación refrescante. Si necesitas que sea aún más refrescante, no dudes en meter la hoja que vayas a usar en el frigorífico.

– Romero: como ves, no solamente es útil al ingerirlo, sino también aplicándolo sobre la piel. Con él podrás hacerte agua de romero. Prepara una infusión de 6 cucharadas de romero en medio litro de agua. El líquido resultante tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias. No guardes grandes cantidades de la infusión para que no pierda propiedades.

– Enebro: su aceite contiene propiedades antiacnéicas en sus componentes. Estos son el alcanfor, el selenio, el zinc y el cromo.

– Equinácea: ayudará a mejorar las defensas de tu piel.

– Malva: aplica sobre tu rostro una decocción de sus flores. Te ayudará a limpiar la dermis.

– Avena: sí, ya sabemos que se recomienda casi para todo lo relacionado con la piel. Pero ¿qué le vamos a hacer? La avena es muy suave con tu piel y podrás limpiarla mientras la proteges.

– Aceite de árbol de té: es uno de los más apropiados. Pese a ser un aceite no te hará tener más grasa. Es una de las plantas con mayores propiedades antisépticas. No por aparecer el último en la lista es menos importante, ¡no dejes de probarlo!

Tratamientos de dermofarmacia para el acné

Es probable que estos tratamientos naturales no tengan la suficiente fuerza para sanar tu acné. Por eso aparecen los productos de dermofarmacia, específicamente diseñados para acabar con tu afección. Te hablamos de los ingredientes más utilizados y efectivos para que los localices en tus cremas de la farmacia.

– Ácido salicílico: puede ayudarte a reducir la queratosis y es antimicrobiano. No obstante, no es uno de los más eficaces y podría causar algo de irritación. Puedes usarlo tres veces al día, salvo que tu piel esté demasiado irritada, en cuyo caso te recomendamos limitar su uso a una sola vez.

– Peróxido de benzoilo: es utilizado para reducir la queratosis y es antimicrobiano y anticomedogénico. Solamente te recomendamos utilizarlo una vez al día, por la noche, ya que es fotosensibilizante. Sus efectos secundarios podrían ser inflamación, eritema y sequedad cutánea. No lo utilices durante más de un año.

– Ácido azelaico: se usa para tratar la queratosis, es antiinflamatorio y también antimicrobiano. Puedes usarlo de una a dos veces al día, pero recuerda que es fotosensibilizante. No lo uses en periodos de más de seis meses. Como efecto secundario, podría causar irritación.

– Ácido glicólico: trata la queratosis y es anticomedogénico. Puedes usarlo dos veces al día, dependiendo del porcentaje del ácido. Prueba primero con uno de bajo porcentaje, una vez al día. Podría causarte algo de irritación y no se recomienda la exposición solar. Este ácido favorece la hidratación de tu piel, ¡es interesante tenerlo en cuenta!

– Niacinamida: este componente es antimicrobiano y antiinflamatorio. Puedes usarlo dos veces al día. Recuerda, no obstante, que puede causar irritación y sequedad cutánea.

La naturaleza y la farmacia en el cuidado de la piel

Como has podido ver, hay un amplio abanico de remedios a tu alcance para tratar el acné. No están todos los que existen, pues la lista sería extremadamente larga. Sin embargo, con estos tratamientos puedes comenzar a cuidar tu piel. Te recordamos que lo principal es que te vea un especialista. Una vez tengas su diagnóstico y consejo, puedes estudiar elegir el tratamiento que mejorará y cuidará tu piel.

Trata de reducir el estrés en tu vida, come equilibrado y aplica estos tratamientos con cariño y cuidado. Tu piel responderá mejor en esas circunstancias, no lo dudes.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies