El comercio minorista sigue luchando frente a las grandes áreas comerciales de las ciudades para sobrevivir. Con ganas, esfuerzo y algo de creatividad, tú también puedes conseguir mantenerlo a flote. ¿Cómo? te damos algunas claves de éxito. Además, recuerda que en Esneca Business School te podrás especializar en Marketing y Ventas.

Qué es el comercio minorista y algunos consejos de éxito

El comercio minorista es un pequeño negocio que se especializa en la venda de diferentes tipos de productos o de productos concretos. Si bien antiguamente era de tradición familiar, hoy en día cualquier persona puede lanzarse a gestionar un comercio minorista. Una opción que, sin embargo, tiene sus riesgos. Y. es que si antes la única opción que existía para el comprador era acudir a este tipo de negocios, ahora estos deben competir con las grandes superficies y marcas que ofrecen precios muy competitivos, gran variedad de productos y un amplio horario comercial. Entonces, ¿cuáles son las claves del éxito de un comercio minorista? Vamos a descubrirte algunas de ellas.

Productos únicos

Si ofreces los mismos productos y a un precio algo más elevado que en los centros comerciales, no tienes ninguna posibilidad de triunfo. Tienes que ofrecer productos diferentes, únicos y originales que no se vendan en ningún otro sitio. Por ejemplo, los productos artesanales y caseros, ya sea en alimentación, joyería o artículos de regalo, por citar solo algunos sectores, pueden ser una gran opción.

Atención personalizada

Hay muchas personas que siguen prefiriendo el “tú a tú” en los comercios. Sé amable y cercano con tus clientes, conoce sus nombres, pregúntales cómo se encuentran y busca productos que sepas que están hechos para ellos. De esta forma, puedes ganar más clientes de los que piensas. No obstante, estudia a tu cliente cuando entre en tu negocio. Si crees que es una persona que prefiere pasar desapercibido, déjalo que conozca tu negocio sin atosigarlo.

Adaptación a la zona

Es muy importante que conozcas el tipo de personas y posibles clientes que viven en la zona en la que vas a establecer tu negocio minorista para adaptarte a ellos. ¿Son jóvenes o hay mayor cantidad de personas mayores? ¿Qué poder adquisitivo tienen? ¿Qué otros comercios hay en la zona y cuáles funcionan bien? Haz un buen estudio de mercado antes de establecer tu comercio.

Escaparatismo y orden

Si quieres que tu negocio llame la atención y atraiga a los transeúntes a entrar, es muy importante que cuides al máximo el escaparate, el orden y la limpieza de tu local. Ofrece un escaparate atractivo y muestra los precios de cada uno de los artículos cuando te interese. Recuerda que hay muchas personas que no se deciden a entrar porque piensan que los precios pueden ser muy elevados.

Obsequios y ofertas

Aunque creas que no es posible, lo es: ofrecer pequeños obsequios por un mínimo de compra, así como ofertas todo el año, puede hacer que tu comercio minorista vaya hacia el éxito. Es muy importante que muestres las ventajas de tu negocio en el escaparate y en las redes sociales para que tus potenciales clientes las conozcan ya antes de acudir a ti. ¿Qué tipo de obsequios puedes ofrecer? Mira opciones que resulten atractivas para el cliente y que te resulten económicos a precio de costo o valora la opción de crear descuentos de fidelización.

Horarios diferentes

Las grandes áreas comerciales ofrecen horarios amplios desde la mañana hasta la noche. Ofrece un horario diferente para ganar clientes. Por ejemplo, puedes valorar si abrir los domingos, abrir todos los días antes que tu competencia o algún día de fiesta. Puedes descansar el día que veas que menos clientela tienes, por ejemplo, un lunes por la mañana. Respecto al horario, puede que te lleve un tiempo conocer cuál es el mejor para tu negocio y para el lugar donde lo tienes. Cambia las veces que sea necesario hasta dar con el más adecuado.

No dejes atrás la red

La conexión a internet es ya algo cotidiano y a lo que recurrimos constantemente. Asimismo, las redes sociales se han convertido en una ventana abierta al mundo. Si quieres multiplicar tus ventas es muy importante que te hagas visible en ellas. Tampoco debes dejar de lado la importancia de tener una página web. Las ventas online se han disparado tanto en los últimos años que puedes aumentar tus ventas como nunca antes.

No olvides el marketing tradicional

Aunque apuestes por las redes sociales, no te olvides de las estrategias de marketing de toda la vida. El buzoneo es una práctica que funciona muy bien y da a conocer tu negocio de una manera inmediata a las personas. ¿Quién no echa un vistazo a los folletos de los comercios con las nuevas ofertas que encuentran en el buzón? Es sobre todo fundamental para personas mayores que no suelen tener acceso a Internet o que no saben utilizarlo. También puedes dedicar un rato al día a entregar propaganda a pie de calle junto a tu negocio.

No dejes de pensar en tus estrategias

¿Qué es lo que está funcionando y lo que no está funcionando en tu negocio? No dejes de reflexionar continuamente sobre este aspecto. En los negocios hay que irse reciclando y adaptarse a las nuevas circunstancias. Lo que hoy, por ejemplo, te puede funcionar, dentro de unos meses puede que no te resulte igual. Cambia de productos, ofrece nuevas alternativas, cambia de horario…

Ofrece entrega gratuita a domicilio

¿En tu barrio hay clientes mayores que no pueden ir con frecuencia a comprar o personas que están todo el día trabajando? Ofrece entrega gratuita a domicilio en tu zona. ¿Cómo puedes hacerlo? A través de Whatsapp es realmente sencillo y eficaz. Tus clientes pueden hacerte los pedidos a través de WhatsApp y tú llevarlos a su casa a una hora determinada. Ten siempre el mismo horario de entrega para no perder ventas en tu negocio. Por ejemplo, puedes hacerlo a las horas de cierre.

Creatividad y paciencia

La creatividad y la paciencia son dos puntos claves para que un negocio se mantenga a flote. Sé creativo en todas las áreas de un negocio: los escaparates, la disposición de los artículos en la tienda, las estrategias de marketing…

Además, tendrás que añadir una dosis de paciencia si quieres que tu negocio realmente funcione. Lucha y no te aburras si hay días en los que el negocio no va todo lo bien que tú quisieras. Si eres constante y te haces con un hueco y un nombre en la zona en la que estás, conseguirás que tu negocio prevalezca.

Pon en práctica todas estas claves y consigue el éxito en tu comercio minorista. Y ten el negocio que siempre has soñado.