Tener una marca registrada es el paso principal que debes llevar a cabo si quieres poner en marcha una empresa o negocio. Esto impedirá que los competidores se apropien de nuestro nombre o utilicen uno similar. Sigue leyendo para conocer los pasos que debes seguir para registrar tu marca y recuerda que puedes formarte profesionalmente dentro del sector con nuestro Máster en Patentes y Marcas.

Qué es una marca registrada

Como bien hemos comentado anteriormente, una marca es fundamental para diferenciar tus productos y servicios de los que ofrece la competencia. Sirve como distinción dentro del mercado y registrarla convertirá tu marca en algo exclusivo y propio tuyo, es decir, nadie podrá utilizarla ni plagiarla para su propio beneficio.

Pero, ¿existe alguna diferencia entre una marca y un nombre comercial? La respuesta es sí. La marca sirve para distinguir los productos y/o servicios dentro del mercado, sin embargo, el nombre comercial no representa un producto o servicio, sino que se utiliza para identificar a una empresa dentro del tráfico mercantil y diferenciarla del resto de empresas registradas.

Diferencias entre una marca y una patente

Una patente tiene como finalidad proteger una invención. Se trata de un derecho que permite a persona que inventa o crea algo exclusivo excluir a todos los demás de hacer, usar o vender dicha creación durante 20 años desde la fecha de su presentación.

¿Dónde y quién puede solicitar el registro?

Cualquier persona física o jurídica puede proceder al registro de una marca. En el caso de ser una persona que no disponga de domicilio o establecimiento efectivo en el Espacio Económico Europeo, deberá efectuar el registro mediante el Agente de la Propiedad Industrial.

En el caso de que el interesado actúe por sí mismo y no disponga de domicilio o sede social ubicada en España deberá:

– designar una dirección postal en España o dentro del Espacio Económico Europeo
– indicar que las notificaciones le sean dirigidas por el medio de comunicación que disponga la Oficina de Patentes y Marcas (OEPM) correspondiente.

Las formas más utilizadas para presentar el registro es de manera digital, a través de la Sede Electrónica, o presencial en la Oficina Española de Patentes y Marcas o en el Centro Regional de información de la propiedad industrial de la Comunidad Autónoma correspondiente.

El formulario para el registro electrónico puede descargarse desde la web de la OEPM y dispone de un descuento en las tasas frente al precio de la solicitud presencial.

Diferencias entre Propiedad Industrial y Propiedad Intelectual

Una de las cosas que más debemos tener presentes a la hora de registrar una marca, es que la Propiedad Industrial y la Propiedad Intelectual no son ni funcionan de la misma forma.

Confundir dichos organismos es más común de lo que imaginamos. Se han dado casos en los que se han registrado marcas dentro de la Propiedad Intelectual, lo que no garantiza que dicha marca, y los productos relacionados con ella sean, exclusivos de la persona que los registra.

Este organismo se encarga de registrar obras literarias, científicas o artísticas certificando así la autoría de dichas obras. A pesar de ser la forma más segura de demostrar una autoría, no es obligatoria ni necesaria ya que puede demostrarse a través de otros procesos.

Por otro lado, la Propiedad Industrial se encarga de otorgar derechos de exclusividad sobre los productos, por lo que, si lo que quieres es registrar una marca, debes hacerlo en este organismo ya que te permitirá que otras personas no puedan beneficiarse de tu trabajo.

Diferencia entre marca y dominio

Cuando hablamos de dominio nos referimos al nombre que le damos a una dirección web, es decir, la url que ponemos en el buscador para acceder a una pagina web.

Dicho dominio no tiene que coincidir obligatoriamente con el nombre de tu marca, pero si es recomendable que sea el mismo para evitar confusiones. Por ello, cuando pienses en el nombre de tu marca, investiga todos los nombres disponibles, incluyendo los posibles dominios.

Cómo debe ser mi marca registrada

Según la Ley de Marcas, pueden ser:

– Una palabra, varias palabras o una combinación de las mismas.
– Imágenes, figuras, símbolos o dibujos.
– Letras, cifras numéricas o sus posibles combinaciones.
– Sonidos que puedan representarse con un pentagrama.
– Cualquier combinación de los puntos anteriores.

Cuánto tarda en aprobarse el registro de la marca

El tiempo estimado que la Oficina Española de Patentes y Marcas tarda en dar el visto bueno a la mayoría de solicitudes es de 3 o 4, siendo 12 meses el plazo máximo para la resolución del procedimiento de registro de marcas.

También hay que tener en cuenta que a pesar de que tu marca haya sido registrada exitosamente, deberás seguir al tanto de los procesos posteriores, como por ejemplo la renovación del registro.

Ventajas de registrar tu marca

1. Aporta un valor diferenciador y exclusivo a tus productos o servicios
2. Es un gran indicador de calidad.
3. Funciona como medio de promoción de ventas.
4. Te ayuda a posicionarte en el mercado.
5. Forma parte del plan de marketing.

Inconvenientes de registrar tu marca

1. Tiene un coste que debes asumir.
2. Todos los trámites deben hacerse por persona interesada en registrar la marca.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies