La publicidad en google es uno de los medios más efectivos y económicos que existen actualmente para hacer difundir contenido publicitario. Permite a las empresas que desean anunciarse en el buscador de Google poder hacerlo de forma sencilla.  Es, por lo tanto, junto al SEO, uno de los ámbitos más importantes de la comunicación y el marketing digital. Si quieres convertirte en un especialista del sector, no te pierdas nuestra formación. Aprende cómo ser Consultor SEO o SEM con nosotros.

Además, a continuación, te mostramos cómo surgió este modelo de publicidad, para qué sirve y cómo se gestiona.

¿Qué es la publicidad en Google?

La publicidad en Google o también conocida como Google AdWords es actualmente la plataforma más conocida de compra de publicidad en Internet. Se estima que genera el 20% aproximadamente de todos los clics que se realizan en una búsqueda cualquiera. Asimismo, constituye una forma de adquirir clientes usada por todo tipo de empresas, tanto grandes como pequeñas.

El éxito de este canal reside en que, normalmente, cuando tenemos alguna duda, acudimos al buscador de Google para solucionarla. Cuando una empresa puede responder a nuestras preguntas, entonces aparece como alternativa en el buscador y nos dirige hacia su página web.

Podríamos considerar que uno de los acontecimientos más determinantes en la historia de la publicidad en Internet fue la creación de AdWords en el año 2000. Google lanzó su sistema de anuncios y revolucionó el modo en que las empresas pueden publicitarse y ganar clientes. Actualmente Google Ads está considerado como el principal canal del llamado inbound marketing, que se basa en el momento en el que el usuario busca nuestro producto o servicio. Este sistema publicitario representa hasta el 98 % de los ingresos que tiene Google en la actualidad.

¿Cómo funciona Google Ads?

Como hemos mencionado, a través de la plataforma de Google Ads, cualquier empresa puede hacer publicidad en Google de forma fácil y económica. Se puede llevar a cabo a través de dos formas:

1. Publicidad en el buscador. Cuando utilizamos el buscador de Google, te aparecen una serie de enlaces en los que podemos acceder a información relacionada con nuestra búsqueda. Sin embargo, al comienzo de la página podemos ver algunos enlaces situados en la parte superior de los resultados. Las opciones que aparecen al principio suelen ser promocionadas, es decir, que pertenecen a empresas que han pagado por que sus sitios webs aparezcan los primeros.

Los anuncios de este tipo de publicidad se basan en texto y no contienen ninguna imagen. Asimismo, se estructura en 3 partes básicas: el titular, la descripción y URL de destino. Este tipo de anuncios son muy efectivos para conseguir un mayor tráfico en la web, permitiendo una mayor optimización de las campañas y, por lo tanto, unos mejores resultados.

2. Display o banners. Esta es la publicidad en Google más tradicional, ya que comenzó a utilizarse en los comienzos. Se basa en la publicidad mediante banners que se encuentran en la red de Google Adsense. Los banners son pequeños espacios de publicidad que presentan imágenes y que puedes observar en las webs y también en aplicaciones móviles.

El posicionamiento en Google

El posicionamiento en los buscadores es, como hemos mencionado, una de las opciones más efectivas para atraer a clientes a nuestras páginas. Pero, ¿cómo se deciden los anuncios que aparecerán primero? Para ello, Google establece dos criterios; el económico y el de calidad.

Cuando hablamos de criterio económico nos referimos por supuesto, a cuánto está dispuesto a pagar tu empresa para anunciarse. Sin embargo, cuando hablamos de calidad, estamos haciendo referencia a que Google debe ofrecer a sus usuarios un contenido de calidad. Para ello, da prioridad a aquellas páginas webs que tengan un contenido de calidad y sea accesible y de fácil navegación para las personas que decidan acceder a ella.

La calidad de los anuncios también es un factor clave, por lo que Google AdWords nos informa sobre el estado del anuncio, si este es visible y si tiene un nivel de calidad óptimo basado en 3 criterios.

Criterios de calidad para un mejor posicionamiento en los buscadores

1. El porcentaje de clics. Cuantos más clics recibe el anuncio, más relevante se considera que es este anuncio.

2. La relevancia del anuncio. Los términos de la búsqueda y los términos utilizados en nuestro anuncio deben coincidir para que tenga una relevancia para el usuario.

3. La experiencia de la página o URL de destino: como hemos mencionado, la estructura de la página influye directamente en el comportamiento que tiene el usuario dentro de ella. Por ejemplo, influye en el tiempo de la sesión, las páginas visitadas o el rebote.

Cuanta más calidad tengan nuestros anuncios y estén mejor considerados por Google, más probabilidad tendremos de ser mostrados en los primeros resultados de las búsquedas. Esto es conocido como posicionamiento SEO, y es un criterio que tiene incluso más importancia que el factor económico, ya que, además, nos ayuda a gastar menos dinero en nuestra publicidad.

A la hora de ganar un mejor posicionamiento en el buscador, podríamos explicarlo de la siguiente forma. Cada vez que alguien realiza una búsqueda, se establece una subasta en AdWords. Es decir, que todos aquellos anunciantes que tienen palabras claves que coinciden con la búsqueda de la persona compiten entre ellos para lograr una posición u otra. Por lo tanto, esto estará determinado con la calidad o Quality Score así como con la coincidencia de las palabras claves.

Asimismo, otros de los aspectos que influyen son el “formato de anuncio», que está basado en diferentes aspectos como la geolocalización o las extensiones de anuncio, entre otros.

Cómo se gestiona la publicidad en Google

Para la gestión de la publicidad, nuestros anuncios están marcados con un coste por clic máximo, es decir, que por cada clic pagamos un precio máximo que hemos establecido previamente. De esta forma, cada clic nunca nos costará más de la cantidad marcada. A mayor coste por clic o CPC hay más posibilidades de que nuestro anuncio aparezca en las primeras posiciones del buscador. Pero nunca debemos olvidar que la calidad es más importante que el dinero que invertimos en el CPC.

Por lo tanto, la publicidad en google es una herramienta muy potente si queremos ofrecer una mayor visibilidad a nuestro negocio. Sin embargo, no solo influye el dinero que estamos dispuestos a pagar por esa publicidad, sino que debemos apostar por un contenido de calidad y que sea realmente útil para los usuarios.

¡Hola! Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar el uso de esta web. Así podemos mejorar tu experiencia de navegación y uso, además de poder mostrarte contenido publicitario de tu interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies