La crisis del coronavirus ha puesto a nuestros hábitos, rutinas y obligaciones patas arriba. Adiós al gimnasio semanal, a las quedadas con los amigos o a las compras diarias. ¡Hola confinamiento! Esta situación, por lo tanto, ha tenido un impacto en todos los ámbitos de nuestra vida. Y entre ellos, claro está, se encuentra la alimentación. Si tú también estás planteándote ordenarla un poco más, deberías empezar por una buena lista de la compra y seguir por otros consejos. Recuerda que en nuestro centro podrás encontrar el Técnico Experto en Dietética y Nutrición + Máster experto en Coaching Nutricional.

Cómo preparar tu lista de la compra durante el confinamiento

La alimentación es una poderosa herramienta que, si no la usamos como debemos, tiene diferentes tipos de impacto sobre nosotros. Por ejemplo, además de ser la principal “responsable” de nuestro peso, también impacta positiva o negativamente en nuestro estado de ánimo.

A continuación te damos algunos consejos para preparar tu lista de la compra antes de salir al supermercado. Y es que, en definitiva, de la propia lista de la compra dependerá tú menú semanal. ¡Toma nota!

Productos frescos

Una de las bases de la dieta mediterránea es la fruta y la verdura. Lo mejor es que apuntes en tu lista de la compra esos productos frescos que, además de hacerte sentir sano y saludable, te saldrán bien de precio. Recuerda que una buena idea es echar un vistazo a cualquier calendario de productos de temporada. Por ejemplo, ahora es buen momento para el espárrago, las alcachofas y la naranja.

Sé razonable

No caigas en el extremismo a la hora de preparar tu lista de la compra durante el confinamiento. Aunque es cierto que nuestra salida al mercado o supermercado debe incluir lo máximo posible, si te dejas algún producto, seguro que puedes sustituirlo. Asegúrate de que tu lista para el supermercado es equilibrada y que cubre todas tus necesidades nutricionales con el menor número de alimentos posibles.

¡No te olvides de ellos!

Aunque nadie se olvida de la leche, los huevos o el café, muchos pasamos por alto algunos productos imprescindibles para nuestro organismo. No te olvides de los alimentos ricos en antioxidantes (verduras de hoja verde, tomates…), de las legumbres (¡no hace falta que sean en conserva, también pueden ser frescas!) ni de los pescados (grasos, azules, blancos…).

Elecciones correctas

A la hora de ir al supermercado, podemos dejarnos llevar por algunas ideas o antojos. Ello puede hacer que suba no solo el precio de la compra, sino también nuestro peso. Por ello, al preparar la lista de la compra asegúrate del tipo de alimentos que eliges. Por ejemplo, siempre será más recomendable elegir cereales integrales (y sin azúcar), harinas integrales o ecológicas o yogures naturales (sin edulcorantes añadidos).

Tacha los ultraprocesados

Si estás preparando tu lista de la compra, intenta evitar los ultraprocesados. No estamos diciendo que los prohíbas o que no te permitas ese flan que tanto te gusta. Pero optar por alimentos naturales que influyan en nuestro estado de ánimo será una buena alternativa. Por ejemplo, el pescado rico en omega-3, el chocolate negro o las semillas de lino son buenos alimentos para activar la química cerebral asociada al estado de ánimo y el bienestar.

Crea un menú semanal

Si antes no solías organizarte para hacer compras semanales, lo más normal es que ahora no seas muy bien cómo organizar tus salidas al súper o mercado. Por ello, una buena idea es que intentes “pautar” tus comidas. Intenta construir tu propio menú semanal y, a partir de tu tabla principal, equilibra los alimentos. ¿Has visto que consumes demasiados hidratos de carbono? ¡Apunta menos paquetes de pasta! ¿No consumes suficiente fruta, verdura o legumbres? ¡Toma nota en tu lista de la compra!

La caducidad, clave

Si antes había algo por lo que no era necesario preocuparnos en exceso, esto era la fecha de caducidad. Y es que sabíamos que podíamos comprar alimentos perecederos al día. Sin embargo, ahora debemos prestar más atención a ella. Fíjate sobretodo en los productos de panadería, lácteos y huevos.

Hacer la compra con seguridad

Otro de los cambios que hemos tenido que incorporar en nuestros hábitos de “consumo” y compras es el tiempo que pasamos en los establecimientos. Ahora, lo más recomendable es ir a comprar con la lista de la compra detallada. Gracias a este simple paso, nuestro tiempo en el super se reduce considerablemente. Por lo que, a su vez, también se reduce el contacto social con otras personas y las posibilidades de contagiarnos de coronavirus.

Sin embargo, debemos tener en cuenta algunos otros consejos para reducir al máximo nuestra exposición al coronavirus. Y por supuesto, la de todos los otros que nos rodean. Por ejemplo, además de esperar pacientemente haciendo cola a dos metros entre personas antes de entrar y ceder el turno a las personas de más riesgo, no nos debemos olvidar de nuestras manos. Algunos establecimientos ya proporcionan guantes de látex o plástico para hacer la compra. Sin embargo, si los llevas ya puestos, no te olvides de vigilar qué tocas: no te toques la cara y no tosas sobre ellos.

También es recomendable llevar tus propias bolsas de la compra, evitando tocar carritos o cestas del supermercado. Además, evita el dinero en metálico y echa mano de tu móvil o de tu tarjeta de crédito.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies