En un momento en el que la informática se ha instalado definitivamente en nuestras rutinas laborales, formativas y de entretenimiento conocer el concepto de seguridad informática es de vital importancia. No siempre es fácil saber cómo podemos usar nuestros equipos informáticos de manera segura. Por ello, hoy te explicamos a qué se refiere el concepto de seguridad informática y te damos algunos consejos para que tu experiencia de usuario sea segura. Recuerda además que en nuestro centro podrás formarte con nuestros cursos de informática y tecnología, elige la formación que mejor se ajuste a tus necesidades y preferencias.

¿Qué es la seguridad informática?

El concepto de seguridad informática se refiere a todas las acciones, herramientas, estrategias o procedimientos aplicados y usados con la finalidad máxima de garantizar la protección e integridad de los equipos informáticos que usamos, de sus usuarios y de la información que nos proporcionan.

Aunque esta definición de seguridad informática pueda parecer sencilla y “plana”, lo cierto es que la tecnología no deja de avanzar. Y cuantas más oportunidades nos da, funcionalidades nos ofrece y herramientas se crean, más problemas de seguridad podemos experimentar.

Por ello, podemos decir que la seguridad informática es un sector que necesita de profesionales ampliamente formados en el sector. Estar al día de las últimas tecnologías y avances informáticos, les permitirá diseñar los mejores sistemas de protección.

Además, cabe destacar que, principalemente, la seguridad informática puede dirigirse a tres grandes bloques: la seguridad informática lógica (enfocada a mantener “sanos” a los softwares), la seguridad informática física (se ocupa del mantenimiento de equipos físicos o hardwares y la seguridad en la red (busca proteger al usuario que navega por la red y toda la información que se deposita en internet).

¿De qué se ocupa la seguridad informática?

Como ya hemos visto anteriormente por encima, la seguridad informática puede ocuparse de tres grandes ámbitos como son el de internet o la nube, el de softwares o el de hardwares. Sin embargo, hay otras áreas de especialización en cuanto a seguridad informática. Algunas de ellas son:

  • Autenticación:

Área de seguridad informática que se ocupa de intentar proteger y garantizar la identidad de los usuarios. Generalmente se aplican en páginas web de comunicación y aplicaciones bancarias.

  • Protección de datos

Ya sean en la nube, en un fichero de terceros o en una empresa particular. La seguridad informática debe ocuparse de garantizar la privacidad e integridad de los datos proporcionados por los usuarios a través de aplicaciones informáticas.

  • El internet de las cosas

Internet of Things, o internet de las cosas es la denominación que se le ha dado a la conectividad de los usuarios para con “cosas” u objetos inteligentes. La seguridad informática de estos elementos consiste en garantizar que la intimidad del usuario no se ve entrometida o en peligro por estos elementos inteligentes que conviven con los humanos.

  • Confidencialidad

Los expertos en este ámbito crean protocolos de encriptación y otros métodos para garantizar la seguridad de los datos en diferentes espacios. Estas medidas son por ejemplo el cortafuegos.

5 consejos de seguridad informática básica

A continuación, dejamos una pequeña guía con cinco consejos para mantener nuestra seguridad informática rutinaria al día. Toma nota y ponte en marcha.

1-. Contraseñas “saneadas”

Si eres de los que apuestas por poner siempre la misma contraseña en todas las plataformas para evitar olvidarte de alguna, debes saber que las contraseñas son la mayor brecha de seguridad informática de hoy en día. La fecha de nacimiento propia o de los hijos, del derecho o del revés, la matricula del vehículo o el nombre de nuestra mascota no son buenas ideas.

Cambia las contraseñas y valora si la información que protege cada una de ellas es lo suficientemente relevante como para protegerla aun más con un nuevo password.

2-. WiFi privado, mejor que público

Si hay algo de lo que debamos desconfiar para realizar operaciones informáticas “comprometidas” eso son las redes wifi públicas. Ya sea la red del aeropuerto o la red del bar de enfrente. Úsala para comprobar una dirección o el traductor, pero no confíes datos personales mientras uses estas redes.

3-. Protege tu hogar

Lo comentábamos anteriormente, el uso del internet de las cosas es ya muy extendido. Eso significa que ya son muchos los hogares que tienen un robot de cocina, un altavoz inteligente o una televisión inteligente. Ya han sido varios los escándalos relacionados con fugas de información de estos productos. Lo más recomendable es que tengas cuidado y mantengas siempre tus objetos inteligentes con la última actualización del proveedor.

4-. Copias de seguridad

No son un mito y no siempre debes darle a “Posponer” como solemos hacer. Las copias de seguridad están para evitarnos esos “sustos” que tenemos cuando creemos que hemos perdido ese trabajo importante o esa foto que tanto queríamos. Hacer copias de seguridad de manera regular nos evitará perder datos importantes ya sea a nivel personal como a nivel empresarial. Tanto si hablamos de ordenadores, tabletas o móviles. Hacerlas nos ocupa unos minutos pero nos evita disgustos.

5-. Usa antivirus

Aunque suene “lógico” muchas personas han olvidado que una de las amenazas más fuertes para con nuestra seguridad informática son virus y malwares que ponen en peligro nuestros dispositivos. Por ello, no debemos olvidarnos de confiar en un antivirus que se encargue de neutralizar estos peligros. En las principales plataformas de aplicaciones podrás encontrar versiones de pago (recomendables para empresas y autónomos) y versiones gratuitas.