La robótica es una ciencia que, aunque parezca futurista, está presente en nuestras vidas desde hace ya muchos años. No obstante, en la última década la evolución de este sector ha alcanzado metas realmente sorprendentes. ¿Todavía hay alguien que no haya visto el vídeo del perro robot de Boston Dynamics? Por este motivo, dedicaremos nuestro post a la clasificación de los robots, concretamente según la función que desempeñan. Si estás interesado en este mundo, puedes convertirlo en tu profesión. Es un sector en pleno crecimiento que requiere profesionales especializados. Infórmate sobre nuestro Máster en robótica + Máster en automatismos industriales.

Clasificación de los robots por generación

Los robots pueden distribuirse por múltiples variables, como hemos dicho, nosotros nos centraremos en la clasificación según sus aplicaciones. Pero primero daremos un vistazo a la ordenación de los robots por generación, el principio de todo.

1a generación

Son los que se conocen como robots manipuladores. Su sistema de control está basado en “paradas fijas”. Se utilizan principalmente para mover objetos pero están muy limitados en número de movimientos. Su función principal es la repetición de tareas programadas.

2a generación

Los robots de segunda generación también obtienen información limitada del entorno y son de mayor tamaño. No obstante, sus movimientos son más complejos. Se controlan mediante secuencia numérica. Se usan principalmente en la industria automotriz.

3a generación

Su característica principal es que son reprogramables y son capaces de adquirir alguna percepción de su entorno mediante sensores. Estos robots se controlan con ordenador, es en esta generación donde se desarrollan los lenguajes de programación. Es el principio de los robots inteligentes.

4a generación

Llegado a este punto de la clasificación de los robots, podemos hablar de robots inteligentes capaces de controlar el proceso y captar su entorno en tiempo real. Poseen mejores sistemas sensoriales y conceptos de conducta.

5a generación

Directamente relacionada con la inteligencia artificial. El alto desarrollo tecnológico que supone creará una nueva generación de robots. Serán autónomos y estarán capacitados para atender las necesidades de los humanos. La investigación tecnológica trabaja para crear robots capaces de imitar las funciones cognitivas de la mente humana.

 

Ordenación de robots según su función

Una vez repasada brevemente la historia evolutiva de los automatismos, veamos ahora la clasificación de los robots según el sector de aplicación donde desarrollan sus funciones.

Industrial

Los robots industriales se encargan de realizar tareas que se desarrollan durante las distintas fases de la producción industrial. Normalmente son manipulaciones automáticas en procesos complicados y repetitivos. Son robots multifuncionales y reprogramables ubicados en entornos altamente controlados.

De servicios

Suelen ser dispositivos móviles, generalmente autónomos, controlados por ordenador. Se utilizan para tareas en entornos no controlados, incluso hostiles. Su función principal es asistir a las personas en trabajos repetitivos, peligrosos, sucios, etc. Dentro de esta clasificación de los robots de servicio, podemos distinguir entre:

  • Domésticos: Son los robots que se encargan de realizar las tareas del hogar. Ejercen trabajos rutinarios. Este campo también incluye robots con funciones distintas, como por ejemplo, automatismos con aplicaciones en seguridad o vigilancia. Uno de los robots domésticos más extendido es el Roomba de la empresa iRobot.
  • Investigación: Se utilizan principalmente en laboratorios. Tienen morfologías distintas y suelen ser equipos específicos o proyectos propios de investigación.
  • Exploración: Robots móviles que se utilizan para inspeccionar y rastrear entornos. La clasificación de los robots de exploración cuenta con los automatismos oruga o con cadenas, los robots aéreos y los submarinos, entre otros.

Militares

Son los que se desarrollan para cumplir acciones militares específicas. Abarcan distintas morfologías según su función. Se utilizan para asistir a los ejércitos en sus operaciones. Pueden ser desde robots de transporte a robots gestionados por control remoto, artificieros, rastreadores, etc.

Médicos

La clasificación de los robots médicos podría extenderse ampliamente. En cirugía, por ejemplo, se trata de robots con movimientos de alta precisión que asisten a los cirujanos durante las operaciones. Por otro lado, están aquellos automatismos que ayudan a personas con dependencias o incluso prótesis humanas de última generación.

Llegado a este punto, podemos ver también otro tipo de robots con aplicaciones médicas:

  • Nano robots: Son dispositivos formados a partir de componentes moleculares o de nanoescala, suelen tener unas medidas aproximadas de 0’1 a 10 micrómetros. Se introducen en el cuerpo o se inyectan por vía intravenosa para combatir enfermedades concretas. Cabe destacar que la gran mayoría se encuentran en fase de investigación y desarrollo.

Juguetes robot educativos

Su función principal es asistir en tareas educativas de una forma entretenida. Se utilizan principalmente en escuelas e institutos. Los más conocidos son la línea Mindstroms de Lego. Una serie de juguetes de robótica pensados especialmente para que los niños adquieran conocimientos básicos de robótica.

Por otro lado, existen también diferentes juguetes robotizados que refuerzan habilidades cognitivas como lectura, escritura, matemáticas o el aprendizaje de idiomas.

El reto tecnológico del futuro

Como hemos visto en el apartado de la clasificación de los robots por generación, la Inteligencia Artificial es el futuro próximo. Las compañías más grandes del mundo están invirtiendo en IA. Su objetivo, tratar de liderar el sector y poder atribuirse el descubrimiento de tecnologías de última generación. El magnate Elon Musk, propietario de Tesla, entre otras muchas empresas o los gigantes Google y Amazon son claros ejemplos de que la carrera por la inteligencia artificial ya ha empezado. De hecho, Amazon y Google usan la inteligencia artificial para predecir el comportamiento de los usuarios. Y Huawei, por ejemplo, la incluye en el software fotográfico de sus teléfonos móviles para obtener mejores fotos en condiciones de poca luz.

Aunque parece una ciencia muy futurista, la Inteligencia Artificial ya está presente en muchos productos o sistemas que usamos a diario. Vehículos con autonomía, reconocimientos de voz, de imágenes o de biométricas, los asistentes virtuales, software de publicidad, etc. Sin duda un sector en pleno proceso de expansión.

 

 

 

 

 

 

 

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies