¿Te suena la figura del health coach? Este concepto se compone de dos términos en inglés: health (salud) y coach (entrenador). Esta descripción puede que te dé algunas pistas de qué es lo que hace este profesional. De todos modos, te lo vamos a explicar para que no te quede ninguna duda. Este enfoque del cuidado de la salud es muy interesante. Sigue leyendo, te lo contamos todo en este artículo. Y si te apasiona este ámbito, no te olvides de matricularte en nuestro Curso Coaching Nutricional Online.

El paciente en la salud

Si te hemos contado lo que significa health coach, ahora te señalamos la palabra “paciente”. Con un mismo origen, del latín patiens, la palabra puede referirse al que sufre una enfermedad y al que tiene paciencia. Si lo miramos desde este enfoque, es fácil comprender la idea que tenemos de paciente y médico en la salud.

Tradicionalmente, el médico ha sido el que ha tenido una actitud activa en la relación con la salud del paciente. Este último, simplemente, se limitaba a seguir indicaciones y esperar la mejoría. Este enfoque sigue estando muy extendido, ¿verdad?

Digamos que la única contribución del paciente a su propia salud es la de seguir indicaciones. No está mal, dado que estas indicaciones, dadas por un profesional cualificado, pueden salvarnos la vida. Entonces, ¿hay algún problema con esto? El problema consiste en que esta fórmula no es suficiente para todo el mundo por igual. Hay personas que necesitan modificar hábitos en su estilo de vida pero no tienen habilidades o disposición adecuadas.

El papel del health coach

Aquí es donde cobra especial relevancia el health coach. Un paciente recibe unas indicaciones de un médico, da igual la especialidad, pero no es capaz de seguirlas correctamente. No se trata de indicaciones difíciles, sino de falta de motivación, de recursos, de herramientas o de habilidades personales.

El health coach existe para ayudar a estas personas. Mantiene su motivación, su energía y realiza un seguimiento del tratamiento. Es el apoyo necesario para alcanzar el éxito en el mantenimiento de la salud. El protagonista de su salud es el propio paciente.

¿Qué hace y no hace este coach de la salud?

Si necesitas contar con uno o te interesa esta profesión, debes aprender qué competencias no puede ejercer.

– Imposibilidad de hacer diagnósticos.

– No puede proponer tratamientos.

– Imposibilidad de valorar tu alimentación.

Con estos apuntes de lo que no hace, seguro que puedes imaginarte toda una serie de cosas que hace. No es un médico, ni un enfermero, ni un dietista-nutricionista. Si encuentras algún coach de la salud que ofrezca servicios médicos sin titulación, debes tener cuidado.

¿Qué servicios ofrece este profesional?

Podrás encontrar apoyo para mejorar la salud de muy diversas formas. Te ayudará a seguir tratamientos médicos y pautas alimentarias o de ejercicio físico que te haya prescrito un profesional. Lo realmente bueno de este coach es que ofrece un servicio holístico. Es decir, que engloba todas las dimensiones de la persona que necesitan ser tratadas. Así, irás trabajando, con su ayuda, todas estas áreas. Destacan entre ellas: salud en general, alimentación, bienestar emocional y social.

No solamente el hecho de trabajar de forma holística es lo que hace poderoso el trabajo con el health coach. Además, el programa es personalizado totalmente, por lo que estará adaptado a tus características individuales.

En un primer momento, se analizan tus carencias en materia de salud y los diagnósticos médicos existentes, por ejemplo. Son analizadas también tu personalidad, tus fortalezas, debilidades, gustos, relaciones familiares y sociales, entre otras.

Así pues, el objetivo de recuperar la salud se vuelve ambicioso pero ilusionante. Además, el enfoque es totalmente distinto al que comentábamos al comienzo del artículo. ¿Recuerdas el significado de “paciente”? Ahora este cobra protagonismo en su proceso de recuperación y mantenimiento de la salud. Toma en cuenta a los profesionales médicos pero, a la vez, es consciente de su papel en su propia salud. Y se responsabiliza de sus acciones y las consecuencias, lo que le permite elegir de modo distinto al habitual.

¿Necesitas un health coach?

Cuando hacemos referencia al apoyo de este coach de la salud en los tratamientos médicos hay que matizar. Si tu vida discurre normal, tu salud y felicidad en general te satisfacen y, simplemente, aparece una enfermedad, un tratamiento y lo sigues, no lo necesitas. ¿Cuándo lo necesitas? A continuación te damos algunos de los casos en los que puede ser de gran utilidad contar con un health coach. Anótalas y, en caso de que detectes algún caso que se ajuste al tuyo, ¡ya sabes!

– Cuando tu tratamiento médico implica un cambio de hábitos que no eres capaz de conseguir solo. Puede ser que necesites cambiar tu alimentación por alguna incompatibilidad. Tal vez debas dejar de fumar o debas empezar una rutina de ejercicios. Si este es tu caso yo crees que no tienes fuerza de voluntad suficiente, este profesional es tu mejor opción.

– Cuando no se ha detectado nada médicamente, pero sientes que algo ha cambiado a peor en tu estado. No existe razón médica aparente, pero estás cansado, haces malas digestiones, te cuesta concentrarte y no sabes por qué. Será muy útil un análisis de tu estilo de vida. Podrás encontrar la relación entre tu malestar y los sucesos y comportamientos que lo desencadenan. Y, lo mejor, ¡encontrar una solución fácil y que depende únicamente de ti!

– Cuando necesitas apoyo para incluir hábitos saludables en cuanto a: ejercicio físico, alimentación, relaciones sociales y familiares. Simplemente mejorar tu estilo de vida en general, pero no sabes por dónde empezar. Seguro que tienes una ligera idea de cómo quieres sentirte y qué te gustaría hacer. Su ayuda te sirve para encontrar los pasos a dar para mejorar en las áreas que lo necesites.

– Cuando debes seguir una dieta (pautada por un profesional) pero te cuesta hacer los cambios de mentalidad para aceptarla. ¿Debes abandonar ese alimento que siempre te ha acompañado y no te ves capaz de crear nuevos menús? Apúntate a la moda del health coach y consíguelo.

– Cuando necesitas a alguien que te marque objetivos y supervise su cumplimiento. No todo el mundo tiene autocontrol y disciplina y este profesional puede ser muy útil. Con su apoyo, el éxito está más cerca de tu mano. El coaching de salud es muy efectivo en este sentido. El profesional no solo realiza un acompañamiento durante el proceso, sino que también realiza una evaluación paralela. A partir de los datos que le salen en esta evaluación, el health coach es capaz de rediseñar algunos puntos para conseguir que, sea como sea, la meta sea el éxito.

 

Como ves, con la ayuda del coach para la salud estás más cerca de alcanzar tus metas. Sin embargo, debes tener en cuenta que no es un profesional mágico. No hará ningún trabajo por ti, sino que te dará las herramientas para que tú consigas tus objetivos. Con su apoyo y seguimiento, sentirás que puedes conseguir lo que te propongas. Ahora, el protagonista de tu salud eres tú. Deja las excusas de lado, ponte manos a la obra y consigue un estado vital y en paz contigo mismo. ¿Sientes que tu bienestar necesita un empujón? Ahora ya sabes a quién acudir.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies