Gestionar una empresa no es un trabajo fácil, está repleto de complejidades que requieren la toma de decisiones. Y todo ello siempre tiene consecuencias. Por ello, tomar decisiones de manera asertiva y estudiada es de vital importancia y debe estar basado en herramientas útiles que den información veraz. En este sentido, ¿a qué nos referimos cuando hablamos del análisis CAME? Te lo contamos en nuestro artículo de hoy, acompáñanos. Además, recuerda que en Esneca podrás encontrar el MBA en Administración y Dirección de Empresas, con el que te especializarás en este ámbito.

Matriz o Análisis CAME: descripción

El análisis CAME, también conocido como matriz CAME, es una herramienta muy usada en el ámbito de la gestión del cambio organizacional. Gracias a esta estrategia, las empresas pueden diseñar su reacción ante cambios bruscos en su entorno y basar su respuesta en sus propios recursos internos.

Como decíamos, correctamente aplicada, esta herramienta puede ayudar a clarificar y planificar muchas mejorías en la empresa. ¿Cómo? Mediante la unión, análisis y procesamiento de los datos obtenidos del análisis DAFO. Dicho de otra manera, el análisis CAME que significa Corregir, Afrontar, Mantener y Explotar, debe trabajarse siempre unido al análisis DAFO, que analiza las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades empresariales.

¿Cómo funciona el análisis CAME?

La matriz CAME es una muy buena herramienta de gestión empresarial que nos permite exprimir al máximo la información obtenida de un análisis DAFO. Como ya hemos comentado, el análisis DAFO analiza las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades que una empresa tiene respecto a su competencia y nicho de mercado. Así, pues, veamos cómo interactúa el análisis CAME con toda esta información.

  • Corregir + Debilidades. Gracias a esta interacción, las compañías pueden obtener estrategias de supervivencia funcionales y eficaces, basadas en el estudio de las debilidades de la marca frente a su competencia y mercado.
  • Afrontar + Amenazas. La aplicación del análisis CAME nos permite obtener estrategias de reorientación. Cuando aparece una amenaza, la empresa es capaz de afrontarla y mantenerse en pie.
  • Mantener + Fortalezas. En este punto generamos estrategias ofensivas.
  • Explotar + Oportunidades. Estrategias defensivas.

Gráfico análisis CAME

Las estrategias de la motriz CAME

Sea cual sea nuestra empresa o negocio, debemos ser conscientes que el cambio puede llegar en cualquier momento. Por ello, exprimir al máximo todas las combinaciones y estrategias que podemos obtener del análisis CAME y DAFO es de vital importancia. Veamos algunas de ellas:

1-.Estrategias de supervivencia

De la suma de la Afrontar las Debilidades (A del análisis CAME y D del DAFO), podemos obtener estrategias de supervivencia. Estas pueden estar enfocadas a errores, cambios repentinos en el mercado u otras amenazas para nuestra empresa. Gracias a las estrategias de supervivencia, podemos eliminar o reducir al máximo el peligro de las amenazas.

Las estrategias de supervivencia que obtenemos gracias al cruce de datos de estas herramientas son usadas en momentos de máximo riesgo o situaciones críticas. Por ejemplo, se utilizan ante cambios de gustos en los consumidores o ante la aparición de un producto mejor en el que nuestra marca no es pionera.

2-. Oportunidades y Debilidades: reorientación

Gracias a los datos de estos dos análisis podemos crear estrategias de reorientación que nos permitan convertir nuestras debilidades en oportunidades. Estas estrategias buscan corregir la situación actual (provocada por ciertas debilidades) y aprovechar las oportunidades del mercado.

Las estrategias de reorientación se utilizan cuando la empresa debe cambiar su rumbo en un sentido u otro. Estos cambios deben garantizar siempre su permanencia en el mercado o nicho de negocio. En este sentido, se aplican cuando el consumidor exige ciertas medidas de las que no disponemos.

3-. Ofensiva o de ataque

Las estrategias ofensivas resultan de explotar mantener las fortalezas de nuestra marca aprovechando las oportunidades del mercado. En este sentido, debemos tener en cuenta que las fortalezas forman parte interna de la empresa mientras que las oportunidades llegan desde fuera. De ahí que se generen estrategias ofensivas o estrategias de ataque y posicionamiento en el nicho o mercado.

Estas estrategias están especialmente recomendadas en las fases iniciales del proyecto o empresa. Ayudan a las compañías a posicionarse y diferenciarse en el mercado y buscan las mejores oportunidades que este ofrece. Todas estas acciones se dirigen a conseguir un crecimiento de nuestro negocio.

4-. Estrategias defensivas

Estas estrategias, que suelen ser muy útiles para empresas o negocios consolidados con grandes fortalezas, nos permiten mantener nuestros puntos fuertes y afrontar las amenazas exteriores del mercado. Se obtienen de la suma amenazas y las fortalezas y permiten mantener al máximo nuestras ventajas competitivas para plantar cara a las diferentes amenazas o peligros del mercado.

Cómo usar un análisis CAME

Son muchas las personas que llegados a este punto se preguntan cómo pueden aplicar el análisis CAME a sus empresas. Lo cierto es que no es difícil. La matriz CAME se hace mediante una matriz de 2 por 2, en la que se presentan cuatro posibles estrategias que encajan con los factores del análisis DAFO.

Para poder desarrollar el análisis CAME de manera efectiva, debemos tener muy claro cuál es nuestro objetivo y desde dónde partimos. Luego, aplicaremos 3 pasos básicos:

  • Desarrollar, analizar y seleccionar los mejores datos del análisis DAFO.
  • Asociar estrategias y conceptos entre ambas matrices. Para ello, usaremos algunas preguntas que nos ayudarán a conocer nuestra situación real y actual.
    • Fortalezas + Oportunidades: ¿Podemos aprovechar nuestras fortalezas internas para las oportunidades del entorno?
    • Debilidades + Amenazas: ¿Nuestras debilidades nos impedirán hacer frente a posibles amenazas?
    • Fortalezas + Amenazas: ¿Nuestras fortalezas nos permiten afrontar las amenazas?
    • Debilidades + Oportunidades: ¿Las debilidades nos impiden aprovechar oportunidades?
  • Cuando sepamos qué estrategias debemos buscar, ya podremos definir acciones, buscando fechas, objetivos, métricas, costes, fechas y equipo.