¿Cómo saber si es un buen momento para comprar una casa? Lo cierto es que, en un panorama tan convulso como el actual, estas decisiones económicas hay que tomarlas con mesura. Es fundamental analizar a fondo todos los pros y los contras. Lo que resulta incontestable es que, desde marzo, los precios de las viviendas han bajado. Sobre todo en el mercado de segunda mano. Y parece lógico pensar que, en 2021, cuando se prevé que todo empiece a mejorar, volverán a aumentar. ¿Estás buscando formación en el ámbito inmobiliario? No te pierdas nuestra formación especializada.

Otra pregunta capital que debes plantearte antes de empezar es: ¿necesito una casa? Y, a continuación, ¿de qué tipo? Porque la opción de alquilar ya no es una boutade en España. Cada vez es más una alternativa real, práctica y recomendable. Quizás tú puedes ser también uno de ellos.

Decálogo de cuestiones capitales para comprar una casa

Actuar con calma y de manera racional es esencial para comprar un casa con acierto. Vamos a enumerar una serie de aspectos relacionados con esta decisión y con su ejecución. Esta información te ayudará a tenerlo todo un poco más claro y a seguir un patrón para relacionar la realidad inmobiliaria con tus circunstancias.

1. La búsqueda

Puedes hacerlo por tu cuenta utilizando portales web, apps o contactos personales o, por el contrario, ponerte en manos de una inmobiliaria física o virtual. ¿Qué opción te conviene más?

2. El tipo

Decantarte por una vivienda nueva o de segunda mano es muy diferente. Ambas tienen ventajas e inconvenientes. En el primer caso, por ejemplo, te evitarás las necesarias reformas y todo, en teoría, funcionará bien desde el principio. Tu inversión se revalorizará más fácilmente y será difícil que te encuentres con derramas. Por el contrario, un inmueble usado supone una menor inversión inicial y, además, suele tener menos gastos de comunidad.

3. La comparativa

Sé paciente: no escojas la primera opción interesante que veas. Compara alternativas, precios, características y localizaciones. Elegirás mejor e identificarás en mayor medida qué es lo que verdaderamente quieres.

4. El emplazamiento

Es otro aspecto decisivo. ¿Dónde quieres vivir? Enlázalo con la pregunta: ¿dónde puedo vivir? No es solo una cuestión de gustos, contempla también los equipamientos, los medios de transporte, las soluciones comerciales, sanitarias y educativas de la zona, etc.

5. El presupuesto

¿Con cuánto dinero cuentas? No solo para el desembolso inicial, sino también para los pagos adicionales de hipotecas, gastos y demás que deberás afrontar. Sé prudente en el cálculo. Incluye los gastos indirectos, como, por ejemplo, notarías, tasaciones, registros o impuestos. Si el esfuerzo económico que te supone está por encima del 30 % de tu salario o supera los 5 años de ingresos netos, deberás valorar si es demasiado arriesgado.

6. La valoración

Valor y precio no siempre coinciden. Por eso te conviene contar con referencias objetivas que te ayuden a decidir mejor. Una tasación independiente y homologada es la solución perfecta para despejar tus dudas.

7. La hipoteca

¿Te da pereza este tema? No es de extrañar. Pero ahora precisamente, cuando estás pensando en comprar una casa, debes dedicar gran atención a este aspecto. Estudia todas las alternativas: fija, variable, mixta… y sé minucioso en cada condición. Si tienes dudas y no te las aclaran, acude a un especialista. No firmes por cansancio, dejadez o imprevisión. Las consecuencias podrían acompañarte el resto de tus días.

8. La recogida de información

¿Te asociarías con un desconocido? ¿Te casarías con alguien de quien no sabes nada? ¿Le comprarías un artículo caro a un tipo que pasa por tu lado? No lo hagas tampoco cuando buscas una casa. Infórmate a fondo sobre el promotor, el constructor, el expropietario y cualquier agente relacionado con la vivienda. Y visítala cuantas veces consideres necesario, hasta que estés seguro. Escrútala con ojos de investigador del CSI, no des nada por sentado.

9. La previsión

¿Es obligatorio elevar a escritura pública una compraventa? No siempre. ¿Debes hacerlo al comprar una casa? En todo caso. La seguridad jurídica que te otorga es impagable. Además, asegúrate de que se redacte un contrato de compraventa claro, sencillo, justo y adecuado a la transacción concreta que te ocupa.

10. Los gastos inesperados

Algo tienen estos gastos que, no por sabidos, dejamos de contemplarlos con frecuencia. Así, ten presente el IVA y el impuesto de actos jurídicos documentados, los gastos notariales o de registro, la inscripción de la compraventa y el otorgamiento de la escritura. Y, en el caso de las viviendas de segunda mano, también el impuesto de transmisiones patrimoniales.

Consejos para elegir una casa

Es cierto que sopesamos muchos pros y contras al decidir a este respecto. Que consultamos a especialistas y realizamos cálculos racionales con frecuencia. En este sentido, que las cuentas cuadren no depende de nuestros deseos, sino de la realidad. Sin embargo, no debes olvidar que comprar una casa es una decisión emocional. Tenlo presente.

Además de este, queremos compartir contigo otros buenos consejos que, si los aplicas en la mayor medida posible, te ayudarán a acertar:·

Piensa en el tamaño. Define tus necesidades presentes y futuras. Haz una lista con lo que precisas y lo que te gustaría y contrástala con la realidad. ¿Te lo puedes permitir?

· Ajústate a tu presupuesto. Tienes que ser realista, evita el autoengaño. Elige de acuerdo a tus posibilidades, no a tus deseos. Si las cosas mejoran en el futuro, siempre estarás a tiempo de prosperar, también, en tu vivienda.

3. Tómatelo con calma. No te precipites. Esto no es una compra de últimas unidades en un ecommerce tipo outlet. Estudia todos los factores. Valora cada circunstancia. Revisa cada fleco y asegúrate de saber en qué estado se encuentra el inmueble elegido.

4. Abre tu mente. El pensamiento creativo te ayudará a decidir mejor. Quizás puedes mover algunas de tus líneas rojas iniciales y obtener así grandes beneficios adicionales. Una zona diferente, un dúplex en vez de una casa o cualquier otro matiz pueden mejorar tu decisión.