91 005 91 27

Las criptomonedas han estado “ocultas” durante mucho tiempo. La gente las conocía, de pasada, como si les quisiera sonar, pero no se fiaban de ellas. Hoy en día, sin embargo, las criptomonedas se han convertido en una opción más para invertir. Las criptodivisas son monedas virtuales que han dado muchas alegrías a los inversores en los últimos años. Aunque, también, algún que otro disgusto. ¿Quieres conocer cómo han surgido y los tipos de criptomonedas que existen en la actualidad? Toma nota. Y recuerda que en Esneca encontrarás la mejor formación, de calidad, accesible y flexible. Echa un vistazo a nuestra oferta formativa.

Qué son, funcionamiento y tipos de criptomonedas actuales

Empezaremos por lo básico; explicaremos qué son. Podemos definir a las criptomonedas como monedas en la red, las cuales están basadas en la tecnología blockchain. Esta actúa como un auténtico libro contable en el que quedan registradas las operaciones. Asimismo, los tipos de criptomonedas cuentan con programadores independientes, además de verificadores. Por lo tanto, las transacciones no pasan por un lugar único, sino por varios, tras aprobarse. Cabe destacar que estas monedas no existen de forma física: están almacenadas en un portfolio digital.

Su funcionamiento es complejo para muchas personas, ya que poseen características importantes que las diferencian de otras opciones inversoras. En primer lugar, no están reguladas por ninguna institución financiera (como pudiera ser el BCE). Además, no requieren intermediarios en las transacciones. No están consideradas como medio de pago y no se encuentran cubiertas por mecanismos de protección.

El valor de cada criptodivisa es variable y fluctúa durante toda la jornada. El mercado de compra y venta se encuentra abierto los 365 días del año, las 24 horas del día. Así, es posible especular con las divisas un domingo de madrugada, algo que no ocurre con los otros activos bursátiles. Podemos afirmar, entonces, que este mercado no descansa nunca. Su valor varía en función de la oferta, de la demanda y del compromiso de sus usuarios.

Entre los tipos de criptomonedas más conocidas, te detallamos las siguientes:

Bitcoin

Fue creado en el ejercicio de 2009 por Satoshi Nakamoto, cuya identidad real nunca ha sido revelada. Está considerada como la moneda virtual original. Fue llamada a ser una alternativa al mundo monetario que todos conocemos. En la actualidad, se sigue usando como una nueva forma de inversión más. Sus características suelen asemejarse a las de la inversión en materias primas. Es altamente volátil, como la mayoría de las monedas virtuales cotizadas.

Ether

Es la cripto de la red Ethereum, una extensa plataforma de monedas virtuales que quiere ser el mayor ordenador del mundo para poder crear aplicaciones. Es la moneda que quiere “sustituir” al famoso Bitcoin. Ehereum ofrece redes de códigos abiertos que patrocinan las DAPSS, las aplicaciones descentralizadas. Eso sí, las emisiones de ethers están limitadas a 18 millones anuales, el 25 % del suministro inicial.

Dash

Es una moneda virtual altamente usada en Latinoamérica. Era conocida anteriormente como Darkcoin. Está considerada como la más segura por su sistema de seguridad. No está considerada una plataforma de desarrollo con elevadas transacciones. Es, realmente, diferente al resto: sus tiempos de espera son bajos. Su producción es limitada; su máximo está en los 18,9 millones de monedas.

Litecoin

Está inspirada en el Bitcoin. Su mining es muy elevado y la recompensa por cada bloque es muy alta. El código fuente de Litecoin es público y todo el mundo puede acceder a él. Además, su red de pagos es avanzada y descentralizada. Su límite es superior al Bitcoin y está establecido en 60 millones de litecoins en circulación.

Monero

Es una de las divisas más emergentes y de código abierto. Destaca por ser anónima, por lo que no permite realizar el seguimiento de transacciones. Su fundación ocurrió en el año 2014 y está considerada como la cripto donde se produce más ciberdelincuencia.

Stellar XLM

En cuanto a los pagos, muchos creen que esta divisa será la sucesora de Bitcoin. Su plataforma está considerada como la mejor para la realización de transferencias de divisas. Sin embargo, también posee su propia divisa, Lumens. Stellar, como criptomoneda, posee su propio valor. Los intercambios se realizan de una manera muy rápida y, además, en tiempo real. Nació con la intención de asegurar transacciones rápidas y baratas entre instituciones.

Cómo surgieron las monedas virtuales

El concepto de moneda virtual fue descrito, por primera vez, en 1998. Wei Dai propuso la idea de crear un dinero descentralizado y que se pudieran controlar usando al criptografía. Antes, en el 1983, David Chaum (criptógrafo) concibió un sistema llamado eCash. Más tarde, en 1995, implementaría DigiCash para hacer las transacciones anónimas. Con esto, nacían las monedas no rastreables por un banco emisor.

Sin embargo, hay que remontarse hasta el año 2009 para ver cotizar a una criptmoneda, el Bitcoin. Posteriormente, fueron surgiendo más tipos de criptodivisas. Antes de que su inversión se extendiera rápidamente, Reino Unido, en el 2014, anunciaba una iniciativa para estudiar las criptomonedas.

Ya en el 2021, El Salvador se convirtió en el primer país en aceptar Bitcoin como divisa legal. En ese mismo año, Cuba hizo lo propio, mientras que China prohibía su uso, minado o transacción, lo que provocó un descalabro en la cotización de estas monedas.

El momento más critico de las criptomonedas

La historia de las criptomonedas puede resumirse en su volatilidad. Tras años de impulsos alcistas y volatilidad, en el año 2018, el Bitcoin perdía el 80 % de su valor y dejaba “pillados” a decenas de inversores. Poco duraría el disgusto, ya que recuperaría los niveles, aunque eso sí, con fuertes vaivenes.

2021 fue un año intenso, ya que varios tuits de Elon Musk desataron una auténtica tempestad en la cotización del Bitcoin. El fundador de Tesla aseguraba que la empresa ya no aceptaría como método de pago la criptomoneda. Como se pensó que el fabricante de coches habría vendido o vendería su participación en Bitcoin, el valor de este se desplomaba.

China, cuando prohibió la moneda, también asestó un duro golpe en septiembre de 2021. Desde los máximos, el valor de las criptomonedas decrecía hasta el medio billón de dólares. En los días posteriores, la mayoría de las criptos recuperarían lo perdido.

Una vez que has conocido los tipos de criptomonedas, ya estás listo para invertir en ellas. Eso sí, los expertos recomiendan cautela si se va a apostar por ellas, debido a la no intervención de los bancos centrales.