Tenemos televisores inteligentes, teléfonos inteligentes e incluso neveras inteligentes. ¿Por qué no íbamos a tener también el trabajo inteligente? Te contamos todo sobre el smart working y analizamos qué relación tiene con el teletrabajo y cómo podemos enfocarlo de la mejor manera. A continuación, te explicamos en qué consiste esta metodología de trabajo y te damos algunos consejos para conseguir una buena eficiencia laboral. Recuerda además, que en nuestro centro podrás adquirir las mejores habilidades profesionales y de liderazgo con nuestro MBA en Administración y Dirección de Empresas.

¿Qué es Smart working y cómo se aplica?

En España, la llegada de la pandemia del coronavirus y el confinamiento por el mismo, nos ha empujado a transformar nuestros puestos de trabajo. Ahora, las mesas de los comedores se han convertido en oficinas, nuestros salones en gimnasios y nuestras cocinas en nuestros restaurantes favoritos.

Además de aplicar el teletrabajo trasladando nuestro trabajo en casa, los métodos para seguir rindiendo al 100% se han transformado y adaptado a la realidad actual. Así, como ya comentábamos, la inteligencia se ha adueñado de las máquinas, electrodomésticos o dispositivos electrónicos.

El Smart working es un modelo de trabajo que une el teletrabajo y las nuevas tecnologías para ofrecerle al trabajador todas las herramientas posibles para desarrollar la máxima eficiencia. Es decir, es la descripción más adecuada para la situación laboral que están viviendo la mayoría de pequeñas, medianas y grandes empresas durante la cuarentena y confinamiento por el coronavirus.

Características y bases del Smart working:

Como ya hemos comentado, la gran base desde la que parten las metodologías de Smart working es el teletrabajo. Sin embargo, veamos a continuación el detalle de la características de este método laboral.

Teletrabajo o trabajo a distancia

De aquí parte el Smart Working: el teletrabajo o el trabajo a distancia es factible gracias a los avances tecnológicos. Poder trabajar a distancia optimiza y reduce costes en desplazamientos, tiempo y recursos. Para poder hacerlo, el Smart working busca las herramientas necesarias para que los empleados puedan acceder a ellas. Algunas de ellas son chats internos, portal para el trabajador…

Libertad

Otra de las características del Smart Working es la libertad y flexibilidad en horarios. Gracias a esta organización de trabajo, el empleado puede organizarse según sus necesidades y capacidades. Todo ello repercute positivamente en el rendimiento del trabajador, así como en su conciliación laboral, personal y familiar.

Multidisciplina

La posibilidad de autoorganizarse el tiempo permite que los empleados tengan mayores capacidades, ideas y disciplinas por realizar. Eso sí, implica una alta confianza del empresario respecto a sus trabajadores.

Menos gastos

La implantación de una buena estrategia de Smart working debe traducirse para la empresa en una disminución de gastos. Se evitan dietas de desplazamiento, gastos de alquileres y otros costes añadidos.

Tecnología

Otra característica importantísima de esta modalidad de trabajo es que se basa en la tecnología. Y es que, para aplicar técnicas de Smart working, los empleados necesitan acceso a las mejores herramientas tecnológicas que les den todos los recursos para exprimir al máximo sus capacidades. Por ejemplo, si su trabajo se relaciona con la actividad comercial de la empresa, el trabajador deberá tener acceso a la información actualizada de los clientes y potenciales clientes.

Confianza

Como ya hemos comentado anteriormente, para aplicarse correctamente el trabajo inteligente es imprescindible tener confianza en los trabajadores. Además de poder darles las herramientas tecnológicas que les faciliten su trabajo, confiar en ellos y en las horas que le dedican al trabajo es imprescindible. Su rendimiento se demostrará en sus objetivos laborales.

Comunicación

Además de tener acceso a las plataformas tecnológicas que les faciliten su trabajo, los empleados que hacen teletrabajo o smartworking deben tener una comunicación fluida. Solo de este modo todos pueden estar conectados, conocer los últimos datos informativos y seguir el rumbo de la empresa.

Compromiso en el smartworking

Si antes hablábamos de que los empresarios deben tener confianza en sus empleados, ahora lo hacemos al revés. Además de la confianza en ellos, los trabajadores deben demostrar su compromiso. De este modo, deben tener también capacidades de organización propia para conseguir objetivos, motivaciones y logros empresariales.

Ventajas del Smart working:

Como ya hemos dicho implementar el smartworking en tu empresa puede reportarte muchos beneficios si lo haces correctamente. Lo primero que notarás, que ya hemos comentado, es una reducción de costes. Es decir, los gastos en alquileres, material de oficina o facturas se verán reducidos.

Asimismo, a nivel global, una de las ventajas más indudables del Smart working es la eliminación de desplazamientos que, a su vez, repercute directamente en la sostenibilidad. El medio ambiente ve reducido sus emisiones CO2 rápidamente cuando se eliminan la mayoría de desplazamientos.

Finalmente, cabe destacar que la implementación del Smart working es una manera de fomentar el talento. Gracias a la deslocalización de los puestos de trabajo, encontrar un talento alejado de la oficina central ya no es un impedimento para contratar personas valiosas para nuestra organización.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies