¿Buscas motivos para empezar a practicar ejercicio diario? No te preocupes, hoy te dejamos con un interesante artículo que recoge los beneficios del ejercicio físico tanto a nivel físico como a nivel mental. Toma nota y empieza a practicar deporte. Recuerda que en Esneca podrás encontrar los mejores cursos de Deporte. Por ejemplo, conviértete en entrenador con nuestro Máster en Personal Trainer o especialízate con nuestra titulación Máster en Psicología del Deporte.

Beneficios del ejercicio físico

No, no es un mito que proviene de las consultas de los médicos. Convertir el deporte y el ejercicio físico en hábitos es de vital importancia si queremos gozar de un buen estado de salud. Y con ello, nos referimos a la definición más integral de salud, la que comprende tanto el ámbito físico como el ámbito mental.

Si aún te falta un pequeño empujón para sacar el tiempo y las ganas de abandonar tu vida sedentaria, no te vayas. Sigue leyendo y descubre todos los beneficios del ejercicio físico a continuación.

1-. Control del peso

El sobrepeso y la obesidad son dos patologías cada vez más comunes debido a la alimentación de baja calidad y la poca actividad física. De ahí que uno de los beneficios del ejercicio físico sea el del control del peso. Con ello, también eliminamos muchos de los problemas asociados a estas dos circunstancias.

2-. Beneficios del ejercicio físico en la mente

Como ya comentábamos anteriormente, los beneficios del ejercicio físico también tienen mucha relevancia en cuanto a salud mental se refiere. Así, en este sentido, debes saber que practicar deporte de manera rutinaria te ayudará a controlar tus niveles de estrés y ansiedad. La práctica de ejercicio es un estimulante natural de estado del ánimo, por lo que está demostrado científicamente su beneficio para con tu salud mental y gestión del estrés.

Siguiendo la temática de estos dos primeros puntos, también podemos mencionar en este beneficio del deporte la mejora de la autoimagen y la autoestima. Todo ello podría ser muy beneficioso para el tratamiento o mitigación de los síntomas depresivos o de aislamiento social.

3-. Más calidad del sueño

Ni infusiones, ni pastillas, fármacos u otros intentos. El deporte es un somnífero natural. Cansarnos durante el día hará que lleguemos cansados a la cama y, junto a la destrucción del estrés, nuestro cuerpo y mente podrán descansar mucho mejor.

4-. Mejor condición aeróbica y menor presión arterial

Otro gran beneficio del ejercicio físico está relacionado con la salud cardiovascular y aeróbica de nuestro cuerpo participar en deportes aeróbicos, como la natación, el running o la bicicleta, fomenta la correcta oxigenación de nuestra sangre y órganos. Asimismo, el deporte mantiene nuestros vasos sanguíneos y corazón en buen estado, lo que ayuda a prevenir la presión arterial elevada o hipertensión.

5-. Sistema inmunológico reforzado

El sistema inmunológico de nuestro cuerpo se ve reforzado con la práctica del ejercicio rutinaria. SI nos ejercitamos, reforzamos nuestra musculatura y nuestra estructura ósea también. Eso sí, también debemos tener en cuenta que si nos pasamos con el esfuerzo, podemos conseguir el efecto contrario.

6-. Mejora las digestiones y el ritmo intestinal

El sedentarismo y una incorrecta alimentación pueden generarnos problemas con nuestras digestiones y ritmo intestinal. Por eso, otro de los beneficios del ejercicio físico es la de regular nuestro tránsito intestinal y nuestras digestiones, haciéndolas menos pesadas y mejorando el ritmo de nuestros intestinos.

7-. Controlar y/o abandonar las adicciones

La práctica de ejercicio de intensidad suave o moderada puede ser una gran ayuda para con el control o el abandono de ciertas adicciones. Gracias a las endorfinas que generamos al hacer deporte, podemos mitigar las dificultades mentales que nos suponen abandonar una adicción. Además, en este sentido otros beneficios del ejercicio físico son la generación de un marco mental más positivo, una mejor autoestima y autoimagen para poder superar la adicción o la mejora de la ansiedad y el estrés.

8-. Prevención de algunos cánceres

Cada vez hay más pruebas científicas que lo avalan. Y este es uno de los mejores y más valiosos beneficios del ejercicio físico: practicarlo de manera regular es muy beneficioso en la prevención de algunos tipos de cáncer. Además, también está indicado para mejorar algunos efectos secundarios de su tratamiento y de la enfermedad. Las personas deportistas pueden “evitar” de mejor manera un cáncer de pulmón o un cáncer de mama que las personas sedentarias.

9-. Cuerpo más fuerte, menos problemas óseos

El ejercicio fortalece nuestros músculos, tendones, ligamentos y articulaciones, lo que nos puede evitar sufrir lesiones largas, molestas y problemáticas. Asimismo, la práctica de deporte regular nos ayuda a mantener una buena densidad ósea y a evitar la osteoporosis.

10-. Vida más longeva

El resultado de sumar todos los beneficios del ejercicio físico anteriores nos lleva al último y quizás más relevante de ellos. Practicar deporte de manera regular y en nuestro día a día nos mantiene más saludables, con una salud mental mejor y con una esperanza de vida más larga y menos afectada por las posibles patologías derivadas del sedentarismo.

Seguramente ya estés convencido o convencida sobre las diferentes ventajas que te reportará el ejercicio físico. Eso sí, si hace mucho tiempo que no practicas deporte, llevas una vida sedentaria o padeces alguna patología o enfermedad, te recomendamos que visites a tu médico de cabecera. El médico podrá hacerte un chequeo y asesorarte profesionalmente sobre tu estado de salud y tus necesidades específicas