La situación provocada por el coronavirus en todo el mundo ha revolucionado muchos ámbitos de nuestra vida. Uno de ellos es el del empleo. Y es que son muchas las empresas que, después de oír las recomendaciones de las diferentes instituciones políticas, han decidido instaurar el sistema de teletrabajo en sus dinámicas laborales. Una situación que, sin embargo, nos suscita una pregunta importante: ¿Voy a poder mantener mi eficiencia y productividad? Si esta es también una de tus dudas, quédate. Hoy os damos los mejores trucos y consejos para que convertir vuestro hogar en vuestra oficina no sea un caos. Además, recordad que podréis encontrar el Postgrado Experto en Recursos Humanos + Postgrado Experto en Coaching.

Trabajar desde casa: ¿cómo organizo mi teletrabajo?

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos cuando nos planteamos la necesidad de trabajar desde casa es la de ¿cómo me organizo? ¿Dónde instalo mi nueva “oficina”?

Lo cierto es que lo primero que se nos viene a la mente es instalar nuestro nuevo puesto de trabajo en la habitación. Sin embargo, nada más lejos de lo que recomiendan los expertos en recursos humanos. Hacerlo todo en el mismo habitáculo (dormir, cambiarnos, trabajar, descansar) podría acabar mermando nuestra concentración y productividad.

Trabajar de casa significa simplemente eso: trabajar. Intenta no mezclar tus otras tareas cotidianas.

Consejos para trabajar desde casa y ser igual de productivo

Ahora sí, una vez instalada nuestra nueva oficina para el teletrabajo, aquí tienes unos consejos y trucos de organización que te permitirán mantener tu productividad.

  • Evita las tentaciones:

¿Te imaginas trabajar en pijama? Pues es una muy mala idea. Los expertos en recursos humanos explican que para mantener la motivación, la productividad y nuestra actividad laboral, lo mejor es seguir cumpliendo con nuestra rutina. No estamos de vacaciones, ni estamos enfermos.

Si tu rutina habitual es despertar, ducharte y desayunar antes de ir a la oficina, mantén todos los pasos. Así tu mente mantendrá activo el “modo trabajo”.

  • Teletrabajo en equipo

Otro de los puntos importantes para obtener unas buenas rutinas de trabajo en casa es la de mantener el contacto con tu equipo. Estar conectados os permitirá tener una comunicación directa y clara.

Aun así, no es recomendable abusar de los mensajes, correos o llamadas. Saturar la información y la comunicación podría entorpecer vuestras dinámicas laborales.

  • Planifica tu día

No pongas lavadoras, ni aproveches un momento para tender la ropa. El trabajo es el trabajo. Planifica tu jornada laboral y márcate objetivos diarios o semanales. Esta es una buena manera de organizar tu trabajo en casa y seguir cumpliendo tus obligaciones laborales.

Recuerda que desde que empiezas a aplicar el teletrabajo, la toma de decisiones depende únicamente de ti, con lo que el trabajo solo saldrá bien si tú lo ejecutas correctamente.

  • Evita consultar las redes sociales

A algunos les resulta muy difícil no echar un vistazo a su Facebook o a sus mensajes personales en WhatsApp. Sin embargo, evita hacerlo, los minutos que inviertes consultando las últimas noticias son minutos en los que no trabajas y desconectas tu cerebro de tus quehaceres diarios.

  • Avisa a tus compañeros o familia

Si trabajas desde casa y compartes piso con amigos o pareja, debes avisar a tus compañeros sobre tu nueva rutina. Su colaboración es básica para que puedas mantener tus horarios, tus rutinas y tu productividad. Si, en cambio, tienes hijos, la conciliación es más complicada. Intenta mantener a tus pequeños entretenidos, pero no desatendidos. Busca el equilibrio entre ambas obligaciones.

  • No comas delante de la pantalla

Otro de los consejos más importantes a la hora de trabajar desde casa. Intenta que tu teletrabajo no se convierta en una obsesión. Por eso, en tus momentos de descanso laboral, como el estipulado para comer, evita hacerlo delante de la pantalla. Intenta separar, de nuevo, tus obligaciones diarias y cuotidianas con tu rutina laboral. De este modo, no te agobiarás y podrás seguir rindiendo al máximo.

  • Copias de seguridad

Si aún no lo has hecho, antes de “mudarte” de oficina y de empezar tu rutina de trabajo desde casa, realiza copias de seguridad de tus archivos más importantes. Asimismo, si trabajas conectado a la red, intenta usar wi-fis reconocidos, evitando la conexión en redes públicas o de terceros. Esto te permitirá mantener tus documentos, datos y contraseñas bajo control.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies