Hacer una fotografía no solo consiste en apretar un botón. Sobretodo cuando se trabaja un retrato o una imagen de una persona en la que se deben aplicar ciertos retoques. En algunas ocasiones debemos eliminar las arrugas, en otras cambiar el color de ojos o cambiar el fondo… Por eso, si quieres dedicarte profesionalmente al ámbito del diseño, la imagen o el marketing, no pierdas la oportunidad de aprender Photoshop. Descubre nuestro curso y sigue leyendo, te explicamos cómo aplicar un retoque de cambio de color de ojos en una imagen.

Los ajustes previos de apertura de diafragma, velocidad de obturación, ISO y composición son fundamentales para que consigas captar con una fotografía aquello que quieres inmortalizar. Pero, cuando visualizas las fotografías en el ordenador, puede que no te sientas orgulloso de la imagen por no haber conseguido la instantánea que querías y debes hacer algunos retoques. A veces, el cambio debe hacerse en una zona tan pequeña y especial como lo son los ojos. Si la mirada es el espejo del alma, querrás que estos queden en la imagen de la mejor manera posible.

Cambiar el color de ojos en una fotografía puede deberse a varios motivos: desde un reflejo inesperado, querer resaltar las pequeñas motas del iris, o un cambio más brusco como cambiar el color completamente. Estos cambios pueden hacerse para buscar un efecto artístico como, por ejemplo, querer un ojo blanco o naranja para simular un demonio en la fotografía.

¿Qué pasos debes seguir para cambiar el color de ojos en fotografía?

Como siempre que te enfrentes al retoque fotográfico, debes trabajar con una copia para no perder el original. Puesto que el almacenaje de datos informáticos ya no es un problema, es mejor que siempre dispares en formato RAW para poder disponer del original en la máxima calidad.

La cantidad de software de edición de fotos que tenemos en la web es abrumadora. Los más conocidos son GIMP y Adobe Photoshop pero hay otros muchos como Pixlr Editor, Fotor, Footophire incluso apps para los smartphones y páginas que permiten editar las fotografías online. El más completo y utilizado por los profesionales es Photoshop, por tanto utilizaremos este para explicarte cómo debes cambiar el color de ojos en una imagen.

Puntos a tener en cuenta en la edición de fotos

1. Agrandar la imagen tanto como sea posible.

2. Con el máximo detalle en pantalla ya puedes usar la herramienta de elipse para seleccionar un círculo alrededor de cada pupila.

3. Ahora, solo tendrás que abrir la herramienta color y hacer clic sobre el ojo.

4. Ajusta el tono, la luminosidad y la saturación hasta que consigas el color que deseas.

5. Recuerda que el marrón de los ojos es más fácil de alcanzar con un naranja oscuro.

6. Exporta la imagen en la calidad y formato que necesites, sea para impresión o para pantalla.

Trucos para que al cambiar el color de ojos parezca natural

En la realidad, los ojos azules parecen un poco más oscuros alrededor de los bordes. Para imitar este efecto puedes añadir una capa de ajuste de curvas y que no se note el retoque de cambiar el color de ojos.

Para comenzar, tienes que añadir una capa de ajuste de curvas y arrastrar el punto central hacia abajo para que este se vea un poco más oscuro. Invierte la capa en Photoshop y utiliza un pincel suave para colorear con blanco alrededor de los bordes de la capa. Conseguirás que se vean un poco más oscuros.

Muchos ojos azules tienen un poco de amarillo en el centro cerca de la pupila. Para simular esto, debes añadir otra capa de ajuste de curvas y, en el canal azul, arrastrar el punto central hacia abajo para añadir un poco de amarillo. Para esto no hay unos parámetros exactos. Juega con los canales de color hasta encontrar un tono de aspecto realista y colocarlo en el centro del ojo. Como siempre que trabajes con capas para zonas pequeñas, invierte la capa y, utilizando un pincel suave, pinta de blanco cerca del centro de la pupila para que aparezca el color nuevo.

¿Cómo dar brillo a los ojos?

Muchas veces, sobre todo con la fotografía de bebés, nos llama la atención el brillo de la mirada, un elemento que capta nuestra atención. Añadir brillo a los ojos es muy sencillo, utiliza solo la herramienta pincel y ajústale a esta el grosor del pincel, el flujo y la opacidad. Con el pincel en negro pinta sobre el iris del ojo. La zona que estemos pintando se quedará roja para que tengamos claros sus límites. En una nueva capa de ajuste selecciona la fusión en modo trama, de esta manera el iris se verá mucho más claro. Con la selección hecha, ya solo tendrás que jugar con los niveles en el histograma hasta que consigas el resultado que estás buscando. Si se nota un corte en la zona modificada, siempre podrás suavizar la selección con el desenfoque gaussiano.

Una vez que hayas resaltado el iris, debes retocar la parte blanca del ojo. Para seleccionarla necesitarás una capa de ajuste de niveles en la que modificar la zona de medios tonos para aclararla.

¿Cómo añadir fuerza a la mirada?

En la fotografía de retrato, la dirección de la mirada es fundamental así como la luz que esta recibe. En este tipo de fotografía, el enfoque se fija en los ojos ya que es un elemento diferenciador de la persona gracias a todos los detalles que estos encierran. Cada ojo es único, tanto que se utilizan en sistemas de seguridad para controlar accesos. Como ya hemos visto anteriormente, poder utilizar capas duplicadas te permite modular cada detalle sin afectar a la imagen original. Photoshop te permite crear una capa en la que modificaremos el enfoque y así la imagen ganará mucha fuerza. Para que el retoque sea natural, debes jugar con la opacidad de la capa y los modos de fusión.

¿Cómo oscurecer la pupila?

¿Cuántas veces nos ha pasado que vemos reflejos en la pupila? Desde el propio fotógrafo con su cámara hasta un árbol o un cuadro si el retrato se ha realizado en el interior. Para corregir esto, es posible utilizar el mismo sistema de capas explicado anteriormente para conseguir oscurecer la pupila, darle un tono más oscuro y eliminar esos reflejos incómodos. También podrás añadir brillo a la pupila con tonos más blancos.

Recuerda siempre que, en el momento de disparar una fotografía de retrato, la luz en los ojos debe ser uniforme y evitar reflejos. De esta manera, si tienes que cambiar el color de ojos en Photoshop, te resultará mucho más sencillo.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies