En un mundo globalizado en el que el mercado comercial se ha vuelto un aparador internacional, no todas las empresas tienen las mismas oportunidades y capacidades. Por ello, algunos modelos de financiación no dejan de ganar relevancia. Entre ellos se encuentra el forfaiting, un método de financiación importantísimo en el mundo del comercio externo. ¿Te apasiona este ámbito y quieres formarte en él? No te pierdas nuestro Postgrado en Comercio Internacional y sigue leyendo. Analizamos el forfaiting, te contamos qué es, sus características y sus ventajas y desventajas.

¿Qué es el forfaiting?

El forfaiting es una operación que se enmarca en el comercio internacional en la que participan una entidad financiera y dos empresas, una exportadora y la otra importadora. Esta operación de comercio internacional, similar al factoring, consiste en la cesión de diversos métodos y documentos de pago, como pagarés o letras.

Dicho de otra manera, con el forfaiting, una empresa exportadora adelanta el cobro de sus operaciones y transacciones internacionales a la empresa importadora a través de una entidad bancaria o financiera.

¿Cómo funciona exactamente una operación de forfaiting?

Una operación de forfaiting se realiza de la siguiente manera:

1-. El exportador alcanza un acuerdo de compraventa con la empresa importadora.

2-. El exportador busca una entidad finaciera (banco llamado forfaiter) y negocia las condiciones de su servicio, acordando moneda / divisa, plazo temporal, avalista e importe total.

3-. Envío de la mercancía por parte del exportador, que intercambia los efectos comerciales. En este punto, la entidad financiera envía los efectos al exportado e interviene el trustee.

4-. Los efectos comerciales se ceden a la entidad financiera.

5-. El banco (forfaiter) paga al exportador respetando los términos anteriormente pactados.

6-. En la fecha establecida como “vencimiento”, la entidad se presenta para cobro.

Ventajas del forfaiting

Como ya hemos comentado anteriormente, las entidades financieras suelen aplicar pocos forfaitings y, para concederlos, los bancos estudian la solvencia de cada deudor. Además, esta herramienta del comercio internacional también tiene otras ventajas. Las vemos a continuación:

  • Derecho de cobro. El forfaiting se fundamenta en derechos reales de cobro, tales como los pagarés o las letras de cambio. Es decir, a diferencia de lo que permite el factoring, el forfaiting no permite adelantar el cobro de facturas.
  • Mejora de la liquidez. Con este instrumento de pago, podemos adelantar el cobro de algunas operaciones comerciales y financieras. De este modo, el cobro se realiza con disposición inmediata de los fondos y permite una mejora inmediata en la liquidez de la empresa.
  • Gestión administrativa. Esta herramienta de pago en comercio exterior es una gran ventaja a nivel administrativo. Y es que con el forfaiting reducimos la carga y los costes de gestión en la empresa, al estar estas a cargo de la entidad bancaria o financiera.
  • Cesión del riesgo al 100%. Los riesgos son un gran apartado de estudio dentro del comercio exterior e internacional. Cuando aplicamos este método de financiación, cedemos íntegramente el riesgo de impago a la entidad financiera. Asimismo, es la misma entidad quien asume la gestión del cobro incluso si se trata de un impago.
  • Fluctuaciones en la divisa o el interés fijo. En el forfaiting, tenemos una interesante característica y es que las fluctuaciones del interés o divisa son, exactamente, 0. Esta herramienta elimina este riesgo de las operaciones de cobro de exportaciones.

Desventajas del forfaiting

El forfaiting es ganar y perder el mismo tiempo. Veamos qué inconvenientes o desventajas presenta esta operativa.

  • Tipo de interés muy elevado. Como hemos mencionado anteriormente, las entidades financieras se “cubren” en salud al asumir los riesgos de la operación de comercio internacional. Por este motivo, los intereses del forfaiting suelen ser muy elevados.
  • Poca facilidad para encontrar avales. Sin un aval es prácticamente imposible que cualquier banco esté de acuerdo en aplicar el forfaiting. Además, encontrar un avalista para prestar garantía es difícil, pues los importadores no suelen estar predispuestos a ello.
  • Controles de cambio existentes en algunos países que dificultan las operativas comerciales internacionales.

Preguntas y respuestas sobre el forfaiting

Como es normal, es probable que te surjan algunas dudas sobre esta operativa de comercio internacional.  A continuación os dejamos con algunas preguntas y respuesta que os ayudarán a aclarar un poco más los conceptos que hemos visto.

¿Qué podemos financiar con el forfaiting? Muchas personas se preguntan qué bienes pueden financiarse con este método. Generalmente se emplea para financiar bienes de equipo. En bienes intermedios o de consumo, suele aplicarse el factoring.

¿Qué diferencia hay entre factoring y forfaiting? Otra de las dudas que nos puede surgir y, es que en muchas ocasiones confundimos estas dos opciones. El factoring o factoraje es otra vía para financiar operaciones de comercio internacional. En este caso, es un contrato por el que la empresa cede los créditos derivados de su actividad comercial a otra entidad, que gestiona su cobro.

¿Cuántas entidades o actores intervienen en estas operativas? Esta pregunta la hemos visto anteriormente. Generalmente participan la empresa exportadora o vendedora, la empresa importadora o compradora y el forfaiter (entidad financiera). Además, aparecen también el avalista y el cedente (persona contratante del forfaiting).