Todas conocemos cuáles son nuestras rutinas de cuidado de la piel. Y es que, en nuestros estantes, todas tenemos nuestra mejor selección de productos de cosmética. Sin embargo, ¿qué ocurre con nuestro cabello? Somos muchas las personas que nos interesamos por cuidar de nuestra melena. Y es que un cabello sano, brillante y fuerte es algo que a todos nos gustaría tener. Por eso, hoy hablamos de cosmética capilar y os damos 7 trucos para que vuestras melenas luzcan como nunca antes lo habían hecho. Además, os recordamos que podéis echarle un vistazo a nuestro Curso de Cosmetología. Con él os podréis convertir en asesores de belleza y cosmética profesionales. ¿A qué estamos esperando? ¡Veamos esos consejos!

Cosmética capilar: qué productos existen

Así como en el ámbito de la cosmética de la piel, la cara u otras zonas del cuerpo, el cabello también posee productos de cosmética capilar especializada. Por ello, a continuación hacemos el repaso sobre los productos que no pueden faltar en vuestro neceser. ¿Nos acompañas?

1-. Champú

Los hay de todas las variedades que podáis imaginar. Encontrar la mejor fórmula de champú para nuestro cabello no es fácil. Aunque en la peluquería os pueden asesorar, debes tener en cuenta que hay muchos tipos de champú y que pueden tener ventajas y desventajas. En el mercado encontraremos desde los más típicos, pensados para cabellos finos, secos y dañados, grasos o que tienden a caer, hasta los más novedosos.

Por ejemplo, existen champús especialmente diseñados para cabellos teñidos y, justo lo contrario también. Además, una de las modas que parece imparable hoy en día es la del auge de los champús naturales 100%. Con ellos, en formato pastilla o en formato gel, podemos ofrecerle a nuestra melena una limpieza suave y, a la vez, eficiente.

2-. Acondicionador

Si el champú es el producto que nos permite lavar el pelo, el acondicionador permite que este vuelva a su estado natural. Con su aplicación diaria o rutinaria, el acondicionador permite mantener una melena hidratada, brillante y manejable. Tal y como dice su propio nombre, el objetivo de este producto de cosmética capilar es conseguir que el cabello vuelva a su estado óptimo. Aplicando un acondicionador tras el lavado, le damos la oportunidad a tu cabello de que pueda volver a estar protegido ante el calor o los daños ambientales.

3-. Mascarillas capilares

Son otro de los productos de cosmética capilar más utilizados. A diferencia del acondicionador, que debería tener un uso rutinario y común, la mascarilla debe utilizarse de manera periódica pero más espaciada. Sus propiedades hacen que nuestra melena esté hidratada y protegida. Su aplicación mínima para mantener un bonito cabello es de una vez a la semana. Para aplicarla e hidratar el pelo en profundidad, aplícala durante unos 30-45 minutos una vez al mes.

4-. Tintes

Los tintes son también productos de cosmética capilar. Con ellos, además de tapar nuestras canas, podemos cambiar fácilmente de look.

5-. Cuidado en seco

Estos productos se caracterizan por aplicarse en seco o por no necesitar aclarado. Dentro de esta gama podemos encontrar el champú en seco, los tintes temporales y diferentes aceites, cremas o sérums que forman parte de tratamientos capilares. También podemos encontrar acondicionadores sin aclarado u otros tratamientos capilares específicos.

6-. Fijadores y estilizadores

En esta gama se incluyen los productos que nos ayudan a fijar peinados. Los podemos encontrar en diferentes formatos como: crema, gel, polvos, sprays, pastas,… Usa estos productos con moderación, ya que podrían perjudicar la salud de tu cabello por su carácter agresivo.

7-. Otros productos y tratamientos

La innovación en el campo de la cosmética capilar no deja de avanzar, tal como ocurre con los productos de cuidado de la piel. Por ello, los tratamientos para el cabello son muchos y muy variados. Existen los tratamientos nutritivos, los productos anticaspa o los tratamientos para alisar, ganar volumen o tener un cabello con un rizo definido.

7 Consejos para cuidar de tu cabello

A continuación, sea cual sea tu preferencia por el uso de productos de cuidado del cabello, veamos los siete consejos que debes aplicar obligatoriamente si quieres lucir un pelo único.

  • Cepillado diario

Aunque pueda parecer obvio, cepillar el pelo diariamente es primordial. Hazlo cada noche y estimula la circulación, así como la exfoliación del cuero cabelludo. Mantener una buena rutina de cepillado favorece también el crecimiento del pelo y fomenta el nacimiento del cabello nuevo.

También es muy importante saber elegir un buen cepillo. LO mejor es apostar por un cepillo con púas anchas y de cerdas naturales.

  • Aplicación correcta del champú

Olvídate de frotar el cabello. En vez de mantenerlo limpio, frontar el cabello estimula la producción de sebo. Recuerda que la misión principal de aplicar el champú con los dedos es la de extenderlo por todo el cuero cabelludo. Además, aplica el champú solo en la raíz del pelo, donde realmente se acumulan las partículas de suciedad.

  • Cómo aplicar la mascarilla capilar

Este consejo es también importantísimo. Si eres usuario o usuaria de las mascarillas, debes aplicarlas correctamente para que funcionen a la perfección. Para ello, lava el pelo y aclara el champú. Sécalo y, cuando esté húmedo, aplícale mecha a mecha la mascarilla. Déjala actuar entre 5 y 20 minutos y aplícale calor con una toalla o film transparente.

  • Adiós nudos

Desenredar el cabello, sobretodo si lo tienes largo, es todo un arte. Hacerlo correctamente puede evitar que se rompa y se vea descuidado. A  la hora de desenredar el pelo, debemos tener en cuenta un factor principal: ¿El pelo está seco o mojado? Si está seco, usa el cepillo. Si, por lo contrario, vas a peinarlo cuando está mojado, hazlo con un peine de púas anchas.

Sin embargo la regla para los dos casos es la misma: empieza a desenredar los nudos de tu pelo por las puntas y, poco a poco, ve subiendo hacia las medias y, por último, hasta las raíces.

  • El agua y su temperatura

Por muchos productos de cosmética capilar que apliquemos, sin una correcta temperatura del agua, sus beneficios se verán limitados. Durante el lavado y la aplicación del acondicionador y la mascarilla, usa siempre el agua tibia. A pesar de que es recomendable darle un último aclarado con agua fría (por su estimulación de la circulación sanguínea y cierre de la cutícula), hacer todo el lavado con agua fría evitaría que se disolviera la grasa. Por otro lado, el agua caliente podría dañar nuestro pelo.