Las cifras de contagios y decesos por coronavirus parece que, poco a poco, van bajando. Después de tanto tiempo escuchando lo de “doblegar la curva” parece que lo hemos conseguido. Sin embargo, para ello hemos arriesgado, cambiado y perdido mucho en el camino. Por ejemplo, hemos dicho adiós a la antigua normalidad, a las antiguas oficinas llenas o a las tiendas y pequeños negocios abiertos cada día. Nuestras casas se han convertido en todos los establecimientos que antes visitábamos: gimnasios, restaurantes, bares o tiendas de ropa. Ahora ya podemos empezar a caminar hacia esa “nueva normalidad” de la que tanto hemos hablado también. Aún así, los estragos del coronavirus también se han notado en la salud mental de muchas personas. También llamado el “síndrome de la cabaña” por algunos científicos y “agorafobia” por otros, muchas personas experimentan miedo a salir de casa. Hoy hablamos sobre cómo combatir esta angustia o nueva ansiedad.

Además, recordad que en nuestra escuela podréis encontrar formación especializada en Psicología holística.

Miedo a salir de casa: cómo gestionarlo

Lo cierto es que es más usual de lo que creemos. Después de tantos días estando en casa confinados “de manera obligatoria”, tener ciertos temores o ansiedad al pensar en salir a la calle es normal.

Cualquier cambio “positivo” en nuestras vidas suele proporcionarnos ansiedad, dudas o miedo. Lo mismo ocurre cuando llega a nuestras vidas un momento de incertidumbre y cambio de hábitos. Aún así, veamos a continuación algunos consejos que nos permitirán superar este miedo a salir de casa.  ¿Nos acompañas?

¿Cómo superar el temor a salir a la calle?

Si tu también sientes miedo a salir a la calle y aún no lo has hecho, a continuación encontrarás algunos consejos que te ayudarán a superarlo.

  • Progreso y adaptación

Si conseguimos adaptarnos al confinamiento en casa, ahora tendremos que adaptarnos a salir de nuevo de ella. El miedo a salir a la calle hay que combatirlo progresivamente. Sin embargo, no te obligues el primer día a estar, por ejemplo, una hora completa en la calle. Fíjate tu propio ritmo y, poco a poco, ampliarás paulatinamente tu seguridad.

  • Tus marcas personales

Aunque esté permitido de nuevo salir a correr, es posible que no te sientas preparado para recorrer las calles de tu ciudad ante esta nueva situación. El miedo a salir de casa y exponerse al coronavirus es normal y se hace extensivo en el ámbito del deporte. Márcate tus propias metas personales: dar un paseo ligero por la manzana de tu bloque o mantener el ritmo de trote durante 5-10 minutos. Cada día o semana, establece nuevos objetivos.

  • Relativizar el riesgo

Lo cierto es que si seguimos las indicaciones higiénico-sanitarias (Guantes, mascarillas, limitar el contacto con la cara…) nuestro riesgo de contagio es bajo. Lo más importante, además de cumplir a rajatabla con estas indicaciones, es mantener las distancias sociales.

  • Entendernos a nosotros mismos

Una de las claves para poder plantarle cara al miedo a salir a la calle es la autocomprensión. En vez de presionarnos por no “ser capaces” de superar la ansiedad o el miedo, debemos darnos un voto de confianza. El miedo, la angustia y la ansiedad son reacciones y emociones naturales y son nuestras. Un buen tuco para combatirlas es hablarlo con nuestros amigos y familiares en busca de comprensión.

  • Limita la información

Lo hemos repetido decenas de veces y no nos cansaremos de hacerlo. El miedo a salir a la calle viene en muchos casos reforzado por la imagen de terror que hemos visto en las redes sociales y los medios. Aunque es cierto que muchas personas lo han pasado fatal, perdiendo a familiares y amigos, poco a poco debemos salir a la “nueva normalidad”, intentando no evitarla.

  • Mantente conectado

Aunque no lo parezca, la nueva era postconfinamiento va a cambiar nuestro comportamiento social. Y más en nuestro país, en el que encontrarnos a un viejo amigo o compañero es sinónimo de un gran abrazo, un apretón de manos o dos besos. Estas normas sociales vamos a tener que cambiarlas, pues el distanciamiento social es básico. Sin embargo, debemos mantenernos conectados a nuestros círculos sociales.

  • Localiza la causa del miedo

El miedo a salir de casa tiene un motivo concreto y este puede estar relacionado con la posibilidad de contagio, con encontrarse en espacios demasiado masificados o con otros motivos. Localizar la causa concreta que te hace sentir esa ansiedad de será útil para evitar al máximo esta situación y afrontar, a tu ritmo, tus temores.

  • Acepta la incomodidad

Si estás fuera de tu casa y experimentas miedo o sientes que estás teniendo un ataque de pánico, acepta la situación que sientas, observándola pero no juzgándola. Intenta describir mentalmente qué te está ocurriendo y focaliza tu atención en la respiración. Sé consciente de lo que estás experimentando y recuerda que todo va a pasar, que sabes que estás sufriendo un ataque de miedo y que puedes decidir respirar profundo y relajarte.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies